Cómo hacer denuncias anónimas a Hacienda sin conflictos

Son muchos los trámites online que puedes hacer en la Agencia Tributaria y uno de ellos es el de las denuncias anónimas a Hacienda. Estas denuncias permiten que pongamos en conocimiento de las autoridades todas las actividades que creamos que deben ser investigadas. La gran ventaja de hacer una denuncia anónima a Hacienda es que no se sabrá que somos nosotros los que los hemos delatado. Así conseguiremos hacer justicia sin que nos conlleve problemas con amigos o familiares o en el trabajo.

Puedes hacer denuncias anónimas a Hacienda fácilmente a través de Internet o bien hacerlo en sedes físicas de la Agencia Tributaria en España. Repasamos qué es una denuncia anónima, cómo debes presentarla o qué tipos de denuncias puedes encontrar. Cualquiera puede presentar una denuncia anónima a través de Internet y basta con ir a la Agencia Tributaria y rellenar los datos para realizar la denuncia. O bien podemos hacerlo descargando un formulario, un modelo de denuncia que rellenaremos.

¿Qué es una denuncia anónima?

Las denuncias anónimas son uno de los tipos de denuncias más solicitados por los usuarios. Se hacen a través de la página web de la Agencia Tributaria de forma sencilla rellenando un formulario y permiten que denuncies cualquier actividad sin que el denunciado sepa que has sido tú. Realmente no se trata de denuncias anónimas como tal porque tendrás que rellenar tu DNI y tu nombre, pero se mantendrá tu anonimato porque la otra persona no sabrá que tú has denunciado.

Normalmente, se trata de un método que utilizan compañeros de trabajo para no ser tachados como “chivatos” posteriormente, que usan exparejas o que utilizan familiares para denunciar cualquier actividad que no se considere lícita. Es habitual que se utilice por parte de trabajadores que han sido despedidos o incluso por trabajadores que quieren denunciar a compañeros de trabajo, o amigos, etc.

La ventaja de estas denuncias anónimas es que podremos ayudar a las autoridades, pero que no nos pondrán a nosotros en ningún problema ni personal ni profesional porque nadie sabrá que hemos sido nosotros salvo el propio organismo. La diferencia con una denuncia convencional es, como decimos, que la persona denunciada no sabrá quién ha sido el que le ha delatado. Pero recuerda que la Agencia Tributaria sí va a tener los datos así que cuidado con denunciar por “aburrimiento” o despecho sin tener motivos reales, ya que la causa se investigará y podrán declararse denuncias falsas.

Como explican desde la propia Agencia Tributaria, “La Administración Tributaria no podrá proporcionar al denunciante ninguna información respecto de la posible investigación de los datos consignados en la denuncia, debido a que la ley le obliga a guardar el más estricto sigilo respecto de los datos, informes y antecedentes obtenidos en el desempeño de sus funciones, salvo en determinados casos entre los que no se encuentra la comunicación de datos a los denunciantes”.

La Agencia Tributaria tampoco mantendrá informado al denunciante de cómo van las comprobaciones o investigaciones de su denuncia. Es decir, al denunciar nadie tiene derecho a obtener información sobre el resultado de las actuaciones que lleva se llevan a cabo. el silencio de toda esta información será igualmente cumplido tanto para el denunciante como para el denunciado.

La persona denunciante tampoco podría poner ningún tipo de recurso o reclamación sobre los resultados de las actuaciones que se inicien por su denuncia.

Además, la persona que denuncia no tiene derecho a ningún tipo de compensación económica de la Agencia Tributaria según marca de manera estricta la ley. Ni siquiera podría ser beneficiario de ningún tipo de cantidad dineraria, aunque se le practique una liquidación tributaria al denunciado de la cual se pueda ingresar algún tipo de dinero la hacienda pública.

Otra cosa que debe quedar clara es que presentar una denuncia no será, en ningún caso, un punto de indefensión hacia la persona que la presenta y, por lo tanto, no se verá investigado por el simple hecho de presentar tal denuncia. Si fuese investigado sería por otra causa que nada tiene que ver con haber denunciado a una persona o empresa previamente.

