Para divertirse y jugar: estos son los mejores patinetes para niños

Los patinetes eléctricos están expresándose en multitud de formas, tipos y potencias para adultos, pero también los hay para el uso de los niños. Un tipo de vehículo que, inicialmente, estaba destinado para ellos y por los que tan bien se les había reconocido. Ahora bien; ¿qué tenemos con estos? ¿Cómo son y en qué se diferencian? Conocemos estos y otros detalles, y el que puede ser el mejor.

Las bicicletas y patinetes eléctricos han experimentado un enorme auge en los últimos tiempos. Estos vehículos han tenido una gran aceptación porque reducen el impacto medioambiental, y esto beneficia, principalmente, a las grandes ciudades. Es por esto que hoy en día se encuentran con una consideración muy importante.

Un gran uso en niños

Su gran visión siempre estuvo centrada en la facilidad que permiten para transportarnos de un lugar a otro, pero también para realizar algún tipo de actividad al aire libre, algo que beneficia a todos, pero enormemente más a los pequeños de la casa. De todas formas, también hay que pensar que los más niños utilizarán estos patinetes eléctricos más para jugar, divertirse, hacer trucos y carreras.

Sin embargo, también es verdad que hay que tener sumo cuidado con ellos. El motivo no es otro que la seguridad. Y es que, la proliferación de este medio de transporte práctico, económico y sostenible ha traído consigo conflictos de convivencia con los viandantes y el resto de vehículos por falta de legislación.

Su aparición en las calles de las grandes ciudades de nuestro país ha sido tan rápida y espontánea que ha hecho por legislar diferentes normativas destinadas a este tipo de movilidad urbana. Y en ello también entren los niños, los cuales ya no lo tienen tan fácil como antes a la hora de circular con estos patinetes, puesto que ahora hay muchos más que antaño… y con muchas más potencias. De todos modos, en el mercado podemos encontrarlos los mejores y los más adecuados para ellos.

Cómo son

Pese a que tiene sus detractores porque se han multiplicado en las aceras de nuestras ciudades, es obvio que el patinete ofrece muchísimos beneficios: evitan el sedentarismo y fomentan la actividad física, y desarrollan la psicomotricidad, el equilibrio, la coordinación mano-pie y el sentido espacial.

Los que han tenido la oportunidad de manejarlos saben que son fáciles de controlar, son seguros siempre que se utilicen con casco y protecciones, y caben en cualquier lugar porque la mayoría son plegables. Es más; se ha demostrado que los patinetes eléctricos para los niños ayudan a desarrollar muchas aptitudes de nuestros pequeños, y les ayuda también a estar activos.

Cómo son patinetes eléctricos para niños

De hecho, gracias a las nuevas tecnologías, las diferentes marcas han desarrollado diseños mucho más seguros y altamente beneficiosos para el desarrollo psicomotor de los niños. Ahora bien, entre tanta variedad, ¿cómo reconocer los que están dirigidos hacia ellos?

Por norma general, suelen tener una presencia mucho menos estilizada (que no moderna), con una altura más adecuada a su rango de edades y con potencias que se ajustan a todos. Porque sí; a diferencia de los que pueden ser para adultos, estos se ven con grandes grupos diferenciadores a utilizar por los usuarios: desde los más pequeños hasta los que tienen una edad suficiente para hacer suyo su control.

Consideraciones y qué diferencias tienen

Independientemente de que sean para un público o para otro, todos estos VMP tienen prácticamente los mismos elementos. Suelen estar equipados con motores eléctricos del tipo con escobillas, ya que ofrecen una alta fiabilidad a un precio económico. Su vida útil será siempre muy superior a la del resto de componentes del patinete eléctrico, como por ejemplo las ruedas, rodamientos, transmisión, frenos, etc.

El rango de edad estándar de un patinete para niños se encuentra entre los 6 y 14 años, son de tipo infantil y junior. Posteriormente, y excepto en los de categoría A, los patinetes para adultos se podrán utilizar únicamente a partir de los 16 años de edad. De hecho, y al igual que sucede con las motos de distinta cilindrada, no todos los scooters son iguales.

