El router de tu operador está bien, no lo cambies

El router de tu operador está bien, no lo cambies

Guille Gallego

Una de las dudas que nos viene a la cabeza cuando contratamos un nuevo servicio con nuestra operadora es si el router que nos van a instalar será suficiente. También puede que, en ocasiones, nuestro router tenga cortes o fallos y pensemos que no es de buena calidad o que necesitamos cambiarlo por otro.

Aunque es verdad que podrías utilizar un router de cualquier marca que prefieras y sustituirlo por el que te instala tu operadora, tienes que saber que, en la mayoría de casos, es innecesario y no vas a conseguir un mejor servicio cambiando el router por otro que elijas tú.

Ventajas del router de la operadora

En primer lugar, es lógico hablar de la calidad del servicio que va a ofrecerte la operadora. Cada equipo que una operadora instala, está diseñado y configurado específicamente para que pueda funcionar de la mejor manera en su red. Los ingenieros y desarrolladores encargados de diseñar estos equipos, conocen la infraestructura de la red a la perfección, lo que hace que puedan configurar los routers para que tengan el mejor rendimiento posible, ofreciendo una conexión más estable y rápida.

Además, utilizar el router que te instala el técnico te asegura que sea totalmente compatible con los servicios que has contratado. En muchas ocasiones, estos routers vienen preconfigurados con algunos ajustes específicos para aprovechar al máximo la conexión a Internet y cambiar el router por otro de otra marca podría provocar problemas de compatibilidad y que tengas que hacer configuraciones adicionales, lo que podría afectar también a la calidad de la conexión.

Router de fibra de Orange modelo livebox

Por último, debes saber que los routers de las operadoras reciben continuamente actualizaciones automáticas de firmware para mejorar el rendimiento y la seguridad. Algo que no ocurre de manera automática con otros modelos que puedas utilizar. Pero, más allá de la calidad del servicio que pueda ofrecer, es importante tener en cuenta que, si tenemos un problema con el router de la operadora, será el servicio técnico quien se encargará de solucionarlo, mientras que si instalamos un router de terceros, la operadora no tendría por qué solucionarnos ningún problema ni incidencia que haya provocado un router que no sea de su marca.

Problemas de cambiar el router

Hay ciertas creencias y es muy común escuchar que los routers de terceros siempre superan a los proporcionados por las operadoras si hablamos de rendimiento. Pero, esto no es una verdad absoluta. La calidad de un router depende de varios factores, y algunos routers de terceros pueden no cumplir una serie de especificaciones para que el rendimiento sea el mejor posible. Es importante buscar uno que tenga las características que necesitas para no tener una pérdida de rendimiento importante.

Otro de los motivos por los que se suele cambiar el router de la operadora es por la velocidad, esperando que un router nuevo haga que nuestra velocidad de Internet sea mayor. Pero esto no funciona así, hay otros factores como la congestión de la red o la velocidad contratada que también influyen en este aspecto. Debes tener en cuenta que cambiar a un router más rápido puede no ser suficiente si el resto de elementos de la cadena no van a la par.

Configurar router Smart WiFi 6 Movistar

Por último, es importante destacar la importancia de la personalización en nuestro router. Algunos usuarios prefieren routers de terceros que te dan la posibilidad de una configuración avanzada y permiten que los personalices al gusto. Aunque esto puede ser muy importante para aquellos a los que les encanta la tecnología y las redes, la mayoría de usuarios no necesitan unos ajustes tan personalizados y con la configuración del router de la operadora, suele ser suficiente para un servicio adecuado y de calidad en la mayoría de los hogares.

1 Comentario