China se pone seria y anuncia que va a acabar con las redes IPv4

El IPv4 se encuentra en plena crisis. Las direcciones IP tradicionales cada vez escasean más, lo que hace aumentar su precio. A su vez, se crean nuevos impedimentos, como que es difícil que se creen nuevos operadores. La adopción de IPv6 sigue siendo muy lenta en el Internet en general, y por ello no es de extrañar que haya países como China que hayan tomado medidas como las anunciadas hace unos días.

En concreto, la Administración del Ciberespacio y la Comisión de Asuntos del Ciberespacio de China han anunciado un nuevo plan para la adopción masiva de IPv6 en todo el país. Con estas medidas quieren que para el año 2023 haya 700 millones de usuarios que hagan uso de IPv6 de manera activa, así como 200 millones de dispositivo del IoT.

Para cumplir ese objetivo, han anunciado una serie de medidas que empezarán a ser de obligatorio cumplimiento a partir de 2023. Por ejemplo, encontramos que todos los routers vendidos a partir de 2023 tendrán que ser compatibles con IPv6 y traerlo activado por defecto. También habrá más dispositivos que tendrán que ser compatibles obligatoriamente, con el fin de que la mitad del tráfico móvil use IPv6, y que el 15% de todo el tráfico de las áreas metropolitanas esté enrutado enteramente por IPv6.

ipv6 red

Para finales de 2023, todas las nuevas redes desplegadas en el país no podrán usar IPv4, de manera que los despliegues existentes se irán sustituyendo poco a poco. Posteriormente, para 2025, se espera que 800 millones de usuarios del país hagan uso de IPv6, mientras que los dispositivos del IoT pasen a ser 400 millones. El 70% del tráfico total del país deberá ser IPv6.

En 2030 todo será IPv6 en China

Así, para 2025, el objetivo es que la mitad de los routers utilicen este protocolo, con un 20% del tráfico en áreas metropolitanas y todas las webs del gobierno del país siendo compatibles. Además, el 95% de las principales webs y apps tendrán que tener soporte para IPv6. A partir de ahí, el objetivo es que cinco años después (2030), todo el país tiene que funcionar únicamente con IPv6, por lo que IPv4 ya pasaría a estar completamente muerto.

No es de extrañar que China, el país más poblado del mundo, pida que se acelere el despliegue de IPv6, ya que en comparación por ejemplo con Estados Unidos, tienen muchísimas menos direcciones IP. De hecho, Estados unidos tiene un tercio de todas las direcciones IPv4 del mundo y pudieron asignarlas como quisieron. De hecho, fueron asignando millones de direcciones a empresas. Por ejemplo, Ford o Apple tienen 16,7 millones de direcciones cada una.

En total, Estados Unidos tiene 1.565 millones de direcciones IP, unas 4,5 veces más que China, que tiene 352,5 millones de direcciones IP asignadas. En comparación, Estados Unidos tiene unas 5 direcciones IPv4 por habitante, mientras que China tiene 0,25 direcciones por habitante, o una dirección por cada 4 habitantes. En definitiva, unas 20 veces menos direcciones disponibles.