Cuáles son los tipos de denuncia

Además, a la hora de querer establecer una, hay que ser conscientes de que existen diferentes tipos. Concretamente, os diremos cada uno de los tipos de trámites que puedes hacer para presentar una denuncia anónima de Hacienda. Todas ellas podrás gestionarlas a través de la página web:

  • Denuncia ordinaria.
  • Denuncia de facturas y tickets no declarados.
  • Denuncia de software de ocultación de ventas.
  • Denuncia de correo electrónico y fraude web.
  • Denuncia de alquiler de inmuebles.

Dónde se puede realizar

Puedes presentar la denuncia anónima de Hacienda de forma telemática o de forma presencial, según elijas rellenar el formulario online o imprimirlo y rellenarlo a mano para posteriormente entregarlo en cualquier sede cercana. La decisión es tuya, sabiendo que por internet lo puedes presentar cómodamente sin salir de casa, pero haciéndolo en una oficina cercana podrás recibir asesoramiento sobre si lo entregas correctamente y te evitarás tener que lidiar con la tecnología.

Entrega online por vía telemática

En el caso de que prefieras hacer esta gestión a través de Internet, lo cierto es que siempre podrás hacerlo. Para conseguirlo, puedes presentarla online a través de la sede online de la Agencia Tributaria rellenando el formulario. Podrás elegir entre distintos tipos de denuncias, según la que más se acerque a lo que quieres denunciar.

  • Ve a la página web de la Agencia Tributaria.
  • Pulsa en la opción “Todos los trámites”.
  • Elige “Otros servicios”.
  • Marca la opción de “Denuncia tributaria”.
  • Elige la opción que corresponda entre los trámites disponibles.
  • Pulsa en “Sin identificación”.
  • Rellena todos los campos explicando la situación.
  • Adjunta documentación que pueda ser útil.
  • Sigue los pasos para presentar formalmente la denuncia anónima a Hacienda.

Entrega presencial

También puedes realizar la gestión imprimiendo el formulario y presentándolo en una sede o en los lugares señalados. Puedes presentarla en la Delegación o Administración de la Agencia Tributaria más cercana, en cualquier oficina de esta o remitirla por correo a ellas buscando la dirección exacta que corresponde. Para conseguir el formulario tendrás que acceder desde este enlace o seguir los pasos:

  • Ve a la página web de la Agencia Tributaria.
  • Busca el apartado de “Ayuda”.
  • Elige la opción “Consultas informáticas”.
  • En las categorías elige “Otros servicios”.
  • Pincha en “Denuncia tributaria”.
  • Haz scroll hasta el final de la página.
  • Encontrarás un PDF de “Modelo de denuncia tributaria”.

Podrás descargar e imprimir este PDF para rellenarlo de puño y letra y entregarlo en cualquier sede que esté cerca de ti o enviarlo por correo postal a la misma. Puede que en la misma oficina haya algunos impresos, pero eso te obligaría a recogerlos y volver posteriormente para hacer los trámites. Además, recuerda que debes pedir cita en la Agencia Tributaria.

Para saber dónde está tu oficina de la Agencia Tributaria más cercana ve al apartado de “Búsqueda de oficinas” y podrás elegir por localización geográfica, por código postal o cercanas. Una vez que lo tengas, elige comunidad y provincia y elige el tipo de oficina. Te aparecerán todas las opciones en las que podrás entregar tu denuncia anónima de Hacienda perfectamente cumplimentada y empezar el proceso.

Por otro lado, para hacer tus trámites en la Agencia Tributaria, has de solicitar cita previa por internet, en la app y en los teléfonos 901200351 /912901340 de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas (o hasta las 15:00 horas en el mes de agosto). Si por la razón que sea debes realizar un trámite, es recomendable que antes de presentarte en las oficinas ya hayas pedido cita, sino lo más probable es que no te atiendan.

