Así puedes compartir Internet desde tu móvil con eSIM a un portátil o tablet

Así puedes compartir Internet desde tu móvil con eSIM a un portátil o tablet

Guille Gallego

El uso de las eSIM para sustituir a las tarjetas SIM tradicionales cada vez está más extendido. Tanto para un uso diario como para utilizarlas cuando sales de viaje, las eSIM nos ofrecen mucha comodidad y muchas funciones. Aunque a día de hoy no todos los modelos son compatibles con esta tecnología cada vez son más los que sí lo son y nos permiten llevar nuestra SIM de manera virtual. Y una de las cosas que podemos hacer para sacarle partido es compartir Internet desde el teléfono móvil y conectarnos con otros aparatos como una tablet o con un ordenador portátil.

El uso de una eSIM es similar al de una tarjeta SIM física y puede que te preguntes cómo compartir datos desde tu eSIM para tener Internet en tu ordenador o tablet cuando estás de viaje o simplemente si quieres conectarte a Internet desde el ordenador pero no hay ninguna red WiFi disponible o quieres evitar el uso de redes públicas: en una cafetería, en un tren, en estaciones y aeropuertos… Aunque tiene ciertas ventajas, debes tener en cuenta algunos aspectos antes de utilizar este sistema para compartir datos con tus equipos y te explicamos en qué fijarte o cómo usarlo.

¿Qué debes tener en cuenta?

Compartir datos con una tarjeta eSIM tiene muchas ventajas pero debemos tener en cuenta un aspecto importante: no siempre podemos hacerlo. Si vas a viajar al extranjero y compras una tarjeta SIM virtual de alguna compañía especializada en esto, lee siempre la letra pequeña. Algunas empresas nos impiden la posibilidad de hacer tethering y compartir datos dependiendo de la tarjeta que sea y del país al que viajes así que debes fijarte primero en las condiciones para contar con esta posibilidad y luego no poder llevarla a cabo. Lee bien la letra pequeña antes de elegir una u otra.

Tarjeta eSIM

Además, también debemos tener algo en cuenta y es la seguridad. La seguridad de la red WiFi que vas a crear con tu teléfono móvil es fundamental si no queremos que haya intrusos que pongan en peligro nuestros datos o que supongan un riesgo para nuestra privacidad y accedan a toda la información que almacenamos en el smartphone.

Cómo compartir Internet

Lo primero que tenemos que hacer para compartir Internet con una tarjeta eSIM es tenerla activada como tarjeta principal en nuestro teléfono móvil. La ruta dependerá del modelo y la marca del smartphone, pero todos nos permiten acceder al apartado de configuración del teléfono para hacerlo, consultar las tarjetas SIMs que tienes registradas o introducidas en el mismo y escoger la que quieres tener como principal. Una vez que hemos hecho esto, ya podemos usar la eSIM para compartir Internet.

Los siguientes pasos serán similares a hacer tethering con una SIM tradicional. En primer lugar, asegúrate de que tienes los datos móviles activados en tu dispositivo. Una vez que hayas comprobado esto, deberás activar el hotspot o punto de acceso para compartir datos. Para ello, ve a la configuración del dispositivo y busca la opción “Zona WiFi” o “Punto de acceso personal”. Ten en cuenta que la ubicación de esta opción dependerá del modelo de tu teléfono móvil, pero suele estar en el apartado de “Conexiones” o “Redes”.

Ahora que has activado el punto de acceso, deberás configurar la zona WiFi. Actívala y configura el nombre de la red o SSID y la contraseña de acceso que quieras establecer. Ten en cuenta que la contraseña deberá ser lo suficientemente segura para evitar ataques y que accedan a tu dispositivo sin consentimiento. No solo es importante la clave que vayas a usar para tu zona WiFi para hacer tethering sino que también es fundamental que te fijes en otros aspectos de seguridad como el cifrado que vas a utilizar en ella, ya que evitará posibles problemas o riesgos de privacidad. Además, hay otras configuraciones que permiten algunos teléfonos móviles y que es importante que tengas en cuenta como la posibilidad de limitar el uso de datos que se hace desde otros dispositivos para evitar que te gasten toda la tarifa, por ejemplo.

Instant tethering

Cuando ya hayas configurado todo, solo quedará conectarse a la red correspondiente desde el ordenador o la tablet. Busca en tu portátil o tablet la red que acabas de crear siguiendo los pasos habituales: abre el apartado de conexiones a Internet, busca las redes WiFi disponibles, elige la que acabas de crear, conéctate y comprueba que tienes acceso a Internet para empezar a navegar.

Aunque esta función es estándar para la mayoría de dispositivos más modernos, la ubicación de estas configuraciones puede cambiar ligeramente según la marca y el modelo. Recuerda que es posible que tu plan de datos tenga restricciones o cargos adicionales para compartir datos. Comprueba esto con tu operador si tienes dudas.

Riesgos y problemas

Si lo haces, debes tener en cuenta que la Zona WiFi puede causarte problemas o suponer peligros si hay intrusos que se aprovechan de ella así que es recomendable que siempre la desactives en el momento en que vas a dejar de usarla.

Como ya hemos dicho, crear una contraseña segura, puede evitar que recibas ciertos ataques de ciberdelincuentes mientras usas tu teléfono móvil como punto de acceso. Pero, además de ello, deberás tener cuidado con dejar activa esta opción cuando no la estés usando. La red que crea tu smartphone seguirá apareciendo para los demás y será más fácil rastrearte y acceder a tu dispositivo si tienes el punto de acceso activo. Asegúrate de desactivarlo cuando no vayas a darle uso para evitar poner en riesgo tus datos y tu privacidad.

Algunos teléfonos también nos dan la posibilidad de configurar un temporizador que hará que se desactive de forma automática pasada un tiempo si no hay ningún aparato que esté conectado. Así evitaremos que alguien acceda de forma fraudulenta cuando no lo estemos utilizando o ya no nos haga falta hacer tethering desde el ordenador. Comprueba que tu dispositivo tenga esta opción y actívala si es necesario para asegurarte de que se desactiva la función de manera automática.

¡Sé el primero en comentar!