Peugeot iOn, el eléctrico urbano más sencillo para la ciudad

El mundo de los coches eléctricos empezó a dar sus primeros pasos en España cuando en 2010 aparecieron una serie de vehículos, como el Peugeot iOn, que conformaron una especie de introducción a la movilidad eléctrica que hoy profundizamos. En esas, el vehículo de la marca del león se presentó entonces como un urbanita de reducidas dimensiones y del que, más de una década después, sigue teniendo lugar en nuestras calles. Conocemos su ficha técnica.

La primera generación de este tipo de vehículos que llegó a España lo hicieron entre los años 2009 y 2011. En principio, enfocados únicamente a entornos urbanos y con medidas más reducidas de lo habitual, se observó que muchos de ellos tenían formas similares, exceptuando algunos casos como el Leaf de Nissan, entre otros.

Sin embargo, fueron automóviles como el de Peugeot, el iOn de 2011, que asombró a propios y extraños. Es verdad que si lo comparamos con los que tenemos hoy en día, este es un coche de menor consideración en prácticamente todos los campos. No obstante, y como algo que llama bien la atención, es que un coche que dio el paso a la marca para ser uno de los protagonistas de su incursión eléctrica.

Con todo, se trata de un utilitario urbanita, muy, muy pequeño, que ha recibido este 2021 una actualización, pero de una manera muy concreta y sin demasiados cambios más allá de unas pequeñas alteraciones de diseño y chasis. Ante esto, lo que vemos es que se da como una especie de renovación estructural, necesaria por Peugeot, pero de la que también saben que es un modelo que tendrá los días contados.

Cabe mencionar, especialmente, que este se nos presenta como un coche que está pensado, 100%, para un uso en ciudad, por lo que puede ser habitual que hallemos más de una falla si lo sacamos de viaje o a medirlo en distancias medias y largas (desde ya decimos que no es viable en casi ningún caso). Con una autonomía de 130 kilómetros, tiene potencias que llegan a los 49 kW (67 CV). Su único rival directo es el mencionado Citroën C-Zero.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2011
  • Precio: 26.600 euros
  • Capacidad: 4 plazas
  • Potencia: 49 kWh
  • Autonomía: 130 km
  • Aceleración: 15,9 segundos

Diseño

Pero empecemos por el principio. Visualmente, tenemos un coche que tiene una estructura y apariencia muy similar a vehículos como el C-Zero. Y ya no solo por sus medidas excesivamente pequeñas, que a veces no juegan tanto a su favor, sino que, incluso, cuando nació allá por el 2011, parecía el hermano gemelo de su homólogo francés, aquel Citroën de exactas líneas.

En esas, lo que vemos es que este Peugeot iOn quiso seguir, entonces, un patrón que funcionaba, sobre todo para el que era el público que buscaba un vehículo 100% eléctrico, y lo demás le daba un poco igual. Claro, con el paso de los años esto fue cambiando a grandes rasgos, por lo que hoy sigue siendo tan importante ver más allá de lo visual.

Con todo, la versión actualizada de este 2021 llega como un urbano que ofrece cinco puertas y cuatro plazas en una longitud de menos de 3,5 metros. Comparte plataforma con los Citroën C-Zero y Mitsubishi i-MIEV. Es un modelo que está disponible en un único acabado, denominado Active, y configuración técnica.

Como tal, su diseño se rige en su totalidad por su configuración: motor trasero, propulsión trasera. De primeras, lo que más llama la atención es que contamos con líneas bastante pronunciadas y de gran sintonía con el resto del coche. Con pequeños esbozos y miradas a los Mitsubishi MiEV, o incluso al Mii eléctrico de Seat, este de la firma gala se ve también con una imagen que se muestra actual tal y como ha venido sucediendo en la primera versión, la de 2011. Sin demasiadas florituras o cambios estéticos generales.

Versiones

Los cambios que tenemos con el primero son algo particulares, pero tampoco se diferencia mucho. En cuanto a las potencias, y si bien este que desgranaremos ofrece algo más de 60 CV, el primer modelo lo hacía con unos escasos 45 kW (alrededor de 60 CV).