Consideraciones patinetes eléctricos niños

Los segundos son más potentes, de hecho, pueden llegar hasta los 65 km/h. En el caso de para los más pequeños, estos se centran en velocidades que no sobrepasen los 20 km/h. Así, tanto para adultos como para niños, son vehículos que se van utilizando muy bien por todo el público.

Como no podía ser de otra forma, los infantiles, para niños entre los 6 y 14 años, poseen una capacidad de aceleración más limitada. Se trata de que se diviertan lo máximo posible… sin poner en peligro su seguridad y las de los demás. Como veremos a continuación con sus respectivos modelos, estos tienen unas características que lo hacen muy particulares, de ahí que estén indicados para unas edades mínimas y límites.

  • Edad, tamaño y peso. La edad es importante sobre todo porque los patinetes están adaptados a cada etapa de desarrollo psicomotriz. Pero se debe tener en cuenta también la talla y el peso porque puede haber muchas diferencias en niños de la misma edad.
  • Las ruedas. Existen patinetes con dos y tres ruedas. Es evidente que los de tres son más estables y, por tanto, apropiados para los niños de menor edad. Cuanto mayor sea el número, más dura será la rueda. Las blandas agarran mejor, pero se desgastan con rapidez.
  • Manillar y plataforma. Lo más recomendable. Por eso debes optar por un modelo de aluminio ya que combina todas sus propiedades. En cuanto al manillar, hay que fijarse si se puede ajustar a varias alturas.
  • Seguridad. Conviene recordar que la práctica del patinete puede resultar peligrosa en determinadas ocasiones, por lo que es muy recomendable equipar al pequeño con casco, rodilleras y coderas.

Tipos y modelos

A la hora de escoger uno u otro para nuestro hijo deberemos tener en cuenta, sobre todo, su edad. Los niños pueden empezar a practicar este deporte a partir de los dos años de vida. En esta etapa, lo mejor es adquirir patinetes de tres ruedas, dos delanteras y una trasera, para facilitar el control del aprendizaje y del vehículo en sí.

Es importante que en la parte trasera solo haya una rueda, puesto que de haber dos el niño tendría más dificultades para mantener el equilibrio, tocaría las ruedas con el pie constantemente y caería. Es ahí donde vamos a encontrarnos patinetes para niños que cumplirán con todas sus necesidades. Aquí entran los de tipo infantil y los junior, antes mencionados, ambos con función y propulsor a baterías.

  • Patinete infantil. Son los primeros y los que todo el público sabrá reconocer. Estos poseen una capacidad de aceleración más limitada. Se trata de que los niños se diviertan lo más que puedan sin poner en peligro su seguridad y las de los demás. Están hechos con potencias de menos de 20 km/h y motores que se presentan con 100 W o menos.
  • Patinete junior. Pensado para uso esporádico, se utiliza para desplazamientos cortos o para jugar en superficies lisas. Tienen un tamaño de rueda medio, un compromiso entre manejabilidad y comodidad. Suelen ser plegables para que ocupen poco sitio. Algunos pueden incluir suspensión delantera, aunque ya estaríamos hablando de patinetes de gama media o media alta. Suelen darse con potencias de entre 100 y 300 W.

Por su parte en lo referido a los que pueden ser los dispositivos más correctos o manejables, tenemos que decir que todos los que cumplan con las características anteriores serán una buena baza para ellos, aunque es verdad que hay fabricantes de mayor nivel que tendrán mucho que decir en nuestra decisión. A grandes rasgos, podemos decir que los BikeStar o Moma Bikes son dos de los más positivos para su uso.

BikeStar

El primero de estos patinetes eléctricos para niños que tenemos en el mercado es este de BikeStar, un tipo de vehículo que está muy bien capacitado para los más jóvenes. Estos, en su caso, son fácilmente reconocibles por sus ruedas grandes que se parecen a las de las bicis.

Destacan también porque sus motores y potencias no son muy pequeñas ni tampoco muy altas, por lo que son bien dirigidas hacia un público principiante de este rango de edades. Dos de sus grandes cualidades son la estabilidad y la resistencia gracias a sus cuadros de acero tubular que los hacen prácticamente irrompibles.

