Volkswagen e-Up! La renovación del pequeño utilitario más accesible

Aunque la firma de Volkswagen se prestó para tener a sus ID.3 e ID.4 como auténticos protagonistas de su ramificación eléctrica, el Volkswagen e-Up tiene una importante vista en todo lo que es el segmento electrificado de la marca. Con salidas bastante más tempranas que el número 3, este Up! se conforma igualmente en una posición satisfactoria en el mercado. Está pensado para aquellos usuarios urbanitas que buscan hacerle kilómetros.

2019 fue un año frenético para Volkswagen. Prueba de ello fueron las grandes novedades presentadas. Primero fue el ID.3, el primero de la nueva generación de eléctricos de la marca alemana. Posteriormente lo hacía la ID. Space Vizzion, un familiar que ampliaba la familia. Y luego llegó la actualización del e-UP!, un modelo que se vistió con sus mejores galas que subió el nivel del segmento urbano.

Tenemos así un vehículo 100% eléctrico que ha sabido tener una respuesta total dentro de la variante, y eso que la gama mayor de los ID.3 e ID.4 eclipsaron toda la serie. Sin embargo, esta nueva generación del Volkswagen e-Up, nacida inicialmente en 2009 y 2014, se ha convertido en todo un superventas. Y la verdad es que no sorprende.

Hablamos de un coche muy prestacional, de gran calidez a la hora de su conducción, de una autonomía notable y lo que es mejor: el trampolín perfecto para esos conductores que se animan y se unen por primera vez a la generación electrificada tras su paso por los tradicionales de combustión interna.

Basado en la misma plataforma de sus primos Seat Mii electric y Skoda Citigo, Volkswagen realiza la misma operación de resucitar su modelo urbano, desarrollando ahora la versión 100% eléctrica que refuerza la apuesta de la marca por la movilidad sin emisiones en la ciudad. En esas, lo cierto es que esta versión de nuevo desarrollo nada tiene que ver con el primer prototipo Volkswagen E-UP de 2009, que debutó oficialmente en el Salón de Frankfurt de 2011. Entre sus rivales más directos se encuentran los Renault Twingo Electric, el FIAT 500e, el SEAT Mii electric o el Skoda Citigo.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: 20.000 euros
  • Capacidad: 4 plazas
  • Potencia: 61 kWh
  • Autonomía: 260 km
  • Aceleración: 11,9 segundos/100km/h

Diseño

Cuando hablamos de coches eléctricos bien tenemos que hacerlo con vehículos que van más allá de los SUV’s, todocaminos, coches altos, de gran voluminosidad… y hacerlo, también, por modelos más compactos, pequeños, de menores dimensiones y, en algún caso que otro, de potencias reducidas. Es lo que ocurre, en toda su expresión, en coches como este Volkswagen e-Up!

De primeras, lo que más llama la atención es que contamos con líneas bastante pronunciadas y de gran sintonía con el resto del coche. Eso sí; no tiene nada que ver ante otros de la gama o la serie eléctrica de la firma alemana. Aunque es totalmente eléctrico, hay mucha distancia entre él y los ID.3 e ID.4.

Por ejemplo, estéticamente destaca por la presencia de molduras embellecedoras de color azul, además de por las inscripciones e-Up! En el frontal, este disponía ya del nuevo logotipo que la marca moldeó en 2019. Mientras, la luz de marcha diurna con tecnología led adquiere forma de C, algo ya habitual en los eléctricos de la serie. Las entradas de aire, por su parte, tienen rejillas en forma de nido de abeja.

Es un coche que mide 3,60 metros de largo, 1,65 de ancho y 1,49 de alto. Como vemos, es un diseño que en realidad proviene de su generación anterior con motores combustión interna, por lo que se trata de una ligera actualización. Aun así, su imagen se muestra actual tal y como sucede en sus alternativas del grupo Seat Mii.

Versiones

En lo que respecta a sus versiones disponibles, tenemos que decir que la marca del VW ha decidido dejar y apartar sus motores de combustión, y en este Up! más de lo mismo. Por tanto, y para enfocarse en lo puramente eléctrico, el grupo optó por cerrar la comercialización de este modelo en versión de combustión interna.

Exterior Volkswagen e-Up!

