Alexa podría ser de pago: Amazon estaría trabajando en una renovación de su asistente

Alexa podría ser de pago: Amazon estaría trabajando en una renovación de su asistente

Carlos Zapatero

Cada vez son más los servicios tecnológicos por suscripción. Amazon sería una de las últimas compañías que estaría valorando hacer lo propio con uno de sus productos más vendidos: Alexa. Te contamos todos los detalles.

Durante los últimos meses, hemos sido testigos de una gran cantidad de servicios que irrumpieron de manera gratuita en nuestro día a día, pero que han terminado por pivotar sus modelos de negocio hacia suscripciones de pago: Copilot de Microsoft o ChatGPT, por parte de OpenIA, son solamente algunos de los ejemplos. Ahora, es turno de Amazon que, según ha informado el medio especializado Android Authority, estaría trabajando en una versión de pago para Alexa, bautizada como Alexa Plus.

Amazon lleva mucho tiempo con la idea de hacer de Alexa un servicio mucho más conversacional a la hora de ejecutar múltiples comandos. Ofreciendo, además, una mayor personalización en las interacciones con sus usuarios. Para ello, está siendo necesario utilizar un nuevo modelo de lenguaje y, entre los planes de Amazon, se encuentra la posibilidad de lanzar diferentes versiones. Una de ellas de pago, con el nombre de Alexa Plus, que contaría con funciones más avanzadas y ofrecería al usuario una experiencia en la interacción mucho más cuidada y precisa. No obstante, parece que las pruebas no están saliendo como se esperaba.

imagen de alexa en una mesa

Cobrar por Alexa

El asistente virtual de Amazon siempre ha estado envuelto en una polémica por la calidad de sus respuestas. En muchos casos, desviándose considerablemente de la información que le hemos solicitado o, directamente, presentando claras incoherencias que nos obligaban a tener que repetir el comando de voz en concreto.

Conscientes de esta situación, Amazon estaría utilizando un nuevo modelo de lenguaje que permita imprimir cambios que son necesarios para su asistente. El gigante norteamericano quiere convertir a Alexa en un asistente mucho más inteligente, capaz de conversar y disminuir las clásicas imprecisiones en sus respuestas.

No obstante, según las pruebas realizadas que han filtrado medios como el mencionado previamente, parece que la versión mejorada también presenta fallos a la hora de interactuar con ella, por lo que no está cumpliendo con las expectativas definidas por parte del líder del comercio electrónico.

La opción de convertir a Alexa en un servicio de pago, además, parece que también ha podido provocar ciertas tensiones entre los propios empleados de la empresa. Mucho más inclinados hacia un modelo continuista que siga ofreciendo el servicio de manera gratuita, tal y como funcionaba hasta ahora. Además, también defienden que exista una única versión: evitando la posibilidad de que coexistan Classic Alexa y Alexa Plus, como parece que se ha ido barajando durante los últimos meses.

Alexa tiene que generar ingresos

Pese a que las versiones con las que están trabajando actualmente sí que son mucho más conversacionales y parecen ir en la línea de lo que se buscaba trabajando con una tecnología completamente nueva, parece que todavía queda mucho camino por recorrer hasta que Alexa, por fin, pueda generar ingresos por ella misma a cambio de una suscripción. Uno de los objetivos que parecen perseguir internamente en Amazon.

Si finalmente se decide continuar hacia delante, sería el próximo 30 de junio la fecha escogida por Amazon para presentar este nuevo servicio. Que, según se ha podido saber, ya estaría en fase de pruebas en los equipos de más de 15.000 clientes de la compañía.