Exterior Peugeot iOn

Esa versión de 2011 hace que tengamos con él una actualización del presente algo más sofisticada en líneas generales, sobre todo en su apariencia, pero poco más. Lo poco que sobresale de él es que el primer prototipo tenía una autonomía de poco más de 110 km reales, mientras que el de este año permite que recorremos distancias cortas entre ciudad y algún que otro pueblo con una autonomía de 130 km.

Esto es gracias a las nuevas baterías que incorpora. Como veremos en profundidad, estas son de litio de 16 kW, capaz de suministrar 330 V. En cambio, el del 2011, se mantenía con unas unidades de 8,7 kW, también de litio.

Motor y baterías

Centrándonos en uno de sus puntos clave, el motor y las baterías, cómo es su motorización y su sistema propulsor, lo que destaca de él es que utiliza uno bastante simple en comparación con los que salen hoy en día. Sin ir más lejos, el e-208 de la casa, con el que Peugeot más está aprovechando el tirón de los eléctricos.

Así, este Peugeot iOn equipa un motor que da 49 kW (el equivalente a 67 CV) de potencia máxima y 180 Nm de par máximo. Son unas cifras idénticas a las del i-MiEV. El motor mueve las ruedas traseras a través de un diferencial. Este Citroën puede alcanzar 130 km/h de velocidad punta y acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 15,9 s.

De esta forma, el motor eléctrico funciona con la energía proveniente de la batería de iones de litio. Va ubicada bajo los asientos posteriores y está compuesta por 88 células. Tiene una capacidad de 48 Ah (16 kWh) y suministra la corriente a una tensión de 330V. Estas pueden ser recargadas de dos formas: conectando el coche a la red convencional (230V), con lo que estaría a plena carga en unas 6 horas.

O bien con un sistema de carga rápida a la red trifásica de 380V llamado CHAdeMO, que permite recargar la batería un 50% en 15 minutos y un 80% en unos 30 minutos.

Consumo

Preguntar cuánto consume un coche eléctrico tiene una respuesta sumamente amplia. No hay una fórmula mágica o estándar ni tampoco vale con tomar una calculadora del coche eléctrico para fijar una cantidad X. La cuestión tendrá una solución similar a la pregunta equivalente en relación a cuánto consume un coche de gasolina o cuánto consume un coche diésel.

Consumo Peugeot iOn

Lo cierto es que el peso es trascendental a la hora de establecer el consumo en kWh de los vehículos eléctricos, pero tanto o más lo es la aerodinámica. Su calado en la automoción mediante soluciones innovadoras son claves para mejorar la eficiencia del motor eléctrico en el uso de fuentes energéticas.

Es por esto que no siempre tenemos una medida certera, sino más bien la que se puede acercar al consumo real, igual que ocurre con la autonomía dada. En este sentido, tal y como nos dice Peugeot, este iOn tiene unas cifras de consumo de 12,6 kwh/100 km. Este es un registro bastante bajo si lo medimos con el resto de los modelos y marcas. De hecho, en estos términos, se sitúa entre las más bajas del mercado, por lo que podemos decir que es un coche muy eficiente.

Interior y acabados

Como en todos los coches de su tipo y estilo, lo que tenemos es un vehículo que en su interior no destaca demasiado, por no decir nada. Ese es posiblemente, uno de los puntos donde menos favor le hace, puesto que apenas se distancia de uno convencional de hace 10 o 15 años. De hecho, hay modelos de antaño que tienen más sistemas, y en algunos casos, hasta inteligentes.

Interior Peugeot iOn

Su naturaleza no es otra que ocupar poco espacio y que su uso se limite a lo estrictamente necesario. Por este motivo, la funcionalidad no es uno de los puntos que deberías tener en cuenta a la hora de comprarte o no este eléctrico. Las limitaciones se sienten en el propio habitáculo, donde el espacio para las piernas es bastante reducido y, además, si se es un usuario de talla media, no nos sorprenderemos si las piernas se dan con frecuencia al guarnecido de la puerta.

Detrás, está homologado para llevar a cuatro personas. En esta segunda fila la convivencia también es complicada, sobre todo en lo que a la movilidad de las piernas se refiere. En cuanto a su maletero, este Peugeot iOn cuenta con 166 litros de capacidad. Evidentemente no es un coche para viajes, como hemos mencionado, pero su fondo es suficiente.

