La Administración Pública dirá adiós a la cita previa obligatoria

La Administración Pública dirá adiós a la cita previa obligatoria

Carlos Zapatero

Hasta ahora, cualquier trámite que teníamos que realizar con la Administración Previa requería de cita previa para poder llevarse a cabo. Durante esta legislatura, el Ejecutivo tiene intención de modificar esta situación.

La crisis de la COVID 19 provocó que la ciudadanía tuviera que apoyarse en los sistemas de cita previa para poder realizar cualquier trámite o solicitud con la Administración Pública que no se pudiera completar en su totalidad a través de internet. Un escenario que servía para evitar las aglomeraciones que se producían en este tipo de organismos, pero que también se ha traducido en que para realizar cualquier consulta, los ciudadanos tengamos que aceptar varios días de espera, en el mejor de los casos, hasta poder llevar a cabo la realización del trámite o la consulta pertinente.

Durante el día de ayer, José Luis Escrivá, ministro de Transformación Digital y de la Función Pública, compareció en la Comisión de Hacienda y Función Pública para afirmar que “para interaccionar con la Administración no hace falta tener una cita previa obligatoria”. Por lo que, el Gobierno procederá a poner fin a esta situación durante esta misma legislatura, aunque sin concretar la fecha aproximada. Favoreciendo la interacción de los ciudadanos con las administraciones pertinentes para la realización de cualquier trámite.

persona con un ordenador

Mejora en la atención al ciudadano

Este movimiento se enmarca en la mejora de la atención a la ciudadanía que tiene como objetivo el ministerio durante los próximos años. El cambio se realizará por medio de un anteproyecto de ley que servirá para poder modificar el artículo 14 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común. Y se espera que se lleve al Congreso de los Diputados «lo antes posible«, para que no exista mucha demora hasta poder experimentar estos cambios.

Un escenario que también incluye, entre otros muchos aspectos, la reforma del sitio web de la Administración Pública con el objetivo de establecer una nueva organización que permite ordenarlo por hechos vitales y que, al mismo tiempo, mejore la cooperación entre todas las administraciones públicas.

Además de esta medida, también se van a ampliar los servicios que se pueden realizar a través de la web en los portales de la Administración Pública. Al mismo tiempo, se van a realizar modificaciones en el lenguaje utilizado en cada comunicación realizada a través del papel. Función Pública tiene como objetivo que los documentos legales contentan información que resulte más clara y sencilla de entender en su interacción con el ciudadano de a pie. Para ello, se están empleando herramientas de Inteligencia Artificial que permiten conocer el nivel de complejidad de las comunicaciones actuales y detectar las oportunidades al respecto.

Se ha señalado, como parte de todo el plan, que se va a incentivar el uso del teléfono 060 para que pueda servir de nexo de unión entre la Administración Pública y todos aquellos colectivos vulnerables que no están tan acostumbrados a relacionarse con la Administración utilizando el canal digital. 

Mayor seguridad

En la misma comparecencia mencionada previamente, Escrivá también aprovechó para hacer especial hincapié en todo lo relacionado con la seguridad. Por ello, ha afirmado que llevará al Congreso de los Diputados una Ley de Ciberseguridad que tiene como objetivo principal reforzar los mecanismos de seguridad y de protección con los que cuenta actualmente el sector público ante las amenazas de ataques por parte de grupos ciberorganizados.

Esta “palanca” servirá para mejorar la experiencia que se ofrece a los ciudadanos por parte de la Administración Pública en cualquier interacción. Asegurando que, actualmente, la Administración “no está mal en términos de ciberseguridad”, pero afirmando que siempre se tiene la intención de mejorar y dotar al espacio público de nuevas herramientas y tecnologías que permitan estar seguros ante las nuevas amenazas que van surgiendo de manera diaria en todo lo que tiene que ver con los delitos cibernéticos.