Telefónica ya no está entre las cinco operadoras más valiosas de Europa

Telefónica ha pasado de ser la segunda operadora más valiosa de Europa a la sexta. La teleco española ha perdido un 72% de capitalización bursátil en los últimos cinco años y la tendencia bajista del selectivo español por el impacto del coronavirus no invita al optimismo.

La operadora presidida por José María Álvarez-Pallete vale poco más 18.500 millones de euros y atrás quedan los años dorados donde incluso llegó a superar los 100.000 millones de capitalización bursátil. El 12 de octubre de 2007 la teleco española tocó los 21.90 euros por acción tras anunciar su plan de negocio que contemplaba un aumento importante del dividendo y una política expansiva por diferentes mercados. Trece años después la situación ha cambiado por completo; la operadora no levanta cabeza en bolsa y peligra su permanencia en el EuroStoxx 50, el índice europeo que agrupa a las 50 empresas más importantes del continente.

El coronavirus castiga más a Telefónica que al propio IBEX 35

El 19 de febrero de 2020 comenzó la debable en el selectivo español cuando Italia comenzó a confinar a la población. El pánico se adueñó de las bolsas europeas y desde entonces no han dejado de caer. Por el contrario, Estados Unidos que vivió varias semanas de vértigo en los mercados no solo recuperó lo que había perdido por culpa del COVID-19, en este momento se encuentra en máximos históricos y algunas empresas como Apple, Microsoft, Amazon o Google están batiendo récords. Solo estos cuatro gigantes acumulan una capitalización bursátil conjunta de 6,36 billones de dólares, prácticamente el PIB de Alemania y Francia junto.

Volviendo a España, el selectivo que agrupa a las empresas más importantes ha caído desde el inicio de la pandemia un 30% mientras que Telefónica ha perdido un 47%. El mercado está penalizando la deuda, la caída de los ingresos y sobre todo la ausencia de un plan específico que recupere la ilusión de los inversores. La operadora comunicó en noviembre su plan estratégico concentrando todo su esfuerzo en cuatro mercados y adoptando decisiones coherentes, sin embargo, la acción sigue perdiendo valor mientras que sus rivales consiguen amortiguar la caída en los mercados donde cotizan.

En este momento la operadora ha pasado de ser la número dos de Europa a la número seis y ha sido superada por compañías como la noruega Telenor o la suiza Swisscom que hace unos años estaban muy lejos del valor de Telefónica. En cabeza se encuentra Deutsche Telekom con una capitalización bursátil de 72.000 millones seguida de Vodafone que capitaliza cerca de 31.000 millones y Orange que ronda los 27.000 millones.

¿Cómo se presentan los próximos meses?

Es indudable que la situación de la bolsa española y de la economía doméstica tienen un papel importante en la cotización de la teleco pero lo cierto es que está siendo más castigada que otras empresas del selectivo. El sector de las telecomunicaciones necesita un cambio de regulación urgente que frene en seco la destrucción de valor que han vivido las grandes operadoras en los últimos años en Europa. Si comparamos los clientes que tiene Telefónica a nivel mundial con los abonados que tienen Verizon o AT&T el número es similar, sin embargo las cotizaciones están a años luz. La primera operadora americana capitaliza 244.000 millones de dólares mientras que la segunda 211.000 millones, práctimente diez veces más que la teleco dirigida por Pallete.

Las próximas semanas serán cruciales ya que las «matildes» están prácticamente haciendo suelo en mínimos del año y los rebrotes que estamos viviendo podrían agravar la situación.