Asimismo, este modelo está recomendado para niños y niñas a partir de los 6 años, pero la marca también ofrece un modelo para los peques de 4 y 5 años. De dos ruedas, sus neumáticos tienen una talla de 12 pulgadas, lo que les hace tener el mejor comfort y calidad sobre el asfalto gracias a la suspensión incorporada. Tiene una autonomía de entre 12 y 15 km. En Amazon tiene un precio de 138 euros.

Hudora 14695

Junto a la de BikeStar tenemos a la de Hudora, una empresa alemana que lleva casi un siglo desarrollando productos relacionados con el deporte, el juego y el ocio, especialmente diseñados para personas activas de todas las edades. Es aquí donde entran los patinetes para los niños, en concreto el modelo 14695.

Esta es una de las mejores propuestas, donde está fabricado con aluminio de alta calidad, pesa 4,7 kg y soporta un peso de hasta 100 kilos. Es plegable y, aunque es un excelente regalo para niños de todas las edades, está recomendado a partir de los 6 años.

Se regula en altura desde 70 hasta 104 centímetros e incluye pata de cabra para aparcarlo en cualquier sitio. Además, dispone de un freno trasero que se activa con el pie. Además, y con seguridad uno de los aspectos que más gustan, es que su manillar viene con agarraderas seguras y ajustables. Su autonomía es de alrededor de 8 km. En Amazon lo encontraremos por menos de 100 euros.

Moma Bikes

La de Moma Bikes, como decimos, es una de las marcas más presentes en cuanto a patinetes, y para los niños, también. En su caso, tienen un único modelo que se observa como la gran apuesta del mercado. Un vehículo muy amable con todos, y con la importancia de ser de los más seguros que podemos hallar.

Moma

Se trata de uno muy práctico del que proporciona una velocidad máxima de 12 km/h. A destacar también que es bastante silencioso en comparación con otros modelos de similares características. Su autonomía no es, quizá, la más alta, pero del que sí permite un recorrido bastante gratificante, esta vez de entre 6 y 8 kilómetros.

Igualmente, este dato queda compensado por lo poco que se tarda en cargar su batería: sólo cuatro horas. Además, es bastante ligero, con tan sólo diez kilos de peso, y plegable, lo que permite que sean muy fácil de llevar de un lado a otro.

Homcom Scooter

Con estructura de acero y diseño plegable, este patinete eléctrico es muy fácil de usar, lo que le convierte en la opción perfecta para que los niños de entre 7 y 14 años experimenten con la velocidad, el equilibrio y el control de su movilidad de forma segura y cómoda.

Es por esto que si el Moma Bikes es una de las grandes bazas, este tampoco se queda atrás. Lo vemos por ejemplo en tiendas como la de Amazon, que ha resultado ser uno de los más vendidos en los últimos tiempos. Es una opción muy segura para todas las actividades que quieran realizar.

Funciona con un motor muy silencioso que acelera y frena fácilmente mediante el manillar. Incorpora un pie de apoyo retráctil para estacionar el patinete cuando no está en uso. De esta forma, nuestros peques podrán viajar de 8 a 10 km después de cargarlo de 5 a 8 horas. Tiene un precio de 102 euros.

M Mega Wheels

Por otra parte, si nuestro hijo cuenta con un nivel más avanzado, e incluso quiere empezar a practicar el freestyle, entonces podemos seleccionar un patinete más específico. En estos casos, se recomiendan aquellos modelos más ligeros y resistentes, con ruedas más duras, de perfil plano y 100mm de diámetro y rodamientos más rápidos.

M mega Wheels

Es lo que sucede con este de M Mega Wheels. Como tal, este está pensado para unas edades algo mayores. Más teniendo en cuenta que su motor de 250 W que le permite alcanzar una velocidad de 23 km/h y ascender por cuestas con una inclinación de 15 grados.

A destacar la carga rápida de su batería, unas tres horas, que permite contar con una autonomía de 12 kilómetros como máximo. Asimismo, su aleación de aluminio lo convierte con sus 7,8 kilos de peso en uno de los modelos más ligeros y más fáciles de transportar, ya que es plegable. Otraa características son sus ruedas de caucho antipinchazos, luz trasera LED, sistema de frenos dual, amortiguación delantera, guardabarros y manillar ajustable a diferentes alturas. Su precio ya es de 199 euros.

¡Sé el primero en comentar!