Por qué tu patinete empieza a fallar en la carga de baterías

Más allá de su uso urbano para movernos en la ciudad, los problemas de batería de nuestros patinetes eléctricos siguen formulando, tanto a la hora de su utilización como en su carga. Es por esto que si estás experimentando algunos fallos relacionados, es posible que estés sufriendo algún tipo de contratiempo. Te explicamos cuáles pueden ser y sus motivos.

Los patinetes eléctricos se están volviendo toda un arma de movilidad, un auge imparable del que parece imposible no contar con ellos a la hora de elegir un vehículo para desplazarnos en nuestro día a día. Entrados también en la denominada como micromovilidad, es una línea que está llamando bien la atención de muchos usuarios que ven ellos el acompañante perfecto para desplazarse, así como de diversas empresas y flotas de vehículos. Aun así, tampoco es extraño que alguna vez podamos percibir algunos problemas relacionados con su batería, especialmente a la hora de cargar estos patinetes eléctricos.

Siguen siendo sensibles a los problemas

Sin embargo, sigue siendo un tipo de vehículo (porque lo es), que está en el límite de lo que puede ser correcto y de lo que no lo es. Por una parte aún no tenemos una normativa específica para ellos, pero eso no quiere decir que su utilización esté exenta de deberes y responsabilidades. Y sí, por desgracia aún cometemos muchos errores usándolos.

Pero ya no solo durante los usos de circulación, el aspecto donde más se duda con ellos, sino también a la hora de su propio funcionamiento. Son muchos los que piensan que porque tenga cuatro ruedas, una batería y un motor eléctrico, entre otros elementos, estarán exentos de sufrir problemas. Y nada más lejos, especialmente en lo que se refiere a esas mismas unidades, tanto de almacenamiento como de potencia.

Porque sí; aunque tengan la función de moverse por cualquier tipo de ambiente, estos siguen siendo dispositivos electrónicos como lo son nuestros móviles, tablets o portátiles, en su caso. Por lo tanto, es bastante normal que en algún momento podamos sufrir alguna avería. De hecho, son sistemas que ya sea por su propio uso se vean con desgastes. Entre ellos encontramos la batería, uno de los componentes más expuestos y sensibles, lo que hace que, directa o indirectamente, a la hora de realizar la carga, esta sufra algún contratiempo.

Cuál es su vida útil

En primer lugar, ¿qué hay de cierto en esa afirmación popular que establece que la primera vez que se carga este o cualquier otro aparato eléctrico hay que hacerlo un mínimo de 8 horas? Pues no necesariamente. Las antiguas baterías sí necesitaban este margen para estabilizarse, pero hoy en día no tiene sentido, ya que la mayor parte de ellas viene con más de la mitad de carga por defecto.

Problemas comunes fallos batería carga patinetes eléctricos

Ante esto, es crucial conocer la vida útil de nuestro equipo. Esta información nos la dará de una manera más precisa la marca a la que nos hayamos dirigido, puesto que también depende de algún factor que el fabricante haya podido establecer. Pero por lo general, y antes de dar cualquier tipo de problemas en la batería, los patinetes eléctricos suelen mediar entre los dos y los tres años. Esto con un uso normal tanto en la frecuencia como a la hora de conducirlo.

Asimismo, también hay que tener en cuenta es que existen dos tipos de baterías para ellos. Estas son las de litio y las de gel. Cada una de estas tiene diferente duración y su mantenimiento, aunque es similar, también tiene algunas diferencias.

Por ende, antes de proceder, debes identificar qué tipo de batería usa tu patinete. Esto es bastante importante puesto que, si a la hora de su carga se sufren percances, o directamente no funciona, será más fácil reconocer el fallo que impide su normal funcionamiento y el motivo por el que no lo hace. Como tal, esta información la puedes encontrar en su caja o en el manual.

Cómo es su mantenimiento

Es muy importante cuidar cada uno de los componentes eléctricos, ya que su funcionamiento depende un 80% de ellos. De todas formas, siempre recomendamos acudir a un especialista o al fabricante de nuestro VPN para asegurarnos de que no van a haber ningún tipo de contratiempos, tanto para nuestra seguridad como para la del patinete.

En este sentido, es necesario recalcar que cuentan con un mantenimiento periódico. No es que tengamos que estar constantemente encima de él, pero sí que cada cierto tiempo habrá que revisar algunos componentes básicos, especialmente para no sufrir algunos daños frecuentes, como mencionaremos a continuación.

Mantenimiento problemas batería patinetes eléctricos

Así, para evitar que tengamos problemas de carga en la batería de nuestros patinetes eléctricos, nos aseguraremos de que todas las piezas que lo rodean estén en buena sintonía. Por supuesto, los externos como los neumáticos, luces o motor eléctrico también. Pero en este caso nos referimos a la unidad de almacenamiento.

