Kindle bloqueado: causas y soluciones rápidas

Kindle bloqueado: causas y soluciones rápidas

Carol Álvarez

Cuando tu fiel compañero de lectura, el Kindle, se bloquea y te deja sin poder disfrutar de tus libros electrónicos, piensas que tienes un problema. La pantalla táctil se niega a responder y los intentos de apagarlo resultan infructuosos. La situación se complica aún más cuando intentas conectarlo a la red y, para tu sorpresa, tampoco carga. ¿Qué puedes hacer?

Es indudable que es un dispositivo popular para la lectura de libros electrónicos, pero a veces puede experimentar bloqueos inesperados y dejar de responder. Aunque no es algo común, es posible que te encuentres en la situación frustrante de tener un Kindle bloqueado y sin respuesta. Antes de querer contactar con atención al cliente, venderlo en Wallapop o comprarte uno nuevo, te contamos cómo arreglarlo.

No es normal que se bloquee

Cuando tu dispositivo se bloquea o deja de responder, es probable que se deba a una combinación de factores, entre ellos:

  • Sobrecarga del procesador

Puede que el Kindle se haya quedado bloqueado por una sobrecarga en el procesador del mismo. Especialmente si es demasiado antiguo y tienes un modelo algo obsoleto con menos potencia. Estos eReaders tienen capacidades de procesamiento limitadas, por lo que si se le exige demasiado, puede agotarse y bloquearse. Este problema suele ocurrir cuando se utiliza el navegador web para acceder a páginas con contenido pesado o complejo.

  • Error del sistema

En ocasiones, por un error del sistema, la aplicación puede atascarse y seguir fallando. Puede ser por la memoria caché o por cualquier error del dispositivo. Que el Kindle se quede bloqueado puede deberse a un error de sistema de este tipo y simplemente deberíamos apagarlo y esperar.

  • Problemas de memoria

También tienen una cantidad limitada de memoria, y cuando se llena con una gran cantidad de datos, puede llevar al bloqueo del dispositivo. Esto puede ocurrir si se descargan y almacenan muchos libros electrónicos, archivos, etc. En ese caso, conviene que revises tu biblioteca del Kindle y elimines todo lo que ya no vas a leer para aligerar el espacio. Aunque normalmente caben miles de títulos.

  • Batería baja

Una batería con poca carga puede afectar al rendimiento y provocar bloqueos. Cuando la batería está baja, el dispositivo puede no tener suficiente energía para funcionar correctamente, lo que puede resultar en congelamientos y respuestas lentas. Solucionarlo es muy sencillo, así que basta con que lo conectes al cargador para que puedas solucionar este problema.

  • Firmware desactualizado

Si tu Kindle no ha recibido actualizaciones de firmware durante un tiempo, es posible que esté utilizando una versión obsoleta del software. Esto puede generar incompatibilidades y conflictos con las funciones y aplicaciones más recientes, lo que eventualmente podría llevar al bloqueo del dispositivo.

  • Acceso a Internet

Si no hay conexión adecuada, es probable que el dispositivo no cargue contenido y muestre la pantalla en negro. En este caso, asegúrate que el WiFi llega correctamente.

Es importante tener en cuenta estos posibles problemas al enfrentarse a un Kindle bloqueado. Identificar la causa raíz puede ayudar a tomar las medidas adecuadas para resolver el problema y recuperar la funcionalidad normal.

pantalla kindle bloqueada

Soluciones efectivas

En situaciones donde su Kindle se bloquea, es posible solucionar el problema reiniciándolo. Si el bloqueo se debe a una sobrecarga del procesador o la memoria, un reinicio borrará todo y restaurará el funcionamiento normal del dispositivo. Sin embargo, si esto no funciona, hay otras soluciones que puede intentar.

