El FBI te recomienda que no guardes la contraseña en el navegador

El FBI te recomienda que no guardes la contraseña en el navegador

Claudio Valero

El FBI, al igual que otras policías y cuerpos de seguridad de otros países, ha adoptado un papel de consejero de seguridad en materia de nuevas tecnologías o Internet. Cada cierto tiempo, la Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos, nos sorprende con consejos de seguridad bastante interesantes, sobre todo para los usuarios menos experimentados que necesitan una guía en esto de navegar por Internet o las redes sociales. Tener unos buenos hábitos en materia de ciberseguridad es clave y hoy vamos con la batería de medidas propuestas por el FBI en relación con los navegadores.

La primera recomendación de este organismo legó al advertir sobre la seguridad de los televisores Smart TV. Entre los consejos, cambiar las contraseñas por defecto, desactivar o tapar la cámara o actualizar siempre que sea posible. Más tarde volvieron a la carga con consejos sobre el WiFi público. De hecho, el FBI recomienda no usar estas redes para nada. Su último consejo de seguridad versó sobre las contraseñas que creíamos que eran seguras y realmente no lo son. Como resumen, recomiendan contraseñas combinadas de 15 o más caracteres.

Consejos de seguridad al usar el navegador

Esta semana, en los Tech Tuesday del FBI nos hablan sobre “construyendo una defensa digital con navegadores”. Como sabemos, los navegadores de Internet como Google Chrome, Mozilla Firefox, Microsoft Edge u Opera son la forma que tenemos para acceder a la red de redes. Por su naturaleza, con como puertas abiertas “al mundo”, lo que aprovechan los ciberdelincuentes para intentar colarse en nuestra casa.

Navegadores

Los ajustes por defecto de los navegadores, siempre según el FBI, pueden hacernos vulnerables a estos ataques. Por ello, nos recomiendan pasar algo de tiempo configurando y ajustando estos ajustes para elevar nuestro nivel de seguridad. Los puntos que nos recomiendan revisar son:

  1. Deshabilite el autocompletado, guardado de contraseñas e historial de navegación
  2. No acepte cookies de terceros
  3. Borre todo el historial del navegador al cerrar el navegador.
  4. Bloquee el seguimiento de anuncios.
  5. Habilite las solicitudes «no rastrear» para enviarlas a sitios web.
  6. Deshabilite la recopilación de datos del navegador.
  7. Cuando se soliciten certificados, asegúrese de que el navegador solicite su permiso.
  8. Deshabilite el caché (o el almacenamiento) de páginas web u otro contenido, o establezca el tamaño del caché en cero.
  9. Habilite las funciones del navegador para bloquear contenido malicioso, engañoso o peligroso.

Además, nos recuerda que podemos optar por extensiones o addons que pueden hacer este trabajo mucho mejor que las funciones nativas del propio navegador. Sin embargo, debemos asegurarnos de instalar extensiones fiables con buenos comentarios y una reputación limpia.

Finalmente, el consejo más habitual de todos que pasa por tener siempre actualizado el navegador a la última versión. De nada sirve adoptar todas las medidas de seguridad si estamos utilizando una versión antigua plagada de vulnerabilidades.