¿Cómo ha logrado Movistar el 80% de cobertura 5G en 4 meses?

¿Cómo ha logrado Movistar el 80% de cobertura 5G en 4 meses?

Alberto García

El 1 de septiembre, Movistar anunciaba, contra todo pronóstico, que iba a empezar a desplegar el 5G en masa en toda España. La compañía acompañó el anuncio con otra cifra: que el 75% de la población tendría cobertura 5G antes de que acabase el año. Esta cifra es muchísimo mayor que la que ofrecen Vodafone u Orange, a pesar de que la primera lleva operando el 5G desde verano de 2019. Así que, ¿cómo lo han hecho?

Hoy, en una nota de prensa en la que Movistar ha comentado que el segundo anuncio televisivo de 2021 será suyo, han comentado de paso que la cobertura de Movistar de 5G ya alcanza al 80% de la población de España, superando el 75% que anunciaron hace unos días y con el que se adelantaban a sus propias previsiones a principios de septiembre. Vodafone, según las últimas cifras disponibles a principios de año, alcanzaba ya al 40% de la población.

El DSS, la clave del acelerado despliegue de Movistar

La diferencia radica, básicamente, en el tipo de despliegue que ha elegido cada operador. Todos los operadores que ofrecen 5G NSA «real» actualmente lo hacen a través de la banda de 3,6 GHz, la única licitada de momento en España para ello, ya que las subastas de los 700 MHz y los 26 GHz tendrá lugar en 2021. Actualmente, todos utilizan 5G NSA, que depende todavía de la infraestructura de la red 4G a pesar de que los enlaces entre los móviles y las antenas se hagan con antenas 5G nativas.

En esa banda, Vodafone tiene 90 MHz de espectro, al igual que Movistar. Orange tiene 100 MHz, y Yoigo 80 MHz. El de Vodafone, sin embargo, es el único espectro contiguo, ya que los demás están divididos en varios bloques. Esto permite a Vodafone en la actualidad ofrecer más velocidad, pero no es lo único que ofrecen mejor.

Actualmente, hay dos formas de ofrecer 5G. Una de ellas es desplegando nuevas antenas, y la otra es actualizando por firmware los equipos actuales. Vodafone ha desplegado actualmente sólo nuevas antenas en España, de ahí que su despliegue haya sido más lento. Sin embargo, Movistar, al igual que Orange y Yoigo, además de desplegar nuevos equipos, están desplegando 5G también gracias a las actualizaciones de software. Esto lo pueden hacer gracias al DSS, o Dynamic Spectrum Sharing.

El DSS tiene ventajas y desventajas

Así, con DSS, los operadores pueden actualizar por software las antenas 3G y 4G para aprovechar las frecuencias y usarlas para ofrecer 5G, donde la antena va eligiendo de manera inteligente qué conexión ofrecer a los usuarios que se conecten, equilibrando el espectro según sea necesario.

El problema de DSS es que, al estar compartiendo espectro con 3G y 4G, la velocidad máxima que se puede alcanzar es menor, además de estar limitado por el propio hardware de la antena antigua frente a una antena 5G nativa. Actualmente las frecuencias usadas con DSS son las de 1.800 y 2.100 MHz.

Movistar, Orange y Yoigo están desplegando también nuevas antenas 5G al igual que Vodafone, pero el operador rojo va muy por delante en la actualidad en el despliegue de 5G real en los 3,6 GHz, con presencia en más ciudades, y cubriendo por ejemplo el 50% de Barcelona con antenas 5G evitando el uso del DSS.

En definitiva, todos los operadores están desplegando 5G NSA, pero Vodafone está priorizando los despliegues de antenas 5G nativas, mientras que los demás operadores han preferido optar por DSS para alcanzar un porcentaje de cobertura 5G mayor, dificultando así que los usuarios distingan si en sus móviles están recibiendo el 5G «bueno» o del que hace uso de DSS.