En este aspecto, el que contábamos hasta hace unos meses era un vehículo que portaba un motor 1.0, con tecnología TSI BlueMotion de 90 CV. Lo que, en principio, lo haría algo más potente que la versión electrificada. Sin embargo, todo se apuntó por una generación completamente nueva para este concepto.

En esas, el fabricante sigue apostando fuerte por la continuidad de modelos como este, un coche que es ahora el único representante de la familia en el mercado español, en donde será ofertado solo con la carrocería de cinco puertas y una completa dotación de serie. Este lo hace con potencias de 61 kW, el equivalente a 83 CV, al que se le suma unas baterías que hacen por otorgar una buena autonomía.

Motor y baterías

El Volkswagen e-Up! hace uso de un motor eléctrico de 60 kW que desarrolla 82 CV de potencia, con un par máximo de 210 Nm. El pequeño eléctrico del fabricante alemán pude alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h, mientras que sus baterías de iones de litio de 18,7 kWh le brindan una autonomía que, de acuerdo al ciclo de homologación, alcanza los 260 kilómetros con una carga completa.

Con estos números el utilitario eléctrico se desenvuelve a la perfección entre calles, con una entrega de potencia suave y progresiva, pero que si le exigimos toda la potencia disponible la desarrolla de manera decidida. Responde con contundencia si la situación lo requiere y en ningún momento sentiremos que vamos faltos de capacidad de aceleración.

Para cargarlo, solo precisa de cuatro horas en una conexión de 7,2 kW para un 80%. El cable de carga tipo 2 necesario está incluido de serie. Para cargar en casa, la filial del Grupo Elli (Electric Life) ofrece nuevos Wallbox denominados ID.Charger: el más económico -399 euros- suministra una potencia de 7,2 kW.

Consumo

El e-Up! aprovecha todas las virtudes de los automóviles Volkswagen. Tiene clase, es eficiente, equipa las últimas tecnologías empleadas por la marca de Wolfsburgo y su interior es confortable y práctico, con espacio para cuatro adultos. Además, los 210 Nm de par motor se ofrecen directamente en cuanto se pisa el acelerador, lo que significa que es un coche que acelera más rápido que muchos modelos de combustión.

Consumo Volkswagen e-Up!

De ahí que tengamos también un 100% eléctrico con un consumo bastante satisfactorio, sobre todo de acuerdo a sus potencias y a la eficiencia de sus baterías, como hemos visto. En este sentido, es importante matizar que es un vehículo que se coloca bastante por debajo de sus rivales directos como el Twingo Electric de Renault o el Fiat 500e.

En esas, y como otra de las varias similitudes con el Seat Mii eléctrico, este Up! mantiene unos niveles de consumo de energía que no supera los 11,7 kwh/100 km. De todas formas, tal y como indica la marca, es posible contenerlo y bajar un poco esos registros, hasta, incluso, los 11’3 kwh a los 100 kilómetros.

Con todo, si lo situáramos en una comparativa con modelos cercanos, lo tendríamos con unos registros mejores que el Mii pero a la par (e incluso por encima) Mitsubishi Mi i-Ev, que ostenta cifras de entre 11,5 y 11,9 kW/100km, o el Hyundai Ionic EV, el rey de la lista de los consumos más bajos con apenas 11,5 kW/100km. Ese puede ser el consumo máximo habitual del Volkswagen un trayecto donde el inicio y el destino estén a similar altitud y la conducción sea normal (se puede consumir más conduciendo a toda velocidad, pero probablemente no será lo habitual).

Interior y acabados

Y si pocos son los cambios en el exterior, lo mismo ocurre en el interior del Volkswagen e-Up! El mismo luce una nueva tapicería específica para los asientos y una pequeña consola central en el salpicadero, donde se integra el climatizador, con pantalla LCD, la radio y un soporte para colocar el smartphone.

Interior Volkswagen e-Up!

Ofrece bastante espacio en relación a su tamaño exterior, lo cual permite acomodar a 4 adultos. No encontramos grandes concesiones al lujo como pueden ser tapizados en piel o materiales más nobles, pero la calidad de construcción es buena en términos generales.

