Digi, Orange, Vodafone y MásMóvil temen que Telefónica tenga trato de favor por parte del Gobierno

Digi, Orange, Vodafone y MásMóvil temen que Telefónica tenga trato de favor por parte del Gobierno

Javier Sanz

La irrupción del Gobierno en el capital de Telefónica empieza a generar recelos en el sector. Digi, MásMóvil, Orange o Vodafone temen que el ex monopolio obtenga un trato de favor a nivel regulatorio o que tenga ventaja a la hora de competir por concursos públicos.

El terremoto de la entrada de la SEPI (Sociedad Estatal de Propiedades Industriales) en Telefónica no ha hecho nada más que empezar. En primer lugar, la propia operadora se enteró minutos después de la celebración del Consejo de Ministros a través de una llamada de Nadia Calviño y la sorpresa fue doble. Ni esperaban que fuera tan pronto ni que la cuantía fuera el 10%. Tras el anuncio, los famosos ADR (American Depositary Receipt) que son contratos que permiten a los inversores americanos negociar acciones de empresas constituidas fuera de los Estados Unidos se dispararon un 6%. Todo parecía ir bien hasta que dos días después la cotización de la empresa prácticamente ha vuelto a la casilla de la salida y es que la entrada de los Gobiernos en empresas privadas cotizadas no suele ser bien vista por los inversores. Tampoco han gustado los comentarios de algunos dirigentes políticos que apuestan por una nacionalización completa de la empresa.

Trato de favor por parte del Gobierno

Aunque no hay declaraciones oficiales por parte de ningún operador lo cierto es que miran con recelo la entrada del Gobierno por la posibilidad de favorecer a Telefónica en varios aspectos. Los competidores creen que la Administración Pública puede dar ventaja a Telefónica a la hora de concursar por los millonarios contratos de telecomunicaciones de los diferentes organismos. En la actualidad, el ex monopolio ostenta más del 70% de los contratos públicos en diferentes áreas, conectividad, ciberseguridad, internet de las cosas, etc. Con el Gobierno como principal accionista consideran que será más difícil competir contra la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete.

También inquieta a los operadores la posibilidad de que la regulación se flexibilice a favor de Telefónica. Históricamente la operadora siempre se ha enfrentado a los reguladores. Con el ADSL la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) impuso numerosas sanciones por abuso de posición dominante y posteriormente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) fue la encargada de regular aspectos clave como el acceso a los ductos de obra civil para que los rivales de Telefónica pudieran desplegar fibra óptica. Con el nuevo escenario, los competidores tendrán que abordar aspectos clave como la subvención para el despliegue de fibra en el ámbito rural donde Telefónica podría tener ventaja.

telefonica mwc

2024 será un año histórico para las telecomunicaciones

En apenas unos meses los acontecimientos se han precipitado y vamos a asistir a cambios de muchísimo calado. Vodafone comenzará a operar con Zegona y eso conllevará un cambio de estrategia sin precedentes en el primer trimestre del año. Orange y MásMóvil están a punto de cerrar su fusión y Digi sigue creciendo a buen ritmo y con el suficiente apetito como para pensar en convertirse en número tres el mercado. En cuanto a Telefónica, el Gobierno y los saudíes van a controlar el 20% de la operadora y eso significa que pueden llegar cambios significativos precisamente en el ejercicio en el cual cumple cien años. Un centenario que se presenta con el sector de las telecomunicaciones revolucionado.

4 Comentarios