Cómo hacer un traslado de fibra: Qué debes llevar y qué no

Cómo hacer un traslado de fibra: Qué debes llevar y qué no

Rocío GR

Si vas a trasladar la fibra porque te mudas, puede que quieras tener contrato de Internet en tu nuevo domicilio. Pero no sabes cómo se hace o qué debes llevarte. Puede que parezca obvio, pero son muchos los casos de personas que no saben bien cómo se hace este trámite o qué debemos llevar. Así que te explicamos qué debes llevarte si vas a trasladar fibra.

Lo primero que debemos hacer es hablar con nuestro operador para solicitar un traslado de fibra. Puede que esté en tus planes pero no se permita. O simplemente que no tengas cobertura en tu nuevo domicilio así que no te quedará más remedio que solicitar una baja y el alta con otro operador. En cualquier caso, si tu compañía acepta el traslado y todo está bien: ¿qué debes llevarte?

No hay un técnico que va a ir a tu casa para coger las cosas y llevarla a la nueva. No. Tú debes llevarte los diferentes equipos de tu instalación y el técnico se pondrá en contacto contigo para dejarlos listos en el nuevo domicilio. Siempre y cuando se pueda, claro. Pero es habitual que llevemos lo que no debemos. O que nos dejemos lo que debemos llevar. En ese caso, lee con atención los siguientes párrafos para saber qué llevarte y qué no.

Qué te tienes que llevar

Depende de qué tipo de instalación tengas y qué tengas contratado tendrás que llevarte unos aparatos u otros. Generalmente, debemos llevarnos con nosotros el router. En el caso de solicitar un traslado de fibra no van a enviarnos un router nuevo así que debes llevarlo contigo para que el técnico lo enchufe y conecte cuando se acerque a tu nuevo domicilio a terminar la instalación. Si tienes una ONT, llévala también contigo. Y si tienes contratado televisor, no te olvides del decodificador su adaptador de corriente, el cable de red, HDMI y mando.

Que tengamos que llevarlos con nosotros no implica que siempre van a ser utilizados. Es decir, puede que las condiciones de tu nuevo domicilio sean diferentes a las del actual y el router que tengas no sea la mejor opción. O que tuvieses una ONT, pero ahora no te hace falta. Dependerá de si tienes cobertura de fibra directa o indirecta, por ejemplo. También puede darse el caso contrario: tenías una instalación con un único router pero ahora tiene que ir un técnico de otro operador a instalar la fibra antes del técnico de tu compañía a hacer la instalación. Esto ocurriría, por ejemplo, en caso de no tener cobertura directa con el operador que tienes contratado y si en tu nuevo domicilio no está hecha la instalación de fibra.

router viejo

En cualquier caso, lleva contigo los aparatos. Dejarlos olvidados puede suponer que tengas que pagar la penalización que implica haberlos perdido y tener que recibir unos nuevos. El router, la ONT o el decodificador.

No te preocupes si en tu nuevo domicilio los equipos necesarios son otros. El técnico se encargará de instalar los equipos y modelos correspondientes con tu tipo de instalación en caso de que pases de fibra directa a indirecta o viceversa. Eso sí, asegúrate de llevar todos los equipos con sus correspondientes fuentes de alimentación para que el técnico los retire en caso de que sea necesario. Si por algún motivo, no tienes los equipos el día de la instalación, porque estén en el camión de mudanza o porque se hayan extraviado al llevarlos de un lado a otro, no te preocupes. El técnico instalará los equipos necesarios y no tendrán que ser los de tu antiguo domicilio, pero no los pierdas porque la operadora te los solicitará y si no los devuelves, podrían penalizarte. Por otro lado, como explicaremos ahora, nunca arranques nada.

ONT y router

Mantén contigo toda la documentación relevante relacionada con tu servicio de Internet, como contratos, números de contacto de soporte técnico y cualquier otra información importante que pueda necesitar durante el proceso de traslado.

Qué no debes llevarte

Puede parecer absurdo y obvio, pero ocurre en más casos de los que crees. Se solicita un traslado de fibra con el operador y creemos que hay que llevarse absolutamente todo. Cables y roseta incluida. Pero no es así. Como es lógico, la roseta se quedará y los cables de la instalación también. Calma antes de arrancar todo lo que tienes para llevarlo a tu nuevo domicilio porque no hará falta en ningún caso. Desconecta los equipos y ya está.

Solo debes llevarte los equipos, como hemos mencionado antes. Y sus correspondientes cables o adaptadores de corriente para permitir que funcionen. Pero eso y ya está, nada más. Puedes coger los cables Ethernet, pero nunca arrancar la roseta o el cable de fibra. Si tienes dispositivos que requieren adaptadores o conectores especiales para conectarse al router, asegúrate de llevarlos contigo. Esto incluye también cables de extensión o cualquier otro accesorio necesario.

No debes arrancar los cables de fibra que hay en la instalación ni llevar nada salvo los equipos. Ni tienes que llevarte la roseta ni nada similar. Deja la instalación como está, arrancar los cables no solo no te va a servir de nada, sino que perjudicará al próximo propietario o inquilino porque el técnico tendrá que arreglar la instalación. Además, con esos cables no haces nada.

HFC Vodafone

¡Sé el primero en comentar!