Movistar, Orange, Vodafone y DT contra los gigantes del streaming y redes

Movistar, Orange, Vodafone y DT contra los gigantes del streaming y redes

Claudio Valero

En la carta “Un llamamiento a las grandes plataformas de contenidos para que contribuyan al coste de la infraestructura digital europea que lleva sus servicios” firmada por José María Álvarez-Pallete (Presidente y Director Ejecutivo de Telefónica), Tim Höttges (Director Ejecutivo de Deutsche Telekom), Nick Read (Director Ejecutivo de Vodafone) y Stéphane Richard (Presidente y Director Ejecutivo de Orange), cuatro de las más grandes telecos a nivel europeo dicen “basta” a lo que ellos entienden como una situación desproporcionada en relación con su inversión en nuevas infraestructuras.

Internet está evolucionando constantemente, pero lo que es una realidad es que en los últimos años se ha producido un cambio de paradigma con la llegada de los gigantes del streaming, las redes sociales o los juegos en línea. Los operadores ven como la práctica totalidad del tráfico que circula por sus redes pertenece a estas gigantescas empresas tecnológicas que no contribuyen en el despliegue de las propias infraestructuras.

Más del 70% de todo el tráfico que circula por las redes

De hecho, en la misiva podemos leer varios datos interesantes. Por un lado, nos confirman que el tráfico de datos aumenta hasta un 50% anualmente. Por otro lado, que “el streaming de vídeo, los videojuegos y las redes sociales originados por unas pocas plataformas de contenidos digitales representan más del 70% de todo el tráfico que circula por las redes”.

Las operadoras consideran que las plataformas digitales se benefician de modelos de negocio “hiperescalables” a bajo coste, mientras que ellos asumen las inversiones necesarias para ofrecer conectividad. Al mismo tiempo, recuerdan que su mercado minorista no dejar de caer, con menos ingresos cada año y con más operadoras low-cost compitiendo ferozmente.

Ahora mismo, los grandes operadores reconocen no estar en condiciones de negociar con estos gigantes por su posición en el mercado o su poder, además de la falta de condiciones reglamentarias. Por ello, no son capaces de rentabilizar sus cuantiosas inversiones. Creen que es imperativo que se solucione la situación ya que, de no hacerlo “Europa se quedará atrás con respecto a otras regiones del mundo, lo que en última instancia degradará la calidad de la experiencia de todos los consumidores”.

Como ejemplo, nos cuentan que en Corea del Sur está debatiendo una ley nacional para crear condiciones de regulación que permitan una contribución más justa a los costes de la red. Algo similar se está cocinando en Estados Unidos con la creación de un servicio universal financiado por las plataformas digitales.

Será imposible ofrecer conexiones gigabit para todos

Por todo lo anterior, concluyen con el siguiente párrafo que resulta bastante claro:

“El tiempo apremia, sobre todo teniendo en cuenta las enormes inversiones que aún se necesitan para alcanzar los objetivos de conectividad para 2030 fijados por la Comisión Europea en su Comunicación sobre la Década Digital Europea. Sin una solución equitativa, no lo conseguiremos”.

Entre otras cosas, esta iniciativa pretende ofrecer conexiones gigabit para todos los usuarios y 5G en todas partes para el año 2030. Los operadores lo ven inviable si no se cambia la regulación para que las plataformas digitales contribuyan. Por otro lado, también esperan que se facilite la concentración del sector para reducir el número de actores.