  • Reinicia el dispositivo

Cuando tu ebook se bloquea, la forma más efectiva de resolver el problema es reiniciando el dispositivo. Si lo prefieres, puedes esperar unos minutos para ver si se desbloquea, pero reiniciarlo es un proceso rápido y sencillo que no borrará ningún dato. Para reiniciarlo, si no responde, mantén presionado el botón de encendido hasta que la pantalla parpadee y luego suelta el botón. El dispositivo se reiniciará y podrá reanudar la lectura.

  • Carga el eReader

En algunos casos, es posible que tu Kindle bloqueado no se reinicie, incluso si mantiene presionado el botón de encendido durante 40 segundos o más. Si eso sucede, intenta cargarlo primero. Después de hacerlo durante varias horas, verifica si funciona correctamente. Si aún está bloqueado, déjalo conectado al cargador y luego presiona y mantén presionado el botón de encendido. La pantalla debería parpadear después de unos 10 a 40 segundos y él se reiniciará.

  • Actualiza el firmware

Si experimentas bloqueos recurrentes, es posible que el firmware del Kindle esté desactualizado. Después de reiniciarlo utilizando uno de los métodos descritos anteriormente, intenta actualizar el firmware. Visita la página de actualización de software de Amazon y descarga la actualización correspondiente. Luego, conéctalo al ordenador mediante un cable USB y arrastra el archivo de actualización de firmware al eReader. Desconéctalo y toca Menú (tres puntos verticales) > Configuración > Menú (tres puntos verticales) > Actualizar el Kindle.

  • Restablecimiento de fábrica

Si el Kindle sigue teniendo problemas de bloqueo, podríamos intentar hacer un restablecimiento de fábrica. Ten en cuenta que esto borrará todos los datos de tu dispositivo, por lo que deberás volver a conectarlo a la cuenta de Amazon y descargar de nuevo los libros.
Para hacerle un reseteo a la configuración de fábrica, iremos a Menú > Configuración > Opciones del dispositivo > Restablecer. En Kindle más antiguos es posible que tengamos que dale a Restablecer dispositivo nuevamente > SÍ.

¿Y si nada de lo anterior funciona?

Si bien es cierto que el Kindle es un dispositivo que está desarrollado en específico para manifestar una gran durabilidad, la realidad es que también nos podemos encontrar con ciertas unidades que tienen algún tipo de fallo que pueden provocar un descenso de su vida útil.

Si nada de lo que hemos mencionado en este artículo funciona, la mejor opción por la que puedes decantarte es por contactar con el servicio técnico de Amazon para recibir asesoramiento personalizado. En función del año de compra de tu Kindle, es probable que ya no se encuentre en garantía y la reparación pueda tener coste si no está cubierta.

En cualquier caso, una llamada, un chat o un correo electrónico nos va a despejar cualquier duda a la hora de poder consultar con sus especialistas sobre cualquier decisión que deseemos tomar al respecto.

Valorar otras alternativas de compra

Si Kindle no ha sido la mejor opción que has tomado para disfrutar de la lectura de tus libros favoritos porque has tenido una mala experiencia, puedes valorar la compra de otros productos similares al ebook de Amazon.

Por un lado, puedes declinarte por la marca PocketBook, donde puedes ver a todo color las imágenes que aparezcan en el texto, así como cómics u otro tipo de viñetas que proyectan un estilo más dinámico. Este puede ser uno de los motivos determinantes a la hora de elegir un modelo u otro, ya que, por el momento, los Kindle de Amazon no son capaces de ejecutar libros a color, sino en blanco y negro.

Otra alternativa que puedes barajar es Kobo, que cuenta con certificación contra salpicaduras de agua en algunos de sus artículos, como Kobo Libra H2O, lo que posibilita que te lo puedas llevar a la playa o a la piscina sin ningún tipo de pudor. Además, su pantalla es uno de sus alicientes, pues cuenta con resolución HD.

Sea como fuere, Kindle es uno de los mejores ebook que puedes encontrar en el mercado, pero nunca está de más conocer a la competencia en el supuesto de que no hayas tenido buenas impresiones en cuanto a su uso y disfrute.

¡Sé el primero en comentar!