ING responde a los impuestos del Gobierno: cobrará comisiones

La intervención de Pedro Sánchez en el primer Debate sobre el estado de la Nación que se celebra en siete años va a traer mucha cola por el calado de las medidas económicas realizadas. A grandes rasgos, gravará con un impuesto temporal a las compañías energéticas y a las entidades financieras. Como siempre, se pone en el grito en el cielo para que los consumidores no acaben pagándolo, pero ya sabemos cómo funciona la cosa. De hecho, ING se ha adelantado a la entrada en vigor de las medidas para anunciar que cobrará comisiones en sus cuentas a partir de noviembre salvo que cumplamos una serie de requisitos.

Uno de los pocos bancos que quedaba sin comisiones de mantenimiento de la cuenta da su brazo a torcer por la extrema presión a la que quiere someter Sánchez a las entidades bancarias. Nadie duda de que deben tomarse medidas, pero hay que tener un poco de memoria para saber que este tipo de medidas siempre acaban repercutiendo en el bolsillo del consumidor.

De hecho, la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha declarado en una entrevista en la radio que “Se va a prohibir que las empresas repercutan ese gravamen en el precio final que soportan los ciudadanos”, pero luego la realidad es totalmente diferente. Como ya hemos dicho, los movimientos no se van a hacer esperar e ING ha anunciado cambios en sus cuentas a partir del otoño.

Cambios en la Cuenta Nómina (y adiós a la Sin Nómina)

En un correo remitido hace escasos minutos a sus clientes, el banco digital informa de lo siguiente:

“La Cuenta NÓMINA hará más honor a su nombre que nunca, porque será necesario que hayas recibido tu nómina, pensión o prestación por desempleo (no te pedimos ningún importe mínimo) o ingresos mensuales desde otro banco (de, al menos, 700 €) para disfrutar de ella sin comisión. La novedad es que, en caso de no hacerlo, a partir de noviembre esta cuenta tendrá una comisión de mantenimiento de 3 € al mes”.

Además, también dan carpetazo a la cuenta Sin Nómina que tenían hasta el momento, y pasará a convertirse en una cuenta Nómina con los mismos requisitos, es decir, o ingresamos una nómina o más de 700 euros al mes, o pagaremos 3 euros cada mes que no lo hagamos:

“El próximo 31 de octubre, la Cuenta SIN NÓMINA dejará de formar parte de los productos que ofrecemos, por lo que tu cuenta pasará a ser una Cuenta NÓMINA. No te preocupes: seguirás teniendo el mismo número de cuenta y todos los recibos o transferencias que tengas ordenadas se mantendrán como hasta ahora”.

La estrategia está clara, aumentar la recaudación en vistas del impuesto que les será aplicado de forma temporal por el ejecutivo nacional. El gran problema, como ya hemos explicado, es que esta película ya la hemos visto, como, por ejemplo, con Amazon repercutiendo la Tasa Google desde abril 2021 a las empresas españolas.

Actualizado: ING se ha puesto en contacto con nosotros para desmentir la vinculación entre el anuncio de Sánchez y los cambios en sus cuentas. De hecho, afirman que es un proyecto en el que llevan trabajando meses y que no habrían tenido tiempo material de hacer algo así desde que se anunció el impuesto a la banca. Nos explican que todo forma parte de los cambios que se producen a raíz del lanzamiento de la Cuenta NoCuenta «un nuevo producto más libre y más móvil».

11 Comentarios