Llamar al 112: Así funciona el teléfono de emergencias

El 112 es el número de emergencias en España. La gran diferencia con otros teléfonos es que esta línea permite movilizar y coordinar de forma conjunta todos los recursos que hagan falta. Es decir, podemos coordinar recursos sanitarios en caso de un accidente, pero también recursos policiales, bomberos, servicios de rescate, protección civil… Con una llamada movilizamos de forma conjunta a todos los servicios posibles y está disponible en toda España, con coordinación dependiente de cada Comunidad Autónoma.

Podemos llamar al 112 desde cualquier país de la Unión Europea. Desde el año 2008 está disponible para todos los estados miembros aunque algunos de ellos siguen manteniendo otros teléfonos de emergencia o números propios. En España, podemos llamar al 112 y es la línea recomendada en caso de situaciones de emergencia.

Generalmente, aunque depende de cada Comunidad Autónoma, el 112 cuenta con atención multilingüe por lo que no encontraremos ningún problema para que nos entiendan incluso si no eres español y estás en España por tiempo limitado. Así lo explica la Junta de Andalucía en su página web de emergencias ya segura que atienden en español, inglés, francés, alemán y árabe. Si llamamos desde el extranjero lo habitual será que el idioma en el que nos atiendan sea la lengua oficial del país en el que nos encontremos en ese momento.

Cuándo llamar al 112

No es un teléfono de información. Hay otros teléfonos de información médica o sanitaria (como números de atención e información sobre el coronavirus) y una gran parte de las llamadas que recibe este número, de forma errónea, son llamadas improcedentes para pedir información o para bromas (algo no recomendado, como veremos en los próximos párrafos)

Es un teléfono destinado a casos de emergencia o casos de urgencia. Tienes que llamar al 112 en caso de sufrir o accidente o presenciarlo, de incendios, de asistencia sanitaria urgente, de presenciar o vivir un robo, una agresión. Debemos llamar en caso de accidente de tráfico, en caso de presenciar un ataque o pelea grave en la calle, en caso de incendio o quedar atrapado en un vehículo, etc. ¿Cómo saber cuándo llamar? La clave para hacerlo es valorar si estamos en una situación de peligro inmediata, sea cual sea la causa. No si tenemos una duda, una consulta…

112

La gran ventaja de este teléfono es que es “para todas las emergencias” para activar las alertas de forma simultánea. No tienes que llamar a los bomberos en caso de incendio, pero también a la ambulancia si en el incendio hay heridos sino que automáticamente todo se moviliza y conseguimos mejores tiempos de respuesta. Como es lógico, el teléfono está disponible los 365 días del año las 24 horas al día. Además, automáticamente la red de telefonía nos manda al centro de atención de emergencias más cercano para que la atención sea lo más rápida posible.

Cómo llamar

Hay una serie de consejos que dan las autoridades a la hora de llamar al 112. Lo primero es que lo hagamos de forma segura. En caso de accidente de tráfico debemos retirarnos de la calzada y protegernos en la medida de lo posible. Cuando llamemos, recibiremos una serie de preguntas que debemos responder de forma concisa: normalmente nos pedirán nuestro nombre, ubicación, nuestro teléfono para llamar más tarde en caso de enviar a servicios de emergencia.

Lo habitual es que debas responder dónde es el lugar de la emergencia lo más preciso posible, qué está ocurriendo o cuál es el teléfono de contacto. Además, caso de atención sanitaria lo lógico será que tengamos que responder más preguntas para saber la gravedad, la prioridad o el equipo que deben mandar para auxiliarte.

Precio

La llamada es gratuita y podemos hacerla desde cualquier lugar incluso si nuestro teléfono móvil no tiene cobertura o si nuestro teléfono móvil se ha bloqueado. Podemos llamar desde fijo o móvil y es un teléfono que no tiene ningún coste para el usuario independientemente de la asistencia que necesite.

Podemos llamar desde cualquier smartphone incluso si no sabemos el código PIN o si no tiene la tarjeta SIM introducida. Verás que permite marcar el 112 antes de meter el código e iniciar el teléfono. También se permite llamar sin tener saldo si tienes una tarifa prepago y necesitas hacer una llamada de emergencia.

Eso sí, debemos tener en cuenta que no todos los números de emergencias son gratuitos. Hay números que tienen un coste asociado como el 080 de los bomberos local, el 091 de la Policía Nacional, el 092 de la Policía local o el 061 de asistencia sanitaria de la Comunidad Autónoma o el 062 de la Guardia Civil nacional Estos teléfonos sí tienen coste en casi todos los operadores pero llamar al 112, como hemos explicado, es totalmente gratuito en cualquier ciudad de España o país de la UE.

112

Cuidado con las bromas

Como es lógico, no debemos llamar al 112 para hacer bromas o pasar un buen rato al teléfono porque la gracia puede salir muy cara. Hay sanciones que cuestan miles de euros. Hacer una broma al 112 puede implicar una multa desde los 150 euros hasta los 600.000 euros si queremos alertar de algo que no está sucediendo de verdad.

Es el caso de un joven de Sevilla que en el año 2017 fue detenido tras numerosas llamadas a teléfonos de emergencia avisando de delitos que no estaban siendo cometidos. Al mandar a los agentes hasta un punto concreto aprovechaba para delinquir en otros puntos de la ciudad, según recoge la Cadena Ser. También en el año 2021 en Valencia ocurrió un suceso parecido: según recoge el medio ABC, una alerta falsa de teléfono en agosto de 2021 en Sueca avisaba de una agresión multitudinaria con arma blanca. Se movilizó a Policía y Guardia Civil y a una unidad sanitaria del SAMU pero esa pelea nunca existió. El joven de 26 años que realizó la llamada fue sancionado y este tipo de comportamientos pueden conllevar económicas de hasta 600.000 euros.

Cada mes, se contabilizan unas 300 bromas en servicios de emergencias… En el año 2017 el número de bromas fue de 8.000 durante los doce meses y en el año 2017 fue de más de 5.000 bromas, por ejemplo. Son infracciones muy graves que pueden salir muy caras.

4 Comentarios