La Policía alerta: tu WhatsApp no está hackeado, por mucho que te lo intenten hacer creer

La Policía alerta: tu WhatsApp no está hackeado, por mucho que te lo intenten hacer creer

Carlos Zapatero

La ciberdelincuencia está a la orden del día. Y cuanto más preparados estemos para hacerle frente, mucho mejor para todos. La razón es clara: ante el constante aluvión de intentos de estafa ante el que nos encontramos inmersos, disponer de la máxima cantidad de información y prevenir a nuestros amigos y familiares es lo mejor que podemos hacer. Y si tiene que ver con WhatsApp, todavía más.

La policía autonómica de Cataluña, conocida como Mossos d’Esquadra, ha alertado recientemente de una nueva estafa que han detectado durante los últimos. En este caso, como viene siendo habitual los últimos meses, WhatsApp es el canal escogido para cometer sus fechorías por parte de los ciberdelincuentes. Que se apoyan en la desinformación y desconocimiento que tienen habitualmente los usuarios de la aplicación para tratar de robar sus datos personales y, en función de la banda criminal, también los datos bancarios.

Como ocurre en el resto de los intentos de estafa que suelen sucederse de manera diaria, conviene estar alerta sobre cualquier movimiento que resulte sospechoso. Como los mensajes de desconocidos que tienen algún error gramatical, los mensajes que se hacen pasar por ciertas instituciones o cuando recibimos códigos de verificación que no hemos solicitado, como ha ocurrido en este caso. Te contamos todos los detalles a continuación y, sobre todo, ¡no piques si te llega un mensaje igual o parecido!

No, tu WhatsApp no ha sido hackeado

De primeras, la llamada asusta. Llega por parte de un número desconocido que, incluso, en algunos casos tiene un prefijo extranjero. Al descolgar la llamada, la persona que se encuentra al otro lado de la misma nos informa que nuestro número de WhatsApp ha sido hackeado y que, para volver a tener el control sobre él, es necesario dar una serie de pasos al respecto que permitan a la aplicación identificarnos como su legítimo dueño.

Acto seguido, nos pedirán un código de verificación que nos llegará a través de SMS. Según los ciberdelincuentes, se trata de un paso que es necesario para demostrar nuestra identidad. Sin embargo, la realidad es que si procedemos a dar este código, automáticamente dejaremos de tener acceso a nuestra cuenta de WhatsApp.

El modus operando es el siguiente: los ciberdelincuentes intentan loguearse con nuestro número de teléfono en la aplicación. Cuando llegan al paso en el que WhatsApp envía el código de verificación para demostrar que ese número de teléfono está con nosotros, es cuando nos llaman y nos muestran el discurso que hemos mencionado previamente, tal y como alerta la Policía.

Si nos encontramos ante esta situación, lo primero que tenemos que hacer es no enviar la información solicitada. Y, acto seguido, proceder a bloquear el contacto y reportarlo a la Policía para que se pueda rastrear y evitar que la banda siga operando con impunidad.

captura del twitter de la policia

Evita las estafas

Como ya hemos mencionado previamente, las ciberestafas están a la orden del día. Continuamente estamos expuestos a recibir mensajes o llamadas como los descritos en este artículo, por lo que es importante extremar las precauciones ante cualquier señal que pueda alertarnos. En caso de duda, siempre es recomendable ponernos en contacto con el remitente en cuestión para comprobar la veracidad sobre cualquier acción que se nos solicite: ya sea la presentación de un nuevo servicio, la petición de nuestros datos bancarios por una promoción nueva o cualquier otra solicitud como la que ocupa este artículo.

Además de ello, es recomendable no coger llamadas de números de teléfono que no resulten conocidos o que tengan prefijos extranjeros si no estamos esperando ninguna llamada que pueda justificar esta toma de contacto.

¡Sé el primero en comentar!