El ‘engaño’ de las aplicaciones para descargar de Netflix y Disney+

El ‘engaño’ de las aplicaciones para descargar de Netflix y Disney+

Claudio Valero

Existe mucho interés en descargar el contenido de las plataformas de streaming, aunque la realidad es bastante diferente de lo que uno podría imaginar. De hecho, legalmente podemos descargar contenido de Disney+ o descargar contenido de Netflix para ver más tarde, pero es básicamente tenerlo disponible en la aplicación para no gastar datos, no conseguimos un fichero AVI o MKV para guardar. Por esa razón, han aparecido aplicaciones que prometen descargar el contenido de estas plataformas, pero ¿son un engaño o en realidad funcionan?

Una de las principales desventajas de las plataformas de streaming es que no somos dueño del contenido que albergan. Es decir, si desaparece una película de la biblioteca de títulos, ya no la vamos a poder ver nunca más. Sin embargo, si poseemos una copia de la película en DVD o Blu-Ray, siempre vamos a poder disfrutarla. Por esa razón, muchos quieren preservar una copia del contenido alojado en estas plataformas, algo que han aprovechado algunas aplicaciones para hacerse un hueco en el mercado.

Flixgrab y otras aplicaciones que NO descargan, graban la película

En los últimos años y coincidiendo con el auge de las plataformas de streaming, decenas de aplicaciones han aparecido con la promesa de permitir descargar contenido de estas de forma sencilla. Algunas, como Flixgrab, afirman que permiten descargar vídeos de Netflix, Prime Video, Disney+, Hulu, YouTube, Facebook, Instagram, Vimeo, Dailymotion o Twitch en 3 pasos. Basta con copiar en enlace y pegarlo en la aplicación.

descargar

Sin embargo, debemos saber algunas cosas de esta y otra aplicaciones o servicios web que prometen descargar vídeos de plataforma de pago. La gran diferencia con aplicaciones basadas en herramientas como youtube-dl, es que esta descarga una copia exacta del fichero alojado en YouTube mientras que estas otras aplicaciones, son una especie de “grabadores de pantalla”.

Esto puede ser suficiente para muchas personas, pero debemos tener claro de lo que estamos hablando. En ningún momento estaremos consiguiendo una copia exacta del contenido alojado en Disney+ o Netflix, sino que será una captura a 1080p. Nada de 4K ni de HDR, con una calidad aceptable que nunca será la que vemos directamente en la aplicación.

También tenemos que diferenciar entre estas herramientas y las utilizadas para liberar en Internet los llamados “web-rip”. En este caso, se trata de otras herramientas profesionales que los piratas utilizan para conseguir copias de máxima calidad del contenido. Estas están a millas de diferencia en calidad que las que encontramos con una simple búsqueda en Google.