Además, y si nos trasladamos hasta su maletero, podemos ver que su capacidad es 251 litros, cifra que aumenta hasta 959 en el caso de plegar los asientos traseros, algo que se puede llevar a cabo en proporción 40:60. Por su parte, todos los asientos tienen detección de ocupación. Los delanteros, a su vez, son los que llevan reposacabezas integrado. De estos dos, el del conductor lleva reglaje en altura.

Equipamiento

Uno de los aspectos más llamativos de este Volkswagen es su gran equipamiento, con la más avanzada tecnología y fantásticos asistentes de seguridad para que disfrutes aún más de la conducción. Que no te engañe su pequeño aspecto, con el e-Up! no se te resistirá nada a tu paso por la ciudad.

Multimedia

Pese a ser un coche pequeño, está dotado de numerosas asistencias a la conducción, como el aviso de cambio involuntario de carril, el control de crucero o el limitador de velocidad, todos de serie. En lo que respecta al equipamiento tecnológico y de confort, cuenta con climatizador, equipo de sonido integrado, puerto USB, conexión bluetooth y volante multifunción.

Como alternativa a la de serie, el nivel más básico, tenemos el equipamiento Style. Este es un nivel superior, pero que tampoco cambia nada al respecto. Es el que añade elementos adicionales como los cromados en el exterior, asientos deportivos delanteros con bandas centrales de los asientos, volante y pomo de la palanca de cambios de cuero o una iluminación ambiental interior.

Extras

Siempre que el conductor lo desee, se puede complementar el nivel Style con extras en aspectos como el tablier digital. Esta vez es un head-up display con realidad aumentada para interpretar las señales del navegador y los datos clave del vehículo. Ello se ve con las funciones de realidad aumentada, que interactuarán con una banda lumínica interior para advertir de peligros o ayudar a dirigir al conductor.

Ante esto, también podemos agregar un elemento distintivo como es la compatibilidad del sistema multimedia con Apple CarPlay y Android Auto. Aunque de serie este Volkswagen e-Up!  no permite recibir actualizaciones remotas, sí que hace porque podamos integrar una conectividad a internet.

Mantenimiento

Si estamos acostumbrados a los coches convencionales, tenemos que saber que estos puramente eléctricos no sufren tanto desgaste, por lo que este será bastante menor. En el caso de este Volkswagen e-Up!, ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante.

Frontal

En el caso de los coches eléctricos, es cierto que se degrada menos y no se encarga de mantener frío el motor sino otras piezas en las que el calor hace mella en su rendimiento. Esto, principalmente, en el equipo donde se efectúan los cambios de la corriente continua almacenada en las baterías y la alterna que consumen y generan los motores.

Así, y según las cifras que maneja la compañía, el propietario puede ahorrar hasta 840 euros por año en costes de funcionamiento, especialmente porque no necesita cambios de aceite ni filtros. Eso sí; tampoco es que no tengamos que hacerles nada. Como cualquier cosa, necesitan sus cuidados. Por esto, la firma recomienda mandarlo a revisión cada 10.000 kilómetros para comprobar los diferentes niveles de neumáticos, filtros del habitáculo, escobillas, líquido de frenos…

Garantías

Cuando compramos un coche nuevo el fabricante está obligado por ley a ofrecer dos años de garantía. Desde la fecha de la matriculación y sin límite de kilometraje, la marca tiene la obligación de reparar los defectos de fabricación y las averías mecánicas, eléctricas y electrónicas del vehículo de forma gratuita, salvo que se deban al desgaste de las piezas. Es lo que se conoce como garantía legal.

Paralelamente, los concesionarios suelen ofrecer una garantía comercial adicional por varios años más: 3, 5, 7 o hasta 10. Por norma general, se añaden nuevos servicios para hacerla más atractiva para el usuario (asistencia en carretera, vehículo de sustitución, cobertura de mantenimiento, etc) pero también puede reducirse a aspectos concretos (corrosión de la carrocería, reparaciones específicas…)

Ahí, la de Volkswagen es igual para todos sus modelos, bien sean los e-Up!, los Golf híbridos, ID.3… Así, el grupo mantiene una garantía oficial de dos años, 24 meses extensibles hasta los 48 meses (4 años). En lo que tiene que ver con las baterías, este lo hace con un tiempo de 8 años o 160.000 km, lo que antes suceda.