  • Lo más importante para evitar reducir su vida útil es no acelerar rápidamente, pasando de cero al máximo en solo unos segundos.
  • Al almacenar las baterías de litio, de la misma forma que las de gel, tendrás que cargarlas y después desconectarlas. De esta manera mantendrán el 70-80% de su carga total.
  • La autonomía de una batería de litio, al ser mayor que una de gel, nos permitirá no tener que volver a cargarla hasta que pasen dos meses aproximadamente. Asimismo, las podrás guardar inclinadas sin ningún problema.

Problemas más comunes

Una vez identificadas, es importante que sepas también que la batería de litio para los mismos es mucho más común que la de gel. Sin embargo, y si bien tu patinete usa en su caso una de gel, no debes preocuparte. Es verdad que es menos común, pero esto tampoco quiere decir que sea obsoleta, ni mucho menos.

Problemas batería patinetes eléctricos

Su mantenimiento es bastante parecido; como hemos dicho, una de gel puede durar máximo dos años y una de litio hasta cuatro. De esta manera, el uso que le demos al patinete eléctrico afectará la durabilidad de la batería a largo plazo. Como todo, hay varios factores que influirán en el rendimiento diario de las baterías. Estos son algunos como el peso del conductor, la velocidad a la que se desplace y el tipo de terreno.

Igualmente, y aunque seamos conductores delgados, que no frecuentemos velocidades muy altas o que nos movamos por calles en perfecto estado o sin baches que puedan afectar a las mismas, existen una serie de problemas que pueden afectar seriamente a la batería de los patinetes eléctricos, más cuando nos disponemos a efectuar la carga.

Cargador roto

Aunque no es precisamente uno de los problemas con menos solución, sí llega a ser de los más comunes. El motivo principal es que, al igual que el vehículo, tiene una vida útil no demasiado extensa. Esta suele rondar los dos o tres años con un uso constante. Es cierto que si somos usuarios no tan exigentes este nos va a durar más.

El condicionante más importante es que los cargadores, como pasa con el de los móviles, sin ir más lejos, son propensos a estar hechos de materiales no demasiado resistentes. También puede verse afectado por sobretensiones de la línea. Los cargadores que suelen proveerse junto con los VMP no tienden a ser de gran calidad. Por eso, si tienes problemas con tu cargador original, es preferible que optes por un buen cargador de litio de carga rápida.

Daños de batería

Esta suele ser la razón principal por la que a la hora de realizar la carga este no llega a completarse. También es muy posible que aunque el cargador esté en buenas condiciones (es decir, que no esté dañado), observemos que la carga tarda más en finalizar. Como hemos dicho, por norma general tienen una vida que llega hasta los tres o cuatro años, pero antes la batería puede verse comprometida.

Cargador/cable roto

Del mismo modo, esto puede dar que hayamos dejado que la unidad se descargue del todo al 0%. Este es un fallo bastante habitual de los usuarios, pero del que nunca podemos caer, o al menos no de manera frecuente. Si esto ocurre con regularidad, la batería llegará a agotarse antes de lo previsto, o lo que es peor: estando en buen estado, no pueda cargarse. Lo más habitual en estos casos es que se tenga que sustituir por otra nueva, algo que no es precisamente barato…

Capacidad deteriorada

Puede pasar. Aunque a simple vista la batería en sí esté correctamente, y que se completa de manera habitual a la hora de su carga, es común que una vez desenchufada la autonomía de los mismos patinetes eléctricos sufren problemas de batería. O lo que es lo mismo: que a la hora de su uso llegue a vaciarse antes de lo previsto, y cada vez con más rapidez.

Este es un deterioro de la capacidad de la batería, o de corriente. Esta nos la suelen dar en Ah (amperios/hora), aunque también se ven con los mAh (miliamperios/hora). Como tal, es el potencial que posee una batería completamente cargada, esto para suministrar una cantidad de electricidad especificada. Si bien es normal que la capacidad de carga disminuya con el tiempo, esto no suele suceder hasta más o menos los dos años.

Celdas y cables dañados

Las baterías son uno de los componentes más sensibles de estos vehículos electrificados. Ya sean VPN, coches, bicis… son unidades que sí que son más propensas a sufrir algún tipo de daño más crítico o, incluso, irreversible. Cabe destacar que las incidencias en este apartado difieren mucho dependiendo del sistema de refrigeración que tengan.

Celdas dañadas

Los modelos con los acumuladores refrigerados por líquido presentan muchas menos averías y fallos que los refrigerados por aire. Afortunadamente, los fallos en las baterías suelen solucionarse sustituyendo sólo las celdas dañadas, lo cual reduce notablemente la factura final de la reparación.

En conjunto con esas posibles celdas con daños, el equipo puede haber dejado de cargar debido a una avería en los cables que salen de la batería. Generalmente, esto pasa cuando el vehículo ha sufrido fuertes golpes o ha estado expuesto a la sobrecarga, cuya consecuencia es la quema de algunos componentes internos.

También es preciso indicar que este es un componente de tu patinete que va a sufrir el desgaste propio del uso. Por lo que llegará un momento en el que irremediablemente tengamos que sustituirlos por otros nuevos.

¡Sé el primero en comentar!