Kia Optima híbrido, la mejor berlina enchufable Cero emsiones

Kia se está posicionando como una marca muy definida para los que pueden ser los coches electrificados, y el Optima híbrido es un claro ejemplo de ello. Un caso donde el fabricante surcoreano tan bien está centrándose en esta tecnología de motorizaciones combinada, y con la que gana ampliamente por ser un modelo de precio asequible en comparación con otros similares de su misma categoría. Conocemos su ficha técnica.

Los tiempos modernos abogan por la sostenibilidad y la contención de emisiones. Y el Optima, en su versión híbrida enchufable, colabora como berlina de largo alcance eléctrico y extenso equipamiento. Este, enfocándose en una tecnología a la vanguardia y muy eficiente antes de dar el paso a los que pueden ser coches 100%, se mantiene como una de las alternativas que más gustan de su categoría.

El mismo Kia Optima se encuadra en un segmento que, sin ser el más demandado, es de paso obligado para las marcas. Es un exponente de prestigio y de la más avanzada tecnología, más si cabe esta variante híbrida enchufable (fue la primera en la marca, ahora complementada por el Niro PHEV), donde asoma en la cima con un producto de gran capacidad y alcance.

Y es que su autonomía eléctrica, con 54 km homologados, es de las mejores del panorama. Así, este aúna lo mejor de dos mundos en una berlina bien construida, muy amplia y poco vista en general. Incluye una garantía de 7 años o 150.000 km. Para los mercados europeos, el esta versión se fabrica en la planta de Kia en Hwasung, Corea.

Con una potencia combinada de 205 CV, el modelo nacido en 2018 se encuentra hoy con la que es su segunda generación, la de 2020, únicamente con motorizaciones híbridas enchufables, si bien entonces lo hacía con motores diésel y gasolina. Esto lo hace ser uno de los mejores escaparates de Kia, también por la tecnología que equipa, seguridad y calidad de construcción. Esta berlina tiene como rivales al Renault Talisman, el Volkswagen Passat, el Peugeot 508 y el Toyota Camry.

  • Tipo: híbrido enchufable (PHEV).
  • Año de fabricación: 2018-2020
  • Precio: 43.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 205 CV
  • Aceleración: 9,4 segundos/100km/h

Diseño

Empezando por su diseño, lo que vemos es que este Kia Optima en versión híbrida enchufable no se diferencia en exceso de las que pueden ser otras motorizaciones de combustión, si bien es más un concepto actualizado que una distinción novedosa, como hacen otras marcas del mercado.

Asimismo, tenemos que decir que las mejores en la del 2020 son bien recibidas, haciendo, a la vez, que se dé como un coche atractivo en todas sus formas, detalles y medidas. Así, se han añadido faros con tecnología LED y algunas molduras en la carrocería. Además, el vehículo crece cinco centímetros en longitud para alojar las baterías de mayor volumen, las cuales, como veremos más abajo, hacen por restar un importante lugar al espacio del maletero.

Con unas medidas de 4,8 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,4 metros de alto, el coche incorpora algunas señas identificativas para este modelo que se hacen muy bien de ver. Estas son unas inserciones en color azul en algunos puntos de la carrocería, como los faros, la parrilla o el paragolpes posterior.

Versiones

Como rescatamos al inicio, la historia del Kia Optima tiene sus años. Desde siempre, incluso con el más actual, la marca quiso aunar sus características de una berlina al tiempo que combinaba con un buen desempeño en la ciudad. Esto hizo que en sus diferentes versiones, tanto híbridas como diésel y gasolina, se le vea como un modelo conceptual y muy actual.

A la vez, y en conjunto con diferentes mecánicas, tenemos dos diseños: la berlina y la Sportwagon. La principal diferencia entre ambas está en el maletero. La versión con carrocería familiar incrementa en 42 litros su capacidad y llega a los 552 litros de volumen total, pero, además, el portón deja un hueco de carga más amplio. En la versión híbrida enchufable, la capacidad del maletero disminuye notablemente debido a las baterías.

Kia Optima PHEV exterior

Con ello, tenemos en cuenta que este modelo presenta una gama de motores que, todo hay que decirlo, es escasa. Lo vemos con algunas composiciones más allá de sus apartados mecánicos, pero en la que no hay mucho donde elegir. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con las de combustión, este se compone de un motor diésel y un motor de gasolina.

