Telefónica afrontará la mayor multa de su historia

Telefónica afrontará la mayor multa de su historia

Redacción

Telefónica lleva litigando contra las autoridades peruanas desde el año 2007 y finalmente ha recibido la sentencia firme de la Corte Suprema de ese país. Concretamente, le condenan al pago inmediato de 790 millones de euros. Esto sumado a otras disputas abiertas en Perú les supondrá un desembolso superior a los 900 millones de euros. La compañía presidida por José María Álvarez-Pallete habría recibido con esta sentencia la que es la mayor multa de su historia.

Pese a los esfuerzos de Telefónica en tender puentes con las autoridades peruanas, con varias reuniones en la que incluso participó José María Álvarez-Pallete, la Corte Suprema ha sido clara a la hora de dictaminar que la empresa española cometió varias infracciones al pagar los impuestos de sociedades a partir del año 1998.

Golpeando la caja de Telefónica

Aunque los medios apuntan a que, en un ejercicio de prudencia contable, Telefónica ya había provisionado el dinero de la posible sanción, lo cierto es que esta golpeará la caja de la operadora ya que debe hacerse efectiva en cuestión de días. No se espera que repercuta en los resultados que se presentarán a finales del mes que viene.

José María Álvarez-Pallete presidente telefonica

Ahora, Telefónica quiere recurrir ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) al entender exagerada la sanción. Entienden que, al partir de una cifra inicial de unos 100 millones de euros, ha derivado en algo fuera de lugar.

Todo se debe a diferentes procesos abiertos de Telefónica en Perú relativos a asuntos fiscales sobre impuesto de sociedades e IVA entre los años 1998 y 2005. Por ese motivo, se han realizado varias provisiones de fondos para el pago de las posibles sanciones. Algunas disputas siguen abiertas, pero esta de 790 millones de euros ya es firme.

En agosto, el expresidente peruano, Pedro Castillo, ya dejó claro que la operadora española pagaría la deuda de más de 1.400 millones de euros que tenía con su pueblo. Desde Telefónica lo negaron al señalar que “se respetará lo que dispongan las instituciones competentes y que la empresa reitera que cumplirá con las resoluciones que se emitan en relación con las disputas, y además continuará con su plan de despliegue de fibra y seguirá prestando los servicios de telecomunicaciones que tiene concedidos en beneficio del desarrollo del Perú”.

Las acciones de Telefónica caen cerca de un 3% desde que se conoció la noticia. De hecho, la marcha de la compañía en bolsa no es demasiado positiva. En los últimos 6 meses ha pasado de cotizar a más de 4,5 euros por acción a hacerlo ligeramente por encima de 3,5 euros por acción. Esto supone una caída del 23,5% en medio año. A buen seguro que esta sanción histórica no ayuda a cambiar la tendencia.