Millones de galaxias serán descubiertas y clasificadas en segundos gracias a esta IA

La Inteligencia Artificial es un sistema muy moderno que está se usa en muchas máquinas para acumular información en un tiempo mucho más rápido que lo haría un ser humano y así hacer nuevos descubrimientos.

Por ejemplo, la Inteligencia Artificial es muy usada en ámbitos como en lo militar o la medicina. En el primero son muchas las armas o los vehículos que ahora funcionan de forma autónoma y no son necesarios que sean controlados por un piloto. En cuanto a la medicina, estos sistemas permiten descubrir enfermedades antes que con los dispositivos tradicionales para así comenzar a realizar un tratamiento que cure al paciente.

El trabajo de varios meses, en segundos

En esta ocasión ha sido un grupo de científicos los que han creado una IA que ha conseguido realizar en segundos un trabajo que antes se podía llegar a hacer en muchas semanas: clasificar una gran multitud de galaxias.

Este trabajo consiste en que una vez que se descubren nuevas galaxias, los trabajadores deben calificarlas para observar cómo se han originado y como están evolucionando. Se ha utilizado tecnología CNN junto a la Inteligencia Artificial para hacer más rápido todo el proceso.

Galaxia

Lo negativo de esta tecnología es que aunque es cierto que permite a los investigadores ser muchísimo más rápidos a la hora de conseguir sus objetivos, se trata de una tecnología extremadamente cara.

La tecnología CNN realiza una clasificación de las galaxias en tres modelos diferentes y en cuatro tipos distintos. La precisión de este sistema es superior a un 80%. Se estima que podría llegar a organizar más de 100 millones de galaxias, incluso aunque estén a muchísimos años luz de nuestro planeta.

Un sistema muy rápido y preciso

Es cierto que estos sistemas están optimizados gracias a seres humanos, pero eso no quiere decir que el mecanismo sea mejor que las personas. La clave de esto es la velocidad con la que se trabaja y que puede ayudar a agilizar muchos meses de trabajo en tan solo unos pocos días.

De hecho, también se está comprobando poco a poco como está mejorando la precisión, ya que a la hora de clasificar galaxias con forma de espiral o elíptica se ha conseguido unos resultados de un 97% de éxito.

Galaxia

Este trabajo de forma manual también tardaría mas no solo porque se contara con menos recursos, sino porque habría disconformidades entre los diferentes trabajadores a la hora de clasificar las galaxias ya que se trata de un trabajo muy complejo. Esta Inteligencia Artificial cuenta con una precisión que un ser humano no tiene.

Además, esta tecnología podría aplicarse también para descubrir y conocer mejor como las galaxias cambian con el paso del tiempo, pudiendo incluso averiguarse nuevos datos sobre el origen de nuestro universo.