Qué es un USB booteable y cómo crear uno para arrancar el sistema

Un USB booteable es una memoria, efectivamente en formato USB, que sirve para llevar a cabo el proceso de ‘boot’, es decir, arrancar el PC desde un USB. Algo necesario para la reparación de archivos críticos del sistema, relacionados con el propio arranque, o sencillamente para arrancar cualquier ordenador sin que haya un sistema operativo instalado. En definitiva, es un USB con archivos necesarios para llevar a cabo el primer arranque. Y esta es la forma en que podemos crear uno, con diversos sistemas operativos y a través de diferentes programas.

Qué es un USB booteable

La palabra booteable es una españolización de la palabra boot, que en términos informáticos significa arranque. Por lo tanto, cuando nos referimos a un USB booteable realmente queremos decir USB de arranque, que son esos que son capaces de ejecutarse automáticamente en un ordenador sin necesidad de que tenga un sistema operativo instalado. Para ello vamos a necesitar una imagen ISO que contiene los archivos a almacenaren la unidad, una memoria USB con espacio suficiente para la imagen ISO que vamos a utilizar y una aplicación específica para grabar esta imagen ISO.

Evidentemente, se recomienda que la memoria sea un USB 3.0, de tal modo que la transferencia de datos se pueda llevar a cabo de forma más rápida. No obstante, para aprovechar sus especificaciones técnicas propias de la especificación tendremos que conectarla a un USB 3.0 del ordenador. Si tienes dudas, puedes leer más acerca de los tipos de USB.

Cómo crear un USB booteable

Puedes usar una amplia variedad de programas, y funcionan todos ellos de una forma parecida. Al final de este artículo encontrarás un listado con diferentes opciones, pero para este tutorial utilizaremos Universal USB Installer. Una vez descargado lo instalaremos en nuestro ordenador y, al ejecutarlo, nos encontraremos con una pantalla como la anterior. En ella tendremos que seleccionar, en el primer apartado, el sistema operativo o la distribución –si es GNU/Linux- que vamos a guardar en nuestra memoria USB.

En el segundo apartado elegiremos el archivo .ISO que se va a almacenar, que debería estar en alguna carpeta de nuestro ordenador. Únicamente hay que localizar el archivo con el explorador de archivo de Windows y seleccionarlo. Y en el tercer apartado, por último, elegiremos la unidad de almacenamiento. Que, como es evidente, será nuestra memoria USB conectada al ordenador. Como opción adicional, si ya habíamos usado esta memoria USB anteriormente, podemos marcar la opción de Format, que aplicará un formateo rápido a la unidad para que se puedan grabar los nuevos archivos seleccionados de la imagen ISO. Solo nos queda pulsar sobre Create y esperar a que concluya el proceso.

Programas para crear un USB booteable

Como avanzábamos, hay diferentes opciones. No son pocos los programas que nos permiten crear un USB booteable en apenas unos minutos. Pero debemos tener en cuenta que no todos ofrecen las mismas opciones de soporte en cuanto a sistemas operativos, además de que cada cual cuenta con sus particularidades. Sea como fuere, los siguientes son algunos de los mejores programas disponibles actualmente para crear un USB booteable.

Rufus

Compatible con imágenes ISO no solo de WIndows, sino también con cualquier distribución de GNU/Linux y otros sistemas operativos. Es un programa sencillo, pero al mismo tiempo se trata de una de las herramientas con más posibilidades.

LiveUSB Install

Aunque enfocado a la instalación de distribuciones GNU/Linux, LiveUSB Install cuenta con versión compatible con imágenes ISO de Windows. Una de las opciones más interesantes con que cuenta es la descarga directa de distros. Es decir, que no tenemos por qué contar de antes con el archivo .ISO, sino que podemos descargarlo directamente desde sus opciones.

Media Creation Tool

Si lo que quieres es crear un USB booteable con Windows 10, esta es la mejor opción. O al menos, la oficial. Media Creation Tool está orientado únicamente a eso, a crear unidades de instalación del sistema operativo Windows 10. Así que el sistema operativo se descarga de forma directa, y la herramienta hace todo lo necesario con nuestro pendrive para que funcione como medio de arranque.

UNetbootin

Esta otra alternativa compatible con sistemas Windows, Linux y Mac y una de las preferidas entre los usuarios de distribuciones de Linux, ya que, en el caso que aún no hayamos descargado la imagen de la distribución de Linux que queremos instalar, lo podremos desde esta misma aplicación. Además, permite incluir en el USB booteable otras herramientas adicionales que nos serán de gran utilidad para poner en marcha un nuevo sistema.

Yumi

Es otra herramienta para crear USB booteables pero quizás está más orientada para usuarios experimentados que buscan funciones más avanzadas. Y es que además de permitir crear dispositivos booteables o USB de arranque, Yumi ofrece la posibilidad de hacerlo para más de un sistema operativo en la misma llave, lo que se conoce como multiboot. Además la propia aplicación permite personalizar el dispositivo adjuntando aquellas aplicaciones que deseemos incluir en la nueva instalación como antivirus o todo tipo de utilidades adicionales al propio sistema.

RMPrepUSB

Al igual que Yumi, RMPrepUSB es otra aplicación para crear USB booteables pensada para aquellos que buscan herramientas completas y con opciones avanzadas, es decir, usuarios expertos en este tipo de tareas. RMPrepUSB nos permite crear unidades USB con multiboot, varios sistemas en un única llave, y además no se limita a archivos ISO sino que también permite utilizar otros formato alternativo.