Así puedes evitar un ciberataque en tu red WiFi

El router es desde hace algún tiempo uno de los pilares de la mayoría de hogares. Tener Internet en casa hoy en día es fundamental, gracias sobre todo al gran auge del teletrabajo y las clases online tras la pandemia. Además, gracias al WiFi tenemos conectados al router una gran cantidad de dispositivos, algunos de ellos con información delicada como datos bancarios o personales. Es importante mantener la integridad de estos, más aún cuando cualquiera de nosotros puede ser objeto de un ciberataque.

Estas redes WiFi suelen ser el principal objetivo de los ciberdelincuentes, ya que a través de ella pueden acceder a toda la información de los equipos que hay conectados. Estos indeseables también son capaces de, a través de redes domésticas, acceder a empresas y organizaciones, por lo que mantener un buen nivel de seguridad nuestra red doméstica de Internet es tremendamente importante. Anovo, empresa con más de 20 años de experiencia en servicios de postventa tecnológica, nos da 5 recomendaciones muy útiles para evitar ciberataques de todo tipo.

Cambiar la contraseña del router a menudo

Todos los routers traen una contraseña por defecto para la red WiFi (tanto para la red 2.4 GHz como para la 5 GHz). Es cierto que esta normalmente suele llevar una construcción bastante fuerte con números y letras mayúsculas y minúsculas, pero al ser por defecto del router es uno de los principales enemigos de la seguridad de nuestra red WiFi.

Pegatina-Router

La pegatina de un router con la contraseña WiFi.

Desde Anovo nos recomiendan que cambiemos la contraseña de nuestra red WiFi al menos cada 3 meses. Estas contraseñas deberían tener al menos 16 caracteres cada una, y deberían de combinar de manera «no lógica» tanto letras (mayúsculas y minúsculas) como números y caracteres especiales. Obviamente, esta contraseña nunca debe ser la misma que ya utilicemos para otra cosa, y tampoco debe contener información personal que haga que sea fácilmente deducible.

Mantener oculto el nombre de la red (o SSID)

Te habrá pasado en más de una ocasión que a la hora de conectar cualquiera de tus dispositivos a la red WiFi hayas visto como aparecen otras opciones que se encuentran cerca. Por defecto, todas las redes WiFi aparecerán cuando nos encontremos en su radio de alcance, incluso aunque estas tengan contraseña.

Por esto, es muy interesante que ocultemos nuestra red WiFi. Al hacer esto, tendremos un control total y absoluto de las personas que puedan conectarse a nuestra red WiFi, impidiendo que cualquier ciberdelincuente pueda conocer de su existencia.

Apagar la WiFi cuando no la usemos

Aunque pueda sonar demasiado lógico, lo cierto es que es algo que no solemos tener en cuenta. Si desactivamos nuestra red WiFi cuando nos vamos de casa o cuando estamos durmiendo, evitaremos que nadie pueda acceder a ella.

Si te preocupa desconectar el router, todos estos dispositivos tienen la posibilidad de desactivar la red WiFi sin necesidad de apagar el dispositivo o de desconectarlo de la corriente. Algunos incluso pueden disponer de un botón en el propio router dedicado a ello.

Limitar la potencia de emisión de las antenas

Los routers recién salidos de su caja tienen una configuración en sus antenas para que estas puedan mandar la señal de la WiFi a la mayor distancia posible. Esto obviamente es para viviendas que tienen grandes dimensiones, pero no suele ser necesario para pisos u otro tipo edificios más pequeños.

router-imagen

Las antenas del router son las responsables de emitir la señal WiFi.

Si limitamos la potencia de la emisión de estas seguiremos teniendo señal, y con ello también conseguiremos que alguien que se encuentra fuera de nuestra casa no reciba suficiente señal como para detectar la red y acceder a ella.

Utilizar el cifrado WPA2

Las redes WiFi cuentan con protocolos de seguridad inalámbrica para evitar precisamente que indeseables puedan acceder a ella. Estos han mejorado mucho con el paso de los años, y puede que si tu router es antiguo o si este está mal configurado, estés usando un protocolo más viejo que obviamente es más vulnerable.

Anovo recomienda encarecidamente usar el protocolo WPA2 en nuestros routers, ya que este es mucho más difícil de desencriptar. Algunos dispositivos pueden no ser compatibles con este, pero sí que al menos deberían serlo con WPA. Eso sí, es importante que no usemos WEP, puesto que este tiene unas fallas de seguridad muy importantes.

¡Sé el primero en comentar!