¡Pequeños fotógrafos! Las mejores cámaras para niños

¡Pequeños fotógrafos! Las mejores cámaras para niños

Rocío García

Los teléfonos móviles se han convertido en cámaras de fotografía y vídeo que llevamos a todas partes pero no sustituyen, para muchos, la esencia de una cámara de verdad. Y mucho menos para los niños, que sujetan con sus diminutas manos las cámaras y enfocan a todo aquello que les parece interesante. Las hay de juguete, que sólo hacen ruido sin conseguir el objetivo final, pero también hay cámaras para niños con la que hacer fotografías con efectos, filtros, marcos, etc.

Una opción si tu hijo quiere hacer fotos es que le prestemos nuestra propia cámara si es lo suficiente mayor o que apostemos por regalarle una que ya no usamos. Pero también hay cámaras para niños, pensadas para su uso y que habitualmente tienen una serie de características especiales: son más resistentes, tienen filtros y efectos añadidos que podemos usar desde la propia pantalla, son más pequeñas y fáciles de manejar y son coloridas y llamativas para que se sientan cómodos y contentos llevándolos. Pero hay muchos tipos, modelos, formatos o diseños.

¿En qué debemos fijarnos?

Tamaño y peso

Debe ser algo compacto que pueda caber en la mano de los niños, que les resulte cómodo y fácil de utilizar sin demasiado peso para ellos. También es importante el tamaño si el niño ya es mayor (nueve, diez años) porque habrá algunas pensadas para más pequeños que les resulten demasiado pequeñas e incómodas.

Resistente

Puede que sea lo más importante: la cámara va a viajar con ellos y puede que se caiga, que la pisen, que se les resbale. Los golpes están asegurados así que busca una que tenga fundas de silicona o goma o que sea resistente de por sí.

Resolución

La calidad no va a ser la mejor si apuestas por dibujos y colorido así que ten en cuenta en qué quieres priorizar a la hora de elegir o escoger entre una u otra.

Sencillez

Opciones sencillas y una interfaz que no sea difícil de manejar para ellos. Ya sea con botones o táctil pero que desplazarse por los menús sea lo más básico posible.

Juegos y aplicaciones

Filtros, efectos, juegos y aplicaciones añadidas no son imprescindibles si lo que buscas es una cámara de calidad pero puede que a ellos sí les haga ilusión.

Batería o forma de carga

Fíjate en tiempos de carga, en lo que dura la batería en uso o en reposo (muchas veces la dejarán encendida) y asegúrate que sea capaz de durar un tiempo suficiente pero también es mejor que se cargue por USB que con pilas.

Foto y vídeo

Casi todas (o todas las de esta lista) tienen posibilidad de realizar fotografía y vídeo pero fíjate al elegir la cámara porque tendrán así más posibilidades para disparar.

Forma de almacenamiento

Interno o con tarjeta microSD. Quizá si no tiene soporte para tarjetas apenas caben 40 o 50 fotos por lo que mejor asegurarnos que vamos a tener espacio suficiente.

Tipo

Hay todo tipo de cámaras: digitales, instantáneas, de acción, de selfies. Debe ser lo primero que tengas en cuenta: ¿qué buscamos? Dependerá de uno u otro.

Precio

Puede que no le guste por lo que es aconsejable que no compres la más cara hasta comprobar si la va a usar o no. Una vez comprobado, puedes comprar algunos de los modelos de Vtech, de Nikon, etc. Aunque siempre dependerá de la edad y el uso.

Edad

Algunos de los modelos de esta lista, como las de Vtech o las cámaras con diseños atractivos de marcas como la de ShinePick, pueden ser una opción totalmente recomendable para niños menores de siete u ocho años. Pero a medida que van creciendo quieren más calidad, menos efectos y necesitan menos resistencia a golpes y caídas. Por eso apostar pos otras como la de Nikon o la FinePix acuática puede ser una opción recomendable para mayores de nueve o diez años.

