¿Cómo desactivar la aceleración por hardware en Chrome?

¿Cómo desactivar la aceleración por hardware en Chrome?

Justo Romanos

La aceleración por hardware de Chrome es algo que te aporta una importante serie de beneficios. No obstante, quizá te encuentres en una situación en la cual necesites llevar a cabo su desconexión. Por ello, te vamos a explicar qué es lo que tienes que hacer.

¿Por qué deberías estar interesado en desactivar la aceleración por hardware? La teoría dice que todo lo que aporta son ventajas y que, por ningún motivo, hay que desconectarla. Pero, aunque es cierto que beneficia de manera notable, hay muchas situaciones en las que puede ser mejor desactivarla. Además, tal y como te comentamos después, también hay ciertas ventajas de no utilizarla.

No suele ser frecuente

Eso es cierto. Si haces una búsqueda online, descubrirás que la mayoría de guías que vas a encontrar son para lo opuesto, dado que te enseñan a activar la aceleración por hardware en Chrome. Nosotros, no obstante, nos hemos encontrado ante la necesidad de desactivarla en las últimas horas y hemos creído conveniente compartir esta información contigo.

Usuario cambiando opciones en la configuración de su ordenador

Por mucho que no sea lo más habitual, hacer la desconexión te podría proporcionar beneficios. Uno de los más inmediatos es hacer su desactivación en el caso de que Google Chrome se esté colgando de forma frecuente, cerrándose de manera inexplicable o sufriendo otros problemas. Si esa es la situación en la que te encuentras, prueba a desactivar esta opción y quizás todo te empiece a funcionar mejor.

¿Cómo hacerlo?

Vamos a explicarte rápidamente el proceso y luego te seguimos comentando algunos de los motivos por los que puede ser una buena opción desconectar la aceleración por hardware. Lo primero que debes hacer es clicar en el icono de los tres puntos verticales que se encuentra en la zona superior derecha de la interfaz de Google Chrome.

En el momento en el que se despliegue la lista de categorías, haz clic en Configuración. Una vez dentro, ve a la columna de la izquierda y baja hasta donde pone “Sistema”. Entra en ese apartado y te encontrarás con tres opciones, entre las que comprobarás que, la segunda, es la que estás buscando. Verás que se indica “Utilizar aceleración por hardware cuando esté disponible” y que puedes activar o desactivar la casilla. Lo más probable es que la tengas activada.

Desactivación de la aceleración por hardware en Chrome

Por lo tanto, solo tienes que cambiar la posición del botón que aparece al lado y luego pulsar en el botón de Reiniciar. Eso hará que el navegador se reinicie (no todo tu ordenador) y que, una vez vuelva a cargar, ya haya quedado desactivada la aceleración. El proceso para activarla de nuevo será simplemente el inverso.

Como te indicamos, hay más motivos para que puedas llevar a cabo la desactivación. Uno de ellos es tener la oportunidad de realizar algo tan simple como hacer capturas de pantalla cuando estás viendo un servicio de streaming. Esto se aplica a cualquier plataforma, tanto Netflix como Disney+ o HBO Max, entre otras. Si quieres poder captar la imagen tal y como la estás viendo, tendrás que desactivar la aceleración para que no aparezca solo un fondo negro.

Eso sí, ten en cuenta que al quitar la aceleración normalmente la calidad de vídeo del streaming se reduce. Para una captura de pantalla que luego publiques en tus redes sociales o donde te apetezca no será muy problemático, pero si sueles ver contenido en el ordenador, sí que será algo que te pasará factura.

Escena de Toy Story reproduciendo en Disney+

Otra situación en la que quizá no te resulte conveniente tener la aceleración activada es si el procesador de tu ordenador es realmente potente y los demás componentes del equipo no lo son tanto. En ese tipo de caso, aunque no va a pasar nada malo, tampoco estarás aprovechándote de ninguna mejora. Por otra parte, si crees que tu ordenador se está calentando demasiado y notas que la GPU trabaja en exceso, esta es una opción que sería recomendable probar para evitar ciertos problemas. Tampoco está de más conocer cómo se optimiza la aceleración de hardware en tu ordenador específicamente antes de activarla, dado que no suele ser algo en lo que se profundice, Algunos equipos lo gestionan mejor que otros y podrías descubrir que no es tan buena idea tenerla activa.

En general, la aceleración por hardware aporta beneficios en el rendimiento, así como una mejor administración de los componentes y de la forma en la que trabaja tu ordenador. Por lo tanto, si no tienes la necesidad, no estás sufriendo problemas o no crees que puedas necesitar desactivarla, lo mejor sería dejarla encendida. Al margen de esto, nunca está de más saber qué hacer en caso de que tengas que modificar esta configuración.

¡Sé el primero en comentar!