El coronavirus mata a la portabilidad: ha caído un 95%

El coronavirus mata a la portabilidad: ha caído un 95%

Claudio Valero

Todos sabemos que hacer una portabilidad a otro operador ya no es lo que era debido a las restricciones impuestas por el gobierno durante el estado de alarma decretado por la alerta sanitaria del coronavirus. El Real Decreto, y sus diferentes modificaciones, han tenido un efecto directo sobre los cambios de operador, autorizados en condiciones muy concretas y con limitaciones. Según las últimas cifras confirmas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC por sus siglas, la portabilidad móvil ha caído un 80% y la portabilidad fija hasta un 95% tras decretarse las medidas cautelares provocadas por el COVID-19.

La CNMC ha publicado los datos del sector de las telecomunicaciones correspondientes al mes de enero de 2020, pero lo más destacado es la caída que la portabilidad experimentó en marzo tras decretarse las medidas cautelares provocadas por el COVID-19 y que redujeron en un 80% los cambios de operador móvil y en un 95%, los de fijo. Como sabemos, el 18 de marzo de 2020 se suspendía la portabilidad en todos los segmentos para reducir al máximo el número de desplazamientos a los hogares por parte de los técnicos.

El gobierno reculaba ligeramente en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, que permitía las portabilidades sin desplazamiento de técnicos, es decir, las portabilidades móviles al enviarse la SIM por correo o mensajería. Sin embargo, la CNMC tuvo que intervenir para terminar de limitar las portabilidades con cupos o máximos diarios, intentando asegurar al máximo la salud de los técnicos y otras personas.

El efecto del coronavirus en la portabilidad

Además, operadores como Orange o Movistar confirmaron que, pese a que tienen permitidos ciertos cambios, únicamente pensaban tramitar nuevas altas para centrar todos sus esfuerzos en mantener las redes a pleno rendimiento. Como sabemos, el consumo de vídeo en streaming se ha multiplicado varias veces, lo que incluso ha obligado a Netflix y compañía a reducir el bitrate para no saturar las redes.

Todo lo anterior en conjunto sirve para explicar el descenso en las portabilidades. Según las cifras de la CNMC, en enero de 2020 más de 800.000 personas cambiaron de compañía. Esto son 633.000 líneas móviles que cambiaron de operador y otras 188.000 líneas fijas que hicieron lo mismo. Ahora, han caído un 80% y un 95% respectivamente.

Hasta ese momento, fecha en la que tenemos los últimos datos oficiales, el Grupo MásMóvil y Vodafone eran los operadores más beneficiados por la portabilidad. Los amarillos ganaron en enero 102.970 clientes. Orange y Movistar presentaron saldos negativos. Los tres grandes controlaban el 77,6% del total de líneas móviles del mercado.