Vtech Kidizoom 5.0

Probablemente la primera en la lista de entre todas las mejores cámaras para niños y recomendable desde muy pequeños. Niños de tres o cuatro años podrán utilizar sin ningún problema la Kidizoom DUO 5.0 que está disponible en color azul o en rosa y que tiene todo tipo de accesorios como auriculares o una bolsa de transporte para llevarla a cualquier parte. Se trata de una cámara “10 en 1” porque no solo permite realizar fotografías o vídeos sino que añade efectos y retoque de fotos, tiene detección de caras, juegos con control de movimiento, grabadora de voz, distorsión de voz, música… También tiene un objetivo frontal para hacer selfies fácilmente mientras lo tenemos entre las manos. No es la que mejor calidad tiene si buscas una cámara profesional pero resistente pero sí la más recomendable para niños pequeños gracias a su facilidad de manejo, su resistencia y sus posibilidades. Es la principal para familiarizarse con las fotografías si buscas algo versátil.

La cámara está reforzada con goma por lo que no pasará nada si se cae, se conecta al ordenador para descargar las imágenes o vídeos con USB y tiene una pantalla LCD de 2,4 pulgadas a color donde podremos ver todas las fotografías, editarlas o añadir efectos y retoques de fotos como marcos, sellos, filtros, pegatinas. También tiene juegos integrados con varios niveles de dificultad y cuenta con la garantía de ser de la marca Vtech, una marca dedicada a productos infantiles que nos asegurará que los niños no corren ningún riesgo usando esta cámara.

Vtech Kidizoom 5.0

VTech Kidizoom Touch 5.0

Tras el éxito de la anterior, Vtech lanzó su Kidizoom Touch 5.0. La diferencia es básicamente el control: esta vez no son botones sino que tiene control táctil similar a un teléfono móvil. En este caso, la recomendamos para niños algo más mayores: si la anterior es recomendable a partir de tres años, la Kidizoom Touch 5.0 es recomendable para niños de cinco o seis años en adelante. Tiene una pantalla táctil de 3,5 pulgadas y dos objetivos de 5 y 2 megapíxeles para la cámara delantera y trasera respectivamente. Permite hacer fotografías, vídeos, tiene soporte MP3 para música y también permite grabación de voz, etc. Incluye auriculares para escuchar las canciones desde la propia cámara y también es resistente a golpes y caídas con los laterales reforzados con una capa protectora de goma.

La Kidizoom Touch 5.0 tiene todo tipo de efectos divertidos y marcos que se pueden añadir a las fotos, los selfies o los vídeos a través de los controles de la pantalla y todas ellas se guardarán en la cámara para posteriormente pasarla al ordenador a través de un cable USB. Además, como otros modelos de la marca, incluye juegos. Hay seis juegos en total en los que tendremos que observar, poner a prueba la velocidad y habilidades o seguir el ritmo de la música. Otro modelo que es, sin duda, una de las mejores cámaras para niños que puedes comprar: tiene un precio de alrededor de 100 euros pero merecerá la pena la inversión en ella.

Kidizoom Touch

VTech Selfiecam

Si lo de tu hijo o tu hija son los selfies, la Vtech selfiecam es otra cámara de la marca que tiene palo selfie incluido sin renunciar a la resistencia con recubrimiento de goma o a las opciones y filtros infantiles. Como en la Touch 5.0, la edad aquí sería recomendable a partir de cinco o seis años y tiene captura de vídeo, de foto, pantalla LCD o lente giratoria según necesitemos.

El palo selfie de esta cámara infantil tiene un botón para capturar y podemos quitarlo siempre que queramos guardarla de forma compacta o usarla de la forma tradicional. Está pensado para niños algo más mayores ya que tiene un estudio de maquillaje y peluquería o posibilidad de editar vídeos con efectos de todo tipo. La lente es giratoria: originalmente está pensada para selfies pero podrás girarla en caso de querer fotografiar el paisaje o a otras personas. Además, en este caso incluye ranura para microSD aunque su memoria interna puede almacenar unas 800 fotos que pasaremos al ordenador con un cable microUSB incluido.

