Qué potencia eléctrica contratar

Qué potencia eléctrica contratar

Redacción

Acertar con qué potencia eléctrica contratar es importante a la hora de controlar el gasto de la luz. Si te pasas, estarás pagando de más en tu factura de la luz y si te quedas corto, seguramente tendrás cortes del suministro que te harán la vida imposible. En Gana Zone hemos preparado este artículo en el que te contamos cómo calcular la potencia de luz necesitas contratar.

La potencia eléctrica es la cantidad de kilovatios (kw) que puedes consumir simultáneamente en la red eléctrica de tu casa. Es decir, la cantidad de electrodomésticos que puedes utilizar al mismo tiempo sin que salte el automático. Cuanta más potencia eléctrica tengas contratada, más aparatos eléctricos podrás tener encendidos al mismo tiempo.

¿Alguna vez te has quedado a oscuras al utilizar el horno y la aspiradora al mismo tiempo? Entonces, es posible que tengas contratada una potencia eléctrica demasiado baja. Si, por el contrario, nunca te salta la luz al utilizar simultáneamente muchos aparatos al mismo tiempo, es probable que tengas contratada una potencia demasiado alta y estés pagando de más.

Cómo saber qué potencia eléctrica tengo contratada

A estas alturas, es posible que te estés preguntando cómo puedes saber qué potencia de luz tienes contratada en casa. Puedes consultarlo en cualquier momento en tu factura. Ahí encontrarás la potencia eléctrica en el término de potencia.

precio luz electricidad tarifas¿Cómo puedes saber si tienes más potencia eléctrica de la que necesitas? Es sencillo: enciende todos los aparatos de tu casa a la vez. Si no te salta la luz en ningún momento, es que tienes una potencia demasiado alta. Rara vez vas a tener todos los electrodomésticos y luces de tu casa encendidos, ¿verdad? Entonces, ¿para qué pagar por una potencia elevada para una situación improbable?

No hay duda de que bajar la potencia te permitirá ahorrar en tu factura de la luz. En concreto, 50€ al año por cada kW que bajes. No obstante, si tienes una potencia demasiado baja, sufrirás cortes de luz cada vez que utilices varios aparatos al mismo tiempo.

Un indicador de que tienes una potencia adecuada es que la luz te salte una o dos veces al año en momentos en que exiges un extra a tu red eléctrica. Esto te ayudará a decidir qué potencia eléctrica contratar.

Qué potencia eléctrica debo contratar

Para saber qué potencia de luz contratar, lo importante es saber cuántos electrodomésticos vas a utilizar al mismo tiempo. Piensa qué aparatos necesitas utilizar simultáneamente en tu día a día para calcular la potencia máxima que vas a exigirle a tu red.

Además, deberás pensar en qué situaciones vas a necesitar conectar más aparatos eléctricos para poder tener un margen que te permita atender a esos momentos puntuales en que necesitas una potencia mayor.

tarifa fija

Por otro lado, debes saber con la nueva normativa tarifaria puedes tener dos potencias contratadas: una para las horas punta (8:00 a 00:00) en las que el precio es más alto y otra para las horas valle (0:00 a 8:00), en que la potencia es más barata.

Aumentar la potencia y desplazar el uso de los aparatos a las horas valle te permitirá ahorrar en tu factura de la luz. Esto es especialmente beneficioso para los usuarios de coche eléctricos, que pueden cargar el vehículo durante las horas más baratas.

Qué potencia gastan mis electrodomésticos

Como te decíamos, la clave para calcular qué potencia eléctrica contratar es saber cuántos kilovatios consumen los electrodomésticos que más sueles usar. Aunque no es necesario saber estas cifras al dedillo, puede ser interesante conocer la potencia de los electrodomésticos más comunes.

  • La nevera consume aproximadamente 0,25 kw. Debes tener en cuenta que es de los pocos electrodomésticos que siempre está en marcha, por lo que consume potencia en todo momento.
  • Televisión: entre 0,15 y 0,475 kw en función de las pulgadas y si es LCD o plasma.
  • Horno: Entre 1,2 y 2,2 kw.
  • Lavadora: entre 1,5 y 2,2 kw.
  • Aire acondicionado: entre 0,9 y 2 kw.
  • Calefacción: entre 1 y 2,5 kw.
  • Vitrocerámica: entre 0,9 y 2 kw.
  • Microondas: de 0,9 a 1,5 kw.

Esto quiere decir que si sueles poner la lavadora (1,5 kw) mientras preparas la cena en la cocina eléctrica (0,9 kw) y ves la televisión (0,15 kw), necesitarás al menos una potencia de 2,8 con la nevera en marcha. Eso sin tener en cuenta el consumo de la iluminación.

 Cómo cambiar la potencia eléctrica en casa

Es importante tener en cuenta que la potencia eléctrica es un gasto fijo en tu factura. Esto significa que seguirás pagando por ella independientemente de tu consumo.

La buena noticia es que eres tú quien tiene el poder de decidir qué potencia de luz contratar y, una vez contratada, puedes subir o bajar tu potencia según tus necesidades. En Gana Energía, siempre apostamos por optimizar al máximo la potencia eléctrica y ahorrar en la factura de la luz.

Si quieres bajar la potencia eléctrica de tu casa, debes hablar con tu comercializadora y pagar una cantidad en concepto de derechos de enganche que se cobrará en tu próxima factura.

Para subir la potencia de luz, deberás pagar los derechos de extensión y acceso, una cantidad estipulada por el BOE y que es la misma en todas las compañías.

Además, deberás tener en cuenta la potencia máxima que soporta la instalación. Esta cantidad viene marcada por el boletín eléctrico. Si necesitas una potencia mayor, tendrás que renovar la instalación y pedir un nuevo boletín eléctrico.

Si estás contratando el suministro eléctrico por primera vez, el boletín eléctrico también te servirá para conocer hasta cuántos kW de potencia puedes contratar.

¿Tienes más claro qué potencia eléctrica contratar? En Gana Energía. siempre decimos que la mejor manera de ahorrar es optimizar nuestra factura. Y eso pasa por tener la potencia adecuada. Recuerda que nuestros asesores pueden resolver tus dudas y recomendarte los mejores hábitos y tarifas de luz.