Si vas a regalar un móvil en Navidad, será mejor que hagas esto antes

Si vas a regalar un móvil en Navidad, será mejor que hagas esto antes

Justo Romanos

Regalar dispositivos móviles por Navidad está a la orden del día. Se trata de un buen momento del año para sorprender a tu hijo con su primer smartphone o para comprarle a tu pareja ese dispositivo de gama alta que se había estado resistiendo a comprar. Sea para quien sea que compres un móvil, ten en cuenta que hay algo que tendrás que hacer antes de dárselo.

Un informe recientemente publicado nos aporta datos interesantes sobre los errores que más cometen los usuarios en lo que se refiere a la Navidad y el uso de terminales tecnológicos. Por ejemplo, hay quienes decorando la casa ponen demasiado espumillón alrededor del router y provocan que la velocidad se reduzca considerablemente. No obstante, de lo que te hablamos en concreto es algo distinto.

Actualiza antes de nada

Lo que los expertos dicen que hay que hacer antes de que llegue el momento de apertura de los regalos es algo que quizá no te hayas planteado: actualizar el móvil. Sí, como lo oyes. Y aunque de buenas a primeras puede sonar un poco extraño, lo cierto es que tiene bastante más sentido del que pudiéramos imaginar.

Chica estrenando su nuevo teléfono móvil en Navidad

Porque, ¿Qué ocurre cuando alguien abre su regalo y se encuentra un móvil dentro? Que lo primero que hace es abrir la caja con rapidez y encenderlo. Y, en ese momento, comienzan las actualizaciones. Aunque todo depende del fabricante y modelo, lo más habitual es que el dispositivo tenga algunas versiones pendientes del sistema operativo esperando a ser instaladas. En ciertos casos podría suponer solo unos minutos de espera, pero en otros la demora podría ser superior. Añade a eso otro problema: lo congestionada que puede estar tu conexión WiFi en ese momento de la noche si tienes invitados en casa y todos están enganchados a la misma conexión (a lo que habría que sumar la Smart TV o incluso la consola si los niños están jugando).

El estudio, que se ha realizado en Reino Unido, destaca que un 66% de los británicos no se prepara y no actualiza los dispositivos antes de regalarlos, lo que acaba provocando ese cuello de botella en las conexiones y en el momento de apertura de los regalos. En un hogar donde se regalen varios móviles, consolas, tablets u otro tipo de herramientas que necesitan actualizarse, el proceso, al llevarse a cabo todo simultáneamente, se puede ralentizar más de la cuenta.

¿Pero deberías hacerlo?

No sabemos cuáles son las tradiciones de los británicos, pero a nosotros nos da en la nariz que más de un miembro de nuestra familia no se tomaría especialmente bien la idea de que hayamos tocado su móvil antes de dárselo. No solo es abrirlo y sacarlo de la caja para, por ejemplo, ver que se encuentra en buen estado, sino que lo estás encendiendo y poniéndolo en marcha para que se descarguen las actualizaciones. Eso también significa introducir los datos de la conexión WiFi y, en general, tener un primer contacto con el smartphone. Aunque quizá no sea algo que resulte tan preocupante y esté más aceptado de lo que pensamos. ¿Qué opinas tú? ¿Preferirías que antes de darte un nuevo móvil de regalo la persona que lo haya comprado lo encienda y lo ponga a actualizarse? ¿O te sentirías un poco violento por no ser tú quien pasa por ese primer proceso de interacción con el teléfono?

Amigas actualizan sus móviles mientras hablan

Como decíamos, esto se aplicaría a cualquier tipo de terminal que requiera actualizaciones. Imagina una consola como PlayStation 5 que quizá llegue a tus manos con un buen puñado de actualizaciones esperando a ser instaladas. Primero, instala las actualizaciones, luego instala los juegos y, al final, es más que probable que de la comilona de Navidad te hayas quedado dormido esperando.

En el estudio también se menciona que un 59% de los británicos comete el error de poner las luces de Navidad en la misma instancia que el router, provocando otra bajada de velocidad. Sumando cada uno de estos errores y que a todo el mundo le da por mandar felicitaciones y memes, se da explicación al motivo por el cual la conexión WiFi suele ir peor de la cuenta en las cenas de Navidad. Sería algo a tener en cuenta también en nuestro caso, porque no es la primera vez que en Nochebuena o Nochevieja la conexión que proporciona el router no rinde al nivel que esperábamos.