Kidizoom Selfie

Kidizoom Pixi

Con un formato más de preadolescente que de niños pequeños, la Kidizoom Pixi es una de las mejores cámaras para niños con un diseño totalmente alejado de lo que es un aparato convencional. Se trata de algo parecido a un espejo de bolsillo desplegable y con tapa que permitirá que hagamos fotografías y grabemos vídeos. Está pensada como cámara para selfies de forma compacta (es bastante más pequeña que las demás) y tiene todo tipo de filtros, efectos, funciones, grabación de vídeo o más de 40 marcos y efectos de peinado y accesorios. La cámara frontal es de dos megapíxeles y la cámara selfie de dos megapíxeles según queramos.

Pretende simular un espejo de maquillaje en tonos brillantes aunque su función es la misma que las demás. También incluye jeugos o se conecta al ordenador a través de un cable microUSB incluido para descargar todo el contenido. Si buscas algo pequeño y compacto, que quepa en un bolsillo, puede ser una opción recomendable.

Kidizoom

Kidizoom Action

Y de lo compacto y lo ‘cool’ y fashion, a la acción. La última de las cámaras de Vtech si buscas cámaras para niños es la Kidizoom Action que simula a una GoPro infantil y resistente para los más pequeños de la casa. No tiene un diseño tan pensado para niños pequeños, como en el caso de otras cámaras Kidizoom, pero está pensada para que preadolescentes graben sus vídeos del día a día. Tiene diferentes juegos y memoria para 600 fotos con la posibilidad de ampliarse a través de una tarjeta SD externa si necesitamos más. Además, tiene más de dos horas de autonomía en utilización intensiva o más de un día en uso normal por lo que es perfecta para llevarla a cualquier parte sin preocuparse de batería. Es una GoPro en versión infantil: tiene soporte para bicicletas, para monopatines o funda sumergible hasta dos metros de profundidad. Los pequeños aventureros podrán grabar todo lo que les rodea, desde sus saltos en el skatepark, sus salidas en bicicleta, sus primeros pasos sobre la tabla de surf o sus rutas de buceo bajo el mar con posibilidad de grabación subacuática.

La cámara incluye ocho accesorios la carcasa sumergible, además de diferentes soportes y una placa adhesiva para fijarla en cualquier parte que quieras. Y para ver los resultados, una pantalla lCD a color de 1,4 pulgadas que la convierten en un regalo muy original y recomendable para niños a partir de tres o cuatro años de edad.

Kidizoom Action

Ourlife cámara deportiva

Ourlife también tiene su propia cámara deportiva para niños “aventureros” similar a una GoPro pero por menos de 50 euros. Disponible en dos colores, azul o rosa, y resistente a caídas además de fácil de utilizar. Pueden grabarse vídeos o hacer fotografías con una batería de una hora y media de grabación continua. La cámara tiene micrófono integrado y una ranura microSD de hasta 32 GB pero incluye ya una tarjeta de 8 GB junto con la cámara. Está recomendada para niños de cuatro a doce años y es completamente acuática con resistencia IP68 gracias a la carcasa resistente incluida capaz de usarse con hasta diez metros de profundidad. Más allá de poder hacer fotos o vídeos hay seis tipos diferentes de marcos o seis tipos diferentes de efectos de color para que las imágenes tomadas queden originales y divertidas. Es una opción barata y recomendable para el verano.

Kriogor

Si buscas algo asequible, por menos de 40 euros y resistente al agua, la marca Kriogor te permite encontrar en Amazon una selección de cámaras pensada para niños. Son impermeables gracias a una funda que nos permite hacer fotografías y vídeos hasta a 10 metros. Y tiene marcos, filtros, pegatinas y una pantalla para ver todas las imágenes o modificarlas. Se trata de una opción que puede que sea menos resistente (no está cubierta con un recubrimiento de goma como las de Vtech, por ejemplo, aunque sí incluye una funda de silicona) pero es asequible y compacta, pequeña y fácil de sujetar con manos diminutas. Está disponible en siete diseños diferentes con distintos colores e incluye una tarjeta de memoria de 256 MB y un cordón de silicona para colgársela al cuello. Es muy muy básica y no incorpora flash ni lente para selfie.

