¿Tienes un paquete de correos en la Aduana? Cuidado con esta estafa

¿Tienes un paquete de correos en la Aduana? Cuidado con esta estafa

Justo Romanos

En esta época del año en la que esperamos paquetes que nos envían familiares que están en el extranjero o que corresponden a tiendas online en las que hemos comprado, las estafas aumentan. Los ciberdelincuentes se intentan aprovechar para engañarte y robarte todos tus datos. Una nueva estafa en la que se hacen pasar por Correos nos acaba de poner en alerta.

La pregunta que te hacemos es clara: ¿esperas algo que pueda acabar en la aduana? Quizá seas uno de los miles de españoles que, ahora mismo, están esperando algún envío internacional. Tiendas como AliExpress están en un momento muy dulce, puesto que son miles de pedidos los que se han hecho en las últimas semanas y una gran cantidad de ellos todavía no han llegado. Con la Navidad aumenta mucho el trabajo que hacen en el despacho aduanero. Y eso es de lo que los ciberdelincuentes se están intentando aprovechar.

Su paquete no fue entregado

Este mensaje es muy estándar y lo hemos visto en otras estafas en las que los delincuentes se hacen pasar por Correos. En esta ocasión, el nombre del remitente es «Correos» y en el Asunto se puede leer simplemente «Confirmación».

Un hombre preocupado con la mano en la cara

Si tu correo tiene previsualización es posible que hayas podido leer parte del mensaje y que te hayas quedado con la curiosidad, en especial si estás esperando algún tipo de envío. Pero, como te hemos dicho en otras ocasiones, es conveniente que tengas mucho cuidado y que pongas tus sentidos en alerta, puesto que, en realidad, no hay nada atascado en la aduana que necesite de tu gestión. Y si lo hay, Correos se pondrá en contacto contigo de una manera más oficial o incluso te llegará al buzón de tu casa la carta con la solicitud para el despacho aduanero pertinente.

Así es la estafa

Cuando abres el correo te encuentras con el logo de la empresa y el nombre «Correos». Es muy posible que, como nos ha ocurrido a nosotros, tu programa ya esté detectando el mensaje como sospechoso y que haya bloqueado la descarga de las imágenes. Esa es una buena primera línea de defensa porque así sabrás que los ataques más complejos, que se pueden esconder incluso en archivos de imagen, no llegarán a buen puerto.

Mensaje de estafa enviado en nombre de la aduana

Después de eso podemos leer «Gracias por elegirnos» y un mensaje en el que esta supuesta persona de Correos te informa de cómo no has recibido el paquete porque no se han pagado los derechos de la aduana. Lo siguiente que leemos es que la cantidad a pagar en los derechos es irrisoria: de solo 2,64 euros. Al ser una cantidad tan pequeña, intentan evitar que pensemos en lo que estamos haciendo y que hagamos clic rápidamente.

A continuación, el email nos pide «hacer clic aquí» para proceder al pago en cuestión y que así el paquete de la aduana se pueda liberar y que llegue a tu casa. El correo acaba con unas disculpas por el retraso que se está produciendo y un agradecimiento por tu paciencia. Todo suena tan falso que es difícil picar, pero hay dos factores extra que debemos tener en cuenta. El primero de ellos es que el enlace al que lleva el botón «haga clic aquí» va directamente a una ruta muy sospechosa de myshopify que no inspira ninguna confianza. Puedes ver la ruta en la captura de pantalla que hemos hecho mientras estábamos analizando la estafa. El segundo de los factores es que el remitente del correo electrónico es la dirección «postabg1@gmail.com», que lógicamente no corresponde a ningún email oficial o real que utilice Correos.

Dirección de la estafa de la aduana de Correos

Para entender que es una estafa hay otros aspectos que se pueden analizar. Por un lado, el mensaje comienza con la expresión «Gracias por elegirnos» y, si has tenido contacto con anterioridad con Correos o con la aduana más específicamente, sabrás que esa no es la forma con la que se comunican. Por otro lado, el final del mensaje es tres cuartos de lo mismo con una disculpa y un agradecimiento. No son los métodos habituales de la aduana, nos guste o no.

Otro detalle importante es que no hay ningún tipo de mención a tu número de envío, al origen del paquete que está retenido o al motivo del importe. En último lugar, conociendo a las aduanas, sabemos que tres euros es una cuota muy poco creíble respecto a lo que se suele pagar cuando un paquete es retenido en la frontera.

¡Sé el primero en comentar!