En diésel, hablamos del 1.7 CRDI, un motor de cuatro cilindros que desarrolla 141 CV de potencia y entrega 340 Nm de par máximo. La versión de gasolina, que está asociada de forma exclusiva al acabado GT, es el 2.0 TGDi, un motor de cuatro cilindros que entrega 245 CV, desarrolla 353 Nm de par. Este es capaz de lanzar al vehículo hasta los 100 km/h en tan solo 7,6 segundos.

Por último tenemos la más moderna, la PHEV, pero que apenas ha sufrido cambios desde su inauguración. Es la que combina un motor de combustión con uno eléctrico y su batería para entregar la energía. En este caso, el sistema de propulsión está compuesto por un motor de gasolina de 2,0 litros de cilindrada y 156 CV de potencia y otro eléctrico de 50 kW (68 CV). La potencia total del conjunto asciende a 205 CV.

Motor y baterías

Si echamos un vistazo bajo el capó del Kia Optima PHEV nos encontraremos con un motor de gasolina 2.0 GDi de 156 CV y 189 Nm de par máximo que actúa en combinación con un pequeño motor eléctrico de 50 kW (68 CV). De manera combinada el sistema arroja 205 CV y 375 Nm respectivamente. Todo ello junto a una caja de cambios automática de seis velocidades.

El motor eléctrico que equipa el Kia Optima PHEV es alimentado por la energía almacenada en sus baterías. Ello lo hace mantenerse ante uno de los eslabones que nos conducirán de una movilidad 100% térmica a una 100% eléctrica en el futuro.

Son coches donde se combina lo mejor de los dos mundos y que son una alternativa de lo más válida. Con su batería de 9,8 kWh de capacidad, este modelo permite recorrer distancias con una autonomía en modo eléctrico de 57 kilómetros homologados. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos.

Consumo

Son todos estos motores el que ofrece, por su parte, que el consumo de este híbrido enchufable sea bastante parecido al del resto de su competencia, sobre todo visto en comparativa con el Renault Talisman, pero sobre todo con coches como el Volkswagen Passat. Así, este homologa un consumo combinado (ciclo WLTP) de entre 1,6 y 1,9 litros/100 km.

Kia Optima PHEV consumo

Además, este tipo de motorizaciones permiten un gran ahorro en ciudad, donde la marca dice que es posible bajar los registros con la batería vacía. Todo al tiempo a que son menos sensibles a subir los consumos comparados con bloques de gasolina independientes.

Para optimizar la autonomía hay que acostumbrase a dejar que el coche gane velocidad poco a poco, a pesar de lo agradable que resulta sentir la aceleración instantánea y lineal del motor eléctrico. Según su homologación, este Kia Optima tiene 57 km de autonomía en modo eléctrico.

Interior y acabados

Considerando el interior de este Kia, tenemos que prestar atención a varios puntos, por ejemplo su habitabilidad y practicidad. En ambos casos es muy buena, sobre todo observando que sus amplias medidas también se transportan dentro, otorgando un buen manejo a la hora de conducir y un confort tanto para el copiloto como para los pasajeros traseros.

Interior Kia Optima PHEV

Así, por dentro destaca por ser muy limpio y horizontal, donde destaca la calidad de cada elemento. La consola está orientada al conductor del orden de 8,5 grados. Todo está estudiado al milímetro. El Optima de Kia, a la vez, tiene información ad-hoc donde siempre vas a ser consciente del funcionamiento de la batería y su autonomía.

En cuanto a las capacidades, la habitabilidad continúa siendo algo de gran importancia en un modelo en el que hay que ser conscientes que el modelo híbrido cuenta con 310 litros de maletero, una capacidad escasa y que es de 510 litros en los modelos ‘estándar’. El motivo de ello es por el lugar donde se ubican las baterías de alta tensión, que sería el sitio del hueco para la rueda de repuesto. Además, la batería de 12 voltios para los sistemas auxiliares (elevalunas, radio, luces…) también está en el maletero y contribuye a que éste tenga esas formas tan poco prácticas.