SoloKing

Una de las más asequibles que encontramos en Amazon en las cámaras para niños es la de SoloKing por menos de 30 euros. Es una opción que solo te recomendamos si buscas algo para comprobar si a tu hijo o hija le gustan las fotografías, si la usa, etc. Tiene juegos incluidos, marcos de fotos, filtros, adhesivos que pueden añadirse, etc. También tiene doble sensor: para fotografía normal o para selfies. Permite hacer fotografías y vídeos y tiene una batería de 600 mAh que nos promete una autonomía de unas tres horas en total. Además, incluye una tarjeta microSD con la cámara que nos permite unas 2.000 imágenes antes de vaciarla. Es una cámara muy atractiva y pequeña, de goma. Es una opción muy barata y resistente si no estás buscando la mejor calidad posible en cuanto a ámbito fotográfico se refiere pero sí quieres un regalo con el que acertar.

Camara SoloKing

Instax Mini 9

La de Instax es totalmente diferente a todas las cámaras para niños de esta lista pero un regalo perfecto para cumpleaños, Navidades o comuniones. La “magia” de Polaroid años después en una cámara resistente, colorida, original y barata. Su precio no supera los 60 euros y puedes encontrarla en una amplia gama de colores: azules, grises, verdes, amarillos, morados, rosas, rojos… Es un regalo perfecto para niños de nueve o diez años pero no para más pequeños ya que no se trata de una cámara especialmente resistente ni reforzada con goma. Está fabricada en plástico, incluye correa y es muy fácil de manejar. La gran ventaja de la Instax Mini 9 es que automáticamente la imagen saldrá de la cámara cuando la hagamos, consiguiendo un resultado original. Además, son muchos los papeles o carretes que podemos encontrar con todo tipo de dibujos animados, desde Mickey a los Minions o con colores y temática cumpleañera.

Instax Mini 9 - Cámaras instantáneas

SaveFamily

SaveFamily también tiene una cámara infantil instantánea y digital aunque diferente a las clásicas Fujifilm o Polaroid. Mucho menos conocida que estas, tiene impresión y digital. La impresión es térmica en blanco y negro y nos permite hasta 150 fotos por cada rollo sin uso de tinta pero con el inconveniente de que tendrás que buscar dónde comprar estos rollos de repuesto. Eso sí, incluyen de regalo tres rollos que permitirán casi 500 fotos por lo que podrás amortizar un precio de unos 50 euros y usarla como cámara digital una vez que se te gasten. Tiene una pantalla para ver las imágenes, es compatible con microSD y tiene funciones como grabación cíclica, temporizador o todo tipo de marcos que añadir a las imágenes. Si buscas algo digital pero también que imprima, puede ser una opción recomendable y diferente a todo lo demás y sin un precio excesivamente elevado. Está disponible por 59 euros en azul o en rosa.

SaveFamily - Mejores cámaras para niñosu

Nikon Coolpix

Nikon es una de las clásicas marcas de cámaras de todos los tipos y su Coolpix W 150 está pensada para los más pequeños de la casa pero sin ser una cámara barata o de juguete. Tiene la gran ventaja de ser una cámara más “profesional” que otras de la lista. Es decir, no es un como tal un juguete con marcos y pegatinas sino un equipo para los más pequeños adaptándose a sus gustos y limitaciones y convirtiéndose en su primera cámara de fotos.