Equipamiento

Pasando al lado de su equipamiento, como hemos dicho en todo lo que respecta a su interior, no es un coche que ofrezca demasiadas soluciones. Es más; se podría decir que no está hecho para los que busquen sistemas de infoentretenimiento, o a los que les guste jugar con las pantallas, ni mucho menos.

Multimedia

Con un interior bastante sencillo donde el espacio no es su principal virtud, sí que cuenta con los elementos necesarios para que los trayectos sean suficientes desde la perspectiva de la comodidad. Posee aire acondicionado y se puede incluir un navegador portátil, aunque tendrán que ponerlo en el concesionario.

Se comercializa en varios colores y su diseño llama la atención por lo futuristas que son sus líneas. De esta manera, el de la casa francesa instala radio-CD con lector USB y MP3, interfaz Bluetooth, aire acondicionado, anclajes ISOFIX en asientos traseros, retrovisores exteriores regulables y abatibles eléctricamente, encendido automático de luces y seis airbags.

Extras

Sus escasos niveles de equipamiento también hacen porque no demos con él con importantes extras, como sí pudiera suceden en los e-208, el 100% eléctrico que más gusta de la firma del león. De esta manera, este modelo solo ofrece un único añadido que podemos incluir en conjunto con el inicial equipamiento de serie.

Este es el que destaca el que podría denominarse como Style C. El cual, además de todo lo que lleva las anteriores versiones, lo hace equipando un color exclusivo de carrocería negra, con techo negro, luz ambiente LED en el habitáculo y tapicería exclusiva de tela y cuero con costuras en azul.

En lo que sí se centra muy bien es en todos los sistemas de seguridad, como es el sistema de seguridad pasiva. Este se trata de todos aquellos elementos que contribuyen a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha y, en la medida de lo posible, evitar un accidente.

Mantenimiento

Otro de los puntos más importantes que tenemos que considerar es el mantenimiento. Sí es verdad que este tipo de coches no utilizan tantos sistemas complejos que puedan hacer que su fiabilidad sufra, como suele ocurrir con los de combustión. Pero también hay que tener en cuenta que sigue siendo un vehículo electrónico con motriz y piezas integradas, por lo que siempre habrá que hacerle una revisión.

Frontal

En el caso de este Peugeot iOn ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante. En este caso, y según las cifras que maneja la compañía, el propietario puede ahorrar hasta 840 euros por año en costes de funcionamiento, especialmente porque no necesita cambios de aceite ni filtros.

Eso sí; tampoco es que no tengamos que hacerles nada. Como cualquier cosa, necesitan sus cuidados. Por esto, la firma recomienda mandarlo a revisión cada 10.000 kilómetros para comprobar los diferentes niveles de neumáticos, filtros del habitáculo, escobillas, líquido de frenos…

Garantías

Si hablamos de garantías, y como en cualquier caso de vehículo nuevo que sea de Peugeot, la marca nos ofrecerá una lista de coberturas y tiempos muy bien pronunciados, más si lo miramos al frente de otras marcas. Es por esto que entran aquí una serie de detalles.

Por ejemplo, y como ya vemos anteriormente, para el moderno urbano los galos nos presentan una garantía sobre las baterías de 8 años o 160.000 km. En ese tiempo se conservará, como poco, el 70% de su capacidad. A valorar, la denominada como Garantía total de Peugeot cubre también defectos de fabricación, pintura y perforación.

En caso de incidente (avería, defecto de pintura, perforación de la carrocería), podrás visitar un taller oficial con el manual de mantenimiento y garantías. Por tanto, solo un técnico oficial puede valorar si el defecto puede repararse bajo la garantía comercial de la marca. Actualmente, por ley, lo hace dentro de un marco legal de 2 años.

Pero además de estos dos años de garantía, en Peugeot nos dan la oportunidad de ampliar la garantía. Este plazo, en lugar de dos años pasaría a ser de 5, previo pago cuando hagamos la compra del coche. Dispondremos de un e-208 con el máximo rendimiento y en las mejores condiciones durante más del doble de tiempo.

¡Sé el primero en comentar!