Los operadores tendrán 10 segundos para enviarte las nuevas alertas de seguridad

El Gobierno de España anunció en febrero de 2020 que iba a crear un sistema de alertas públicas similar al que ya tienen países como Estados Unidos o Japón. Esta iniciativa, promovida por la Unión Europea, permite recibir mensajes de emergencia en el caso de catástrofes naturales inminentes a nuestro alrededor, como un incendio, terremoto, tsunami o erupción volcánica. Ahora, la CNMC la ha aprobado junto con una mejora para el 112.

Hoy, la CNMC ha anunciado la aprobación de dos informes sobre los Proyectos de Real Decreto (PRD) que regularán el sistema de alertas públicas mediante móviles en caso de catástrofes o emergencias, así como también las comunicaciones de emergencia usando el número de emergencias 112. La propuesta de Real Decreto no es más que la trasposición de la ley 110.1 del Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas en el que se obliga a los países a tener un sistema de emergencias como este.

Alertas en forma de notificación en el móvil

El sistema de alertas que propone la CNMC consiste en un sistema de alerta de difusión en celda (CBS) que las envía directamente a los móviles que se conecten al área afectada. Los avisos se reciben en forma de una ventana emergente en los móviles. El EU-Alert que han elegido países como Países Bajos (NL-Alert), Grecia (GR-Alert), Lituania (LT-Alert), Rumanía (RO-Alert) e Italia (IT-Alert), es una variante del CBS.

eu alert

La CNMC valora positivamente el uso de EU-Alert con CBS, ya que es una solución armonizada a nivel europeo que consume pocos recursos de red, lo cual es clave en un escenario en el que las redes móviles pueden saturarse con facilidad. Además, la CNMC aconseja que se introduzca el sistema lo antes posible, ya que tiene que entrar en vigor antes del 21 de junio de 2022. No obstante, la CNMC recomienda tres mejoras:

  • Notificación de las alertas: que se haga en varios idiomas, ya que España es de los países del mundo que más turistas recibe. Podrían emitirse las alertas, por ejemplo, en el idioma del país de origen de cada teléfono móvil, o al menos hacerlo en inglés.
  • Tiempo límite para la emisión de las alertas por parte de los operadores, donde ha de tardarse menos de 10 segundos en emergencias inminentes, como un tsunami o un terremoto.
  • Acuerdos entre administraciones para que las alertas no se solapen.

Mejoras para el 112

En cuanto al 112 el proyecto propone implementar mejoras, como garantizar la difusión entre la población del servicio de emergencias 112, habilitar el sistema AML (Advanced Mobile Location) para ubicar a una persona a través del GPS de su móvil y no sólo con antenas móviles, incluir llamadas de emergencia desde vehículos con eCall o redes que no son accesibles al público, y garantizar el acceso al 112 a extranjeros o personas con discapacidad. La CNMC valora de manera positiva estos cambios, y recomienda:

  • Una norma única para regular los números de emergencia. Todos los números de emergencia, incluyendo 061, 062, 080, 085, 088, 091, 092 y 1006, deben ser gratis para usuarios y operadores, además de que todos han de recibir la ubicación del llamante
  • Creación de Centros de Recepción de Comunicaciones de Emergencia (CRCE), uno por provincia y uno por isla en el caso de Baleares y Canarias.
  • Advanced Mobile Location (AML): tener en cuenta la normativa de protección de datos antes de ubicar al usuario
  • Llamadas de emergencia en itinerancia: ha de respetarse el fin del roaming dentro de la UE, con condiciones como la gratuidad de los costes de transmisión de la información de ubicación de los usuarios en itinerancia para los operadores de acceso.
  • Unificar la regulación de todos los aspectos relevantes de los servicios de emergencia, en relación con los datos de abonados. Actualmente están por separado, y se recomienda que haya información como datos identificativos y domicilio
  • Aportar a la CNMC los números de emergencia para poder añadirlos a la base de datos europea de este tipo de números.

Fuente > CNMC

¡Sé el primero en comentar!