Equipamiento

La gama tampoco se complica en cuanto a niveles de equipamiento, que en este caso son cuatro. Estos son los Concept, Drive, GT Line y GT. Los tres primeros están disponibles para el motor diésel, mientras que el tope de gama es exclusivo del motor de gasolina. Hacia el híbrido enchufable, por su parte, también le podemos incluir su propio equipamiento específico, este tope de gama.

El nivel de acceso o Concept ya incluye siete airbags, llantas de 16 pulgadas, freno de estacionamiento eléctrico, faros antiniebla y luces diurnas LED, display en cuadro de 3,5 pulgadas, tapicería de tela, volante y pomo del cambio en piel. Este, que podría ser el de serie, incorpora un navegador con pantalla de 7 pulgadas, así como la cámara de aparcamiento, climatizador bizona automático, control de crucero, sensores de luz y lluvia y una toma de carga USB en la parte trasera.

Multimedia

Luego están los Drive y GT Line. En ellos podemos sumar, entre otros, el asistente de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales, asistente dinámico de luces de carretera, faros de xenón, los pilotos traseros LED, lunas oscurecidas, el display en cuadro de 4,3 pulgadas, y una tapicería mixta (tela/piel sintética).

En el que caso que nos concierne, al PHEV le podemos incorporar todo el equipamiento disponible, incluyendo un paquete llamado Pack Luxury (opcional en Drive y GT Line) que consta de asistente de frenada de emergencia, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, control de crucero adaptativo o cámara periférica de 360 grados. Es posible, además, elegir entre siete colores de carrocería.

Extras

Acompañando a los niveles básicos y de serie que hemos visto como equipamiento, la firma surcoreana ha decidido en este híbrido enchufable integrar algunas soluciones, también tecnológicas, que harán porque sea todavía una baza más interesante, si cabe.

Lo vemos con todo el que es el arsenal de ayudas a la conducción, y que ofrece un sistema de advertencia de colisión frontal (Forward Collision-Avoidance Assist) con detección de peatones, ciclistas y vehículos. También está el control de crucero Inteligente con función Stop&Go (Smart Cruise Control SCC) o el Asistente de mantenimiento en el carril (Lane Following Assist LFA).

Mantenimiento

Para el mantenimiento, principalmente, hay dos variables que afectan directamente al envejecimiento de los coches, y en el caso de este Kia no hay excepción. Por un lado, el propio paso del tiempo y por otro, los kilómetros recorridos. Por este motivo, las revisiones suelen fijarse por kilómetros recorridos combinado con los años que tenga el vehículo.

Mantenimiento

Aunque es cierto que no poseen los mismos elementos que uno convencional, y que la parte eléctrica es menos sufrida a desgastes, los híbridos enchufables sí que comparten algunas características con los primeros. Entre otras cosas, con aspectos como los líquidos que con el tiempo pierden sus propiedades y por seguridad hay que sustituirlos por otros nuevos, aunque hayamos hecho pocos kilómetros.

Para este híbrido enchufable la marca surcoreana considera preciso igualmente pasar a revisión en su red de concesionarios oficiales cada año o 15.000/20.000 km. Se comprobarán el estado del motor eléctrico, del aceite, batería, neumáticos o frenos. Por lo general, siguen siendo coches muy fiables.

Garantías

Las garantías son un aspecto muy importante para todos, y Kia lo sabe. Por ello, para el moderno SUV de los surcoreanos nos presentan una garantía sobre las baterías de 8 años o 160.000 km. En ese tiempo se conservará, como poco, el 70% de su capacidad. A valorar, la denominada como Garantía total de Kia cubre también defectos de fabricación, pintura y perforación.

En caso de incidente (avería, defecto de pintura, perforación de la carrocería), podrás visitar un taller oficial con el manual de mantenimiento y garantías. Por tanto, solo un técnico oficial puede valorar si el defecto puede repararse bajo la garantía comercial de la marca. Actualmente, por ley, lo hace dentro de un marco legal de 2 años.

Pero además de estos dos años de garantía, en Kia nos dan la oportunidad de ampliar la garantía con este Sorento. Este plazo, en lugar de dos años pasaría a ser de 7, previo pago cuando hagamos la compra del coche.

1 Comentario