¿Nuevo artista en Spotify? Prepárate para la ruina si te escuchan desde España

La plataforma de streaming musical líder a nivel mundial siempre ha sido objeto de críticas por parte de los artistas por los honorarios que éstos reciben por cada reproducción. A continuación, te vamos a explicar desde dentro cómo funciona todo en Spotify y lo que supone para un nuevo artista español posicionarse dentro del servicio pagando por publicidad para tener una mínima visibilidad.

Nada mejor que una afición para editar un par de discos sin ningún tipo de aspiración profesional y vivir desde dentro cómo funciona el sector. El mundo de la música ha pasado de ser un negocio cultural a un negocio de marketing que a día de hoy siguen moviendo las grandes discográficas y los medios de comunicación. Artistas como Bad Bunny (48 millones de oyentes mensuales), Maluma (33 millones), Rosalía (26 millones) son los líderes de la plataforma. También hay otros fenómenos que han irrumpido con fuerza como es el caso de Paulo Londra que, con apenas 24 años ya ha superado los 20 millones de oyentes mensuales. Todas estas estrellas aglutinan la totalidad de los royalties que abona la empresa de streaming cada año, cerca de 2.000 millones de dólares. ¿Cuánto supone cada reproducción? La primera cuestión a tener en cuenta es la geolocalización y ahí es donde España sale mal parada frente a otros países.

Lo que paga Spotify por cada stream

Si buscas en Internet encontrarás mucha información sobre el tema, pero en el siguiente reportaje te vamos a explicar lo que puede llegar a recibir un músico que acaba de empezar y quiere tener un mínimo de presencia en la plataforma. Según apuntan diferentes publicaciones, los artistas reciben de media unos 0,003 – o,004 euros por cada reproducción asumiendo que un cantante consagrado se escuchará en todo el planeta. Si nos centramos solo en España las cifras cambian y la media cae hasta 0,00046 dólares de media, estáis leyendo bien, tres ceros.

En la imagen superior aparece el cuadro de mando de mi disco «Empezar porque sí«, lanzado el pasado mes de junio y que ha acumulado más de 128.000 reproducciones y ha generado apenas 60 dólares. El 95% de los streams han sido en España y por eso el precio que abona Spotify es muy inferior a las medias que pueden recibir artistas internacionales. Además, en caso de querer retirar los beneficios habrá que pagar otro 2% adicional de comisión que en este caso se llevará Paypal. A continuación, podéis ver lo que ha generado cada canción en función de las reproducciones.

Lanzamiento de un disco y presencia en la plataforma

Cuando un artista empieza de cero y no tiene una discográfica que le apoye y le posicione en las diferentes plataformas debe recurrir a empresas de distribución de música que se encargan de todo ello. Las más conocidas son las siguientes; LANDR, CD Baby, Avid Play, TuneCore, Ditto Music o MondoTunes. Básicamente cobran entre 30 y 50 dólares anuales de media y se encargan de distribuir en todas las plataformas (Spotify, Amazon Music, Apple Music, Tidal, etc). Desconocemos si perciben algún tipo de comisión por cada stream pero lo cierto es que son la única forma de aparecer en los principales servicios de streaming y agrupar los beneficios en una única cuenta.

Visibilidad en Spotify

Subir un disco a la principal plataforma de streaming es gratis pero la visibilidad es nula y eso es un verdadero problema para los artistas que empiezan desde cero. Precisamente TikTok se dio cuenta de este problema que también sucede en el resto de redes sociales y a los nuevos «TikTokers» les premia con visibilidad si ofrecen un contenido bueno y podemos ver cuentas con pocos seguidores, pero decenas de miles de reproducciones. En el caso de Spotify, toca pasar por caja si quieres que los usuarios conozcan tu música y prepárate porque los precios no son para nada razonables.

Tal como se puede apreciar en la imagen, una campaña de 2500€ con un anuncio en formato audio que invita a disfrutar del nuevo disco ofrece unos resultados muy mediocres y el precio de cada click es superior a 1 euro. Una discográfica tiene capacidad de realizar una gran campaña en Spotify para dar visibilidad a un artista, alguien que empieza de cero es imposible que pueda sostenter estos costes, sobre todo porque los resultados son muy pero que muy discretos.

Opciones más económicas para tener visibilidad en Spotify

Existen empresas que se dedican al marketing dentro de la plataforma y lo que ofrecen es la posibilidad de que perfiles con muchos seguidores y con listas de canciones te incluyan en sus listados previo pago. Soundcampaing es una de las alternativas utilizadas para tener visibilidad, pero el problema es que la mayor parte de los «analistas musicales» son de habla inglesa y a un artista español poco o nada le puede a aportar. La buena noticia es que la empresa devuelve el dinero si no es capaz de incluirte en listas.

Con este panorama, un músico lo tiene muy complicado para llegar a vivir de sus canciones utilizando las plataformas digitales. Curiosamente el formato físico es mucho más rentable ya que el coste aproximado de editar un CD con una portada es inferior a 2 euros. Con vender únicamente 10 discos a un precio de 10 euros ya se gana más dinero que obteniendo 128.000 reproducciones en Spotify. Queda claro que la música se ha convertido en un negocio de marketing dominado por una gran plataforma que no duda en pagar 60 millones de euros anuales al F.C Barcelona por cambiar el nombre a su estadio y patrocinar su camiseta, pero tiene a los músicos pequeños completamente desatendidos.

9 Comentarios