Casi el 20% de las personas no saben si tienen permanencia

Casi el 20% de las personas no saben si tienen permanencia

Claudio Valero

Además del precio, de la velocidad de Internet o de los gigas en el móvil, uno de los aspectos que debemos mirar antes de contratar es el relativo a la permanencia. Este es un mecanismo que protege a los operadores durante unos meses, evitando que el cliente haga una portabilidad a otro operador. En caso de hacerlo, este deberá abonar la cantidad pagada en el contrato en concepto de indemnización. Cuando pensábamos que esta era una asignatura superada y que todos sabíamos la permanencia que habíamos firmado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), nos devuelve a la realidad confirmando que el 20% de las personas no saben si tienen permanencia.

El Panel de Hogares CNMC del cuarto trimestre de 2019 de la CNMC nos muestras algunas cifras y tendencias interesantes. Por ejemplo, que la mayoría de los usuarios que cambiaron su operador móvil en 2019 lo hicieron conservando su número de teléfono (93%) y no optando por uno nuevo (6%). Curiosamente, esta cifra de clientes que optan por un teléfono nuevo es superior a la del año anterior, dónde únicamente lo hacía el 4%.

Según la CNMC, en España se realizan unas 20.000 portabilidades móviles al día. Eso implica que un 13% de los individuos cambió de operador, un 11% consideró el cambio, pero no lo llevó a cabo, y el 6% inició los trámites, aunque cambió de opinión en el último momento. También sabemos que la mayoría, un 68%, no consideró pasarse a otro operador de telecomunicaciones.

No saber la permanencia y pagar indemnizaciones

Otro punto interesante es que el 7% de los que sí se cambiaron de operadora pagaron la penalización de permanencia a su antigua compañía por irse antes de finalizar sus compromisos. Esto puede parecer algo voluntario, pero entonces llegamos al siguiente dato que nos ofrece el informe.

Según el regulador de las telecomunicaciones, un 18% desconocía si había adquirido un compromiso de permanencia con su compañía telefónica. Por ello, es probable que alguien haya terminado pagando una penalización al cambiarse por no saber realmente lo que había firmado a nivel permanencia con su operador anterior.

Por ahora, la principal razón para aceptar una permanencia es la de acceder a una tarifa con descuento o una oferta por parte del operador (51% de los casos) o comprar un terminal móvil con descuento (35%). El menor de los casos (8%) estuvo relacionado por una mejora en la velocidad de la conexión a Internet.

¿Qué os parece que el casi el 20% no sepa si tiene o no permanencia?