El Gobierno quiere rebajar el precio de la subasta 5G de 700 MHz

Los operadores están realmente preocupados por el precio que puede alcanzar la próxima subasta de espectro en España. Con unas cuentas deterioradas hasta el extremo, ahora se les pide realizar el enésimo esfuerzo económico. Además, se trata de la banda de los 700 MHz, antes ocupada por la TDT, que se considera vital para el futuro despliegue de tecnología 5G. Esta tiene mayor alcance y mejor penetración en interiores, lo que permitirá optimizar mejor los futuros despliegues de estas nuevas conexiones. Por suerte, parece que el gobierno los ha escuchado y están pensando rebajar un 20% en el precio de la subasta 5G de 700 MHz.

El gobierno fijó en su momento el precio de salida de esta subasta en 1.170 millones de euros. Rápidamente, los operadores presentaron varias alegaciones mostrando su disconformidad con esa elevada cifra. En febrero, Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, ya empezó a dejar claro que no descartaban rebajar esa cantidad. Los operadores han mostrado una euforia contenida ya que todavía no es oficial, pero parece que la bajada del precio de salida está más cerca que nunca.

Querían bajarla un 30%, pero no les dejan

El gobierno es consciente de la delicada situación del sector. De hecho, el Ministerio de Asuntos Económicos, dirigido por la vicepresidenta Nadia Calviño, quería aplicar una rebaja cercana al 30%. Esto situaría el precio de salida en torno a 800 millones de euros. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda ha rechazado esta bajada y sólo accede a que se realice una rebaja del 20% del precio propuesto inicialmente.

La decisión aún no es firme, pero se han dado todos los pasos para aplicarla e incluso se han producido ya contactos con las operadoras para transmitirles todo esto. De rebajar un 20% el precio de salida de la subasta del 5G en la banda de 700 MHz, este quedaría fijado en unos 900 millones de euros. Esto estaría lejos de los 1.170 millones de euros que se habían fijado inicialmente.

De hecho, países como Reino Unido han puesto de manifiesto que ese puede ser un precio acorde con la situación de mercado. Allí, en pocos días han cerrado la subasta por un precio inferior al que el gobierno quería imponer de salida. Telefónica, que también está presente con O2 en Reino Unido, afrontará pronto otra subasta de espectro que esperan sea contenida en su precio.

Los analistas de Bankinter consideran que con noticias positivas ya que el precio que se pretendía fijar “resultaba excesivamente elevado en las circunstancias actuales dado el deterioro que han sufrido las operadoras en los últimos años en sus métricas de rentabilidad y solvencia”.