Android, Chrome y la búsqueda de Google cambian para siempre a partir de marzo, pero sólo en Europa

Android, Chrome y la búsqueda de Google cambian para siempre a partir de marzo, pero sólo en Europa

Carlos Zapatero

Las actualizaciones y cambios en sus políticas que está llevando a cabo la compañía durante los últimos días persiguen un claro objetivo: cumplir con el marco legal exigido por la Ley de Mercados Digitales, más conocida como DMA. Te contamos los detalles.

Google tiene hasta el próximo 6 de marzo para cumplir con todas las exigencias definidas dentro de la Ley de Mercados Digitales, conocida como DMA. El objetivo de este marco legal es el de crear un espacio digital más seguro en el que se protejan los derechos de los usuarios y se establezcan todas las condiciones que son necesarias para asegurar una competencia equitativa entre las empresas.

La compañía norteamericana ha utilizado su blog oficial para compartir los cambios que va a realizar en los productos y servicios que comercializa en la Unión Europea con el objetivo de adaptarse a esta nueva regulación. Un nuevo marco legal que afectará a Android, Google Chrome, a la propia búsqueda de Google y al resto de apps con las que interactúan los usuarios en su día a día.

imagen de un movil con el buscador de google

Fin a compartir datos por defecto

Hasta ahora, Google compartía nuestros datos por defecto entre la mayoría de las aplicaciones que conforman su ecosistema para “ciertos fines”. Entre ellos, la personalización del contenido y de los anuncios. Ahora, los usuarios que se encuentren en la Unión Europea van a tener que aceptar, o no, que se sigan compartiendo los datos entre estos servicios a través de un banner que emergerá en el navegador al interactuar con él. En el caso de no aceptar la petición, Google expone que algunas funciones podrán estar limitadas o, directamente, «dejarán de estar disponibles«.

En el caso de los usuarios con dispositivos Android, además, también llega otro cambio muy importante. Ahora será mucho más fácil poder cambiar el motor de búsqueda deseado con el que queremos consultar cualquier tipo de información en la red de manera predeterminada. La DMA ha obligado a Google a que presente una pantalla con opciones adicionales. En el caso de los usuarios Android, comenzaremos a ver esta nueva pantalla adicional a medida que configuramos nuestro dispositivo. Mientras que en dispositivos iOS y de escritorio, encontraremos esta opción en la aplicación de Google Chrome.

Además, también se ha anunciado que la compañía probará una API de portabilidad de datos para que los desarrolladores que lo precisen puedan mover sus datos de unos servicios de Google a cualquier otro servicio de terceros en los que se encuentren interesados.

Los resultados de búsqueda

Cuando los usuarios realizan búsquedas en internet, es habitual que se muestre información en forma de imágenes y precios. Durante las próximas semanas, los usuarios de la Unión Europea también recibirán modificaciones al respecto. Se van a aplicar una serie de cambios en la página de los resultados de búsqueda que incluirán, por ejemplo, la introducción de unidades dedicadas que incluyen grupos de enlaces a sitios de comparación de toda la web, así como una serie de accesos directos en la parte superior de la pantalla para poder precisar todavía más la búsqueda.

Google pone como ejemplo la categoría de los hoteles. En adelante, se comenzará a implantar un espacio dedicado para comparadores y proveedores directos que permitan mostrar anuncios más detallados y en los que encontraremos información como el número de estrellas o las imágenes del hotel en cuestión. Como contrapartida, la compañía ha afirmado que “estos cambios darán lugar a la eliminación de algunas funciones de la página de búsquedas, como la unidad de Google Flights”.

Google concluye el comunicado afirmando que “apoyamos muchas de las ambiciones de la DMA en torno a la elección del consumidor y la interoperabilidad” de los datos, pero “nos preocupa que algunas de estas reglas reduzcan las opciones disponibles para las personas y las empresas en Europa”.

Lo que está claro es que Europa, con su legislación, sigue mandando en el resto del mundo. Al final, las grandes empresas ven más rentable tener un producto adaptado a la UE que se venda fuera de aquí.

Fuente > Google

¡Sé el primero en comentar!