La regla de los 30 segundos para reiniciar el router

La regla de los 30 segundos para reiniciar el router

Rocío GR

Reiniciar el router es algo que hacemos continuamente cuando Internet no va como nos gustaría. Apagamos el router en nuestra casa y lo volvemos a encender si Internet se ha caído, si va demasiado lento, si no tienes cobertura WiFi en una habitación… Pero hay muchas personas que lo reinician mal y no tienen en cuenta un aspecto fundamental a la hora de hacerlo: olvidas cuánto tiempo debes tardar en reiniciarlo y no sirve para nada.

Reiniciar el router te ayuda a solucionar conflictos entre direcciones IP, por ejemplo. O también nos ayuda a optimizar la red WiFi y mejorar el rendimiento. O podemos hacerlo si el aparato se está sobrecalentando y queremos que se enfríe durante un tiempo. Hay muchas ventajas que conseguimos cuando lo hacemos, pero tenemos que saber cómo.

router-wifi-adsl.jpg

Espera 30 segundos

Reiniciar el router es una técnica que funciona. Puede parecer obvia o absurda, pero te ayudará en la mayoría de los casos y solucionará cualquier problema que tengas, pero tienes que hacerlo bien y no es aconsejable que pulses el botón y vuelvas a pulsarlo inmediatamente. Debemos esperar un tiempo para que se apaguen todos los procesos. Solemos encenderlo demasiado rápido, sin dejar tiempo para que todo se desconecte… Y esto hará que lo que acabas de hacer no sirva para nada. Por eso, apunta: hay que tener paciencia y esperar.

Sabemos cómo reiniciar el router y generalmente pulsamos el botón de encendido y apagado una vez. Y volvemos a pulsarlo de nuevo para encenderlo. Apagamos y encendemos al momento. Pero no es así como conseguimos que todo se desconecte. Es importante que pulses el botón de apagado y esperes, al menos, treinta segundos. Una vez que ha pasado medio minuto puedes pulsar el botón de encendido de nuevo. Pero no antes. Aunque no importa si lo dejas más de treinta segundos (un minuto, dos…). Mínimo 30 segundos porque es el tiempo que necesita el aparato para apagarse y reiniciarse por completo, para empezar de nuevo.

Una vez que hagamos esto, verás que las luces empiezan a encenderse poco a poco de nuevo y pasados unos minutos estará funcionando con total normalidad y podremos probar si se ha solucionado el error que nos ha llevado a reiniciar el router.

router-fibra-wifi.jpg

Cómo reiniciar

Más allá de reiniciar desde el botón, podemos reiniciar el router desde la configuración del mismo y accedemos desde el navegador de nuestro ordenador. Simplemente debemos teclear la dirección IP del router en la barra del navegador y entrar en la configuración. Aunque depende del modelo y de la marca que sean unos pasos u otros, todos son parecidos.

  • Ve a 192.168.1.1.
  • Accede con tus datos personales.
  • Ve a Administración y a Configuración.
  • Pulsa en Reiniciar.
  • Espera unos minutos.
  • Prueba de nuevo tu conexión a Internet.

Reiniciar-el-router.png

Debes tener en cuenta, además, que no es lo mismo restablecer que reiniciar. Reiniciar apagará todos los procesos y estará disponible pasado unos minutos. Si restablecemos el router lo que hacemos es restaurar los valores de fábrica y borramos toda la información así que debemos tener claro qué hacemos cuando entramos en la configuración del mismo. Si lo que quieres es restablecer, los pasos serán muy similares:

  • Ve a 192.168.1.1.
  • Accede con tus datos personales.
  • Ve a Administración y a Configuración.
  • Pulsa en Restablecer.
  • Espera unos minutos.
  • Volverá a la configuración de fábrica.

Para qué reiniciarlo

Además de solucionar conflictos entre direcciones IP, optimizar la conexión inalámbrica o enfriar el equipo, hay otra serie de motivos por los que conviene apagarlo y encenderlo esperando medio minuto:

  • El dispositivo se cuelga cada rato: con un simple reinicio podemos conseguir que vuelva a la normalidad. Eso sí, hay que esperar los 30 segundos antes de volver a encenderlo.
  • Saturación en la red: esto pasa cuando con el firmware que se encarga de ofrecer la conexión a Internet está saturado.
  • Actualización de firmware: Por norma general, los routers se actualizan automáticamente, pero puede suceder que de las muchas plantillas que tienen de descarga, alguna no se haya descargado correctamente y esté provocando fallos en el funcionamiento del dispositivo. Un reinicio puede ayudar a descargar esta última actualización desde cero y resolver los problemas de funcionamiento.
  • Al realizar cambios en su configuración: cuando se cambia cualquier ajuste, el propio menú de configuración del dispositivo avisa de que es necesario un reinicio para que se aplique la modificación correctamente.
  • Problemas con el WiFi: Como ya sabemos, el router está compuesto por piezas electrónicas y esto hace que en los conectores y en el propio circuito del router, se generen pequeñas cargas electromagnéticas. Estas cargas pueden hacer que las antenas WiFi no funcionen debidamente. Para solucionar el problema puedes reiniciar el router desconectándolo unos segundos de la corriente eléctrica para que las pequeñas cargas electromagnéticas del conector se liberen.
2 Comentarios