Es resistente a los golpes y al agua por lo que no tendrás que preocuparte si no son los más cuidadosos. Tiene una pantalla LCD de 3 pulgadas para comprobar las fotografías realizadas o para hacerlas y tiene en total 13,2 megapíxeles, es impermeable, tiene estabilizador óptico y resolución FullHD para vídeos. También es resistente al agua por lo que es posible usarla para fotos subacuáticas lo que hace que sea una de las opciones más versátiles y recomendables. Es muy sencilla de manejar y tiene una aplicación para iOS y Android con la que podremos ver los resultados en la carpeta del teléfono o la aplicación.

Aunque es una cámara más “profesional” que otras de la lista, también tiene un diseño adaptado a los más pequeños disponible en cuatro colores diferentes y con una bolsa de transporte de plástico y resistente para llevarla a cualquier parte.

Nikon - Mejores camaras para niños

Fujifilm FinePix XP120

Si buscas una cámara resistente al agua sin necesidad de funda o carcasa, la FinePix XP120 de Fujifilm es una de las mejores. Eso sí, no tiene diseño atractivo ni juegos ni ningún tipo de “extra” infantil. Pero sí te asegura más calidad en cuanto a fotografía y vídeo que las demás. Tiene un sensor de 16,4 megapíxeles con modo de disparo continuo y una pantalla LCD de tres pulgadas que permitirá consultar los resultados bajo el agua. No es como tal una cámara para niños pero tiene como punto fuerte la posibilidad de meterla en la piscina, en la playa y conseguir tomas de gran calidad.

fujifilm - mejores cámaras para niños

Konstruktor

La marca Lomography tiene una de las mejores cámaras para niños no tan niños. Para regalar a niños de once o doce años (o en adelante) con una peculiaridad: si quieren hacer fotografías deberán crear primero su cámara, montarla ellos mismos. La de Lomography es una cámara que viene por piezas y con instrucciones para montarla desde cero. Tendrás que ir siguiendo paso a paso la guía incluida hasta conseguir una cámara que funcione. Eso sí, ten en cuenta que se trata de algo más complejo que todas las anteriores: no es un dispositivo digital sino que funciona con carrete y hacer las imágenes costará algo más y será más complicado acostumbrarse o tener una calidad en el resultado final.

Konstruktor

Compactas AbergBEST

Los niños de la casa también tienen una buena opción en las cámaras compactas AbergBest de menos de 50 euros. No es la mejor cámara digital que vas a comprar (y si buscas la mayor calidad puedes irte a las gamas más bajas de Sony, Panasonic o Canon) pero sí es una opción barata con un aspecto más serio que muchas de las anteriores. Tiene una resolución de 21 megapíxeles y cuenta con la ventaja de estar disponible en varios colores diferentes por lo que no deja de ser una cámara atractiva para ellos. Si no tienen teléfono móvil aún pero quieren hacer fotografías, es una opción recomendable a partir de siete u ocho años.

En la pantalla de 2,7 pulgadas puede verse el resultado, incorpora flash o zoom digital 8x y todo tipo de modos como disparo continuo, temporizador, detección de rostro, estabilizador o captura de sonrisa. Es una de las opciones asequibles más completas si buscas una cámara compacta digital y tu hijo o hija ya no es tan pequeño. Podrán llevarla a excursiones o viajes y es fácil de utilizar e incluye tarjeta microSD para que no se quede nunca sin espacio.

Abergbest - mejores cámaras para niños

Sony DSCW810

Si quieres ir un poco más allá, la mejor cámara compacta infantil o para preadolescentes es la de Sony, el modelo Sony DSCW810 con 20,1 megapíxeles, estabilizador digital o zoom óptico 6x. Está disponible en rosa, en negro o en gris y no es una cámara para niños pero sí una compacta barata y más que a la altura si quieren empezar a hacer fotografías y grabar vídeos. Incluye flash, permite editar con el modo belleza o tiene la posibilidad de hacer panorámicas con un botón específico. No tiene juegos ni efectos infantiles ni marcos pero sí es una opción muy recomendable de mucha mejor calidad si es tu prioridad al elegir.

Sony - Mejores cámaras para niños