Esta alternativa a la Raspberry Pi tiene HDMI 2.1 y Android

La Raspberry Pi sigue siendo hoy en día un éxito de ventas gracias a su reducido precio y gran apoyo de la comunidad, donde podemos tener un ordenador completamente funcional por muy poco dinero. Por ello, no es de extrañar que haya multitud de productos que ofrezcan funcionalidades similares, y algunas incluso las mejoren. Ese es el caso de la nueva Banana Pi.

La Banana Pi BPI-M2 Pro es el nuevo modelo que la compañía ha lanzado al mercado. Fue anunciado a principios de año, pero no había salido a la venta hasta ahora, con un precio de 56 euros con envío incluido.

Banana Pi BPI-M2 Pro: rival de la Raspberry Pi

Esta nueva placa cuenta con un procesador Amlogic S905X3 con cuatro núcleos ARM Cortex-A55. Le acompañan 16 GB de memoria interna y 2 GB de RAM, además de un slot para tarjetas microSD para tener más almacenamiento disponible o poder cambiar más cómodamente entre sistemas operativos.

La placa está orientada también a la programación gracias a su puerto GPIO de 40 pines compatible con Raspberry Pi, además de contar con dos USB 3.0, un micro USB 2.0, y un puerto Ethernet Gigabit. A nivel de vídeo, contamos con un puerto HDMI 2.1, aunque extrañamente sólo ofrecer señales en 4K a 60 Hz.

Banana-Pi-BPI-M2-Pro

Esta limitación de vídeo tiene que ver probablemente con el SoC que equipa, ya que el Amlogic S905X3 sólo es compatible con señales 4K a 60 Hz. Para poder procesar señales 4K a 120 Hz habría sido necesario contar con el Amlogic S905X4, que las procesa con el códec AV1, aunque a nivel de salidas de vídeo sigue capado a 4K a 60 Hz. Sea como fuere, tenemos la posibilidad de ver contenido en HDR, por lo que puede ser un reproductor ideal para conectar al televisor además de para jugar a emuladores y todo tipo de usos.

Android y Linux: gran compatibilidad de sistemas

Más allá de decisiones inexplicables, la Banana Pi cuenta con WiFi 5 y Bluetooth 4.2 con el popular chip RTL8821CU, y multitud de sistemas operativos que podemos instalar en ella. Entre ellos encontramos Android 9.0 Pie o Linux, con distribuciones como CoreELEC, Debian y Ubuntu, ideal para hacer proyectos con la Rasbperry Pi.

Su peso es de 58 gramos, y tiene unas dimensiones de 63 x 63 mm. También tenemos un conector de corriente de 5 V y 3 A. La compañía que lo desarrolla, SinoVoip, lanza de esta manera su segundo dispositivo con el procesador S905X3, reduciendo el precio con respecto al modelo anterior, aunque equipando a cambio menos memoria RAM.

Su precio, como decíamos antes, se sitúa en torno a los 56 euros dependiendo de dónde lo compremos, ya que actualmente sólo se encuentra a la venta en algunas tiendas de exportación de China. La generación anterior, la BPI-M4, contaba sólo con 1 GB de RAM y 8 GB de memoria interna, por lo que ahora tenemos un hardware más equivalente a lo que encontramos en la Raspberry Pi. Se mantiene la compatibilidad con generaciones anteriores, con módulos como carcasas metálicas.

¡Sé el primero en comentar!