Agencia tributaria

Cómo presentar denuncias

Si apuestas por presentar el trámite online de la Agencia Tributaria, hay dos formas de presentarla: sin identificación o con certificado o Cl@ve PIN. Recuerda en todo caso que la denuncia, aunque sea anónima, te obliga a dar tus datos para realizar el procedimiento. Por lo tanto, hay una serie de aspectos a tener en cuenta, además de que, hay que conocer exactamente el tipo de identificación que vamos a utilizar en este caso.

Qué tener en cuenta

Según la Agencia Tributaria, la denuncia que hagas deberá contener el mayor número de datos conocidos que sean necesarios para la identificación. Todos los datos que puedan ser de utilidad: nombre y apellidos, denominación social, domicilio, NIF, razón social… Y que los hechos denunciados estén bien explicados. Además, también deberíamos adjuntar toda la documentación que sirva como prueba para acreditar los hechos que estás denunciando y que puedan probar tus argumentos. Cuanta más información aportes, mejor, ya que se incrementan las posibilidades de que hagan caso a tu denuncia.

denuncias anónimas a Hacienda

Además, es necesario que tengas claro cuál es el tipo de identificación que puedes tener que utilizar:

  • Sin identificación

Que apuestes por el acceso sin identificación no significa que no tendrás que decir quién eres. Si la presentas sin identificación, tendrás que dar ciertos datos, si bien las otras opciones son más cómodas puede que tengas que recurrir a esta opción si no tienes certificado digital o Cl@ve Pin. Es anónima, pero, como hemos explicado en párrafos anteriores, deberás añadir el nombre del denunciante y el NIF a la hora de realizar la denuncia.

Eso sí, la ventaja de esta opción es que no tendrás que estar identificado en la plataforma y no necesitas tener que contar con algún método de identificación oficial para ello. Así, cualquier persona puede presentar una denuncia anónima, aunque sea la primera vez que gestiona un trámite por Internet.

  • Con Cl@ve PIN o certificación

Si tienes DNI electrónico o Cl@ve PIN podrás usarlo para acceder a este y otros muchos trámites de la Agencia Tributaria online. Para registrarse en Cl@ve debes haber acudido previamente a una sede de la Agencia Tributaria o hacerlo de forma online si ya tienes un certificado electrónico conocido.

Una vez que estés registrado podrás acceder con tu DNI y recibirás en tu móvil un SMS con un código PIN que te permitirá acceder fácilmente a todo. Si puedes identificarte de esta forma es lo más cómodo para ti, y también lo más seguro. También puedes utilizar un certificado electrónico que podrás solicitar en la FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre). Si es la opción que prefieres y no lo tienes, puedes solicitarlo aquí.

cl@ve PIN

Pasos a seguir para hacer una denuncia anónima

En el caso de que, finalmente, nos hayamos decidido a realizar una denuncia ante la Agencia Tributaria de manera anónima, hay una serie de pasos que tenemos que conocer. Pero, para que podáis llegar a saber cuál es el proceso en concreto de la manera más simplificada, aquí os dejamos todos los pasos a seguir:

  • Vamos a la web de la Agencia.
  • Elegimos el tipo de denuncia que queremos realizar:
    • Denuncia ordinaria.
    • Denuncia de facturas y tickets no declarados.
    • Denuncia de software de ocultación de ventas.
    • Denuncia de comercio electrónico y fraude web.
    • Denuncia de alquiler de inmuebles.
  • A continuación, seleccionamos la opción Sin identificación, para que nuestra denuncia sea de carácter anónimo. Es imprescindible esto porque queremos que no se sepa que somos quién presentamos la denuncia.
  • Esto nos llevará a un formulario de generación de solicitud de la denuncia donde se nos mostrará el código del trámite, tipo de denuncia y en el que tendremos que facilitar toda la información relacionada con el hecho a denunciar.

  • Únicamente los campos marcados con un asterisco de color rojo son los obligatorios de rellenar. Por lo tanto, podemos ver cómo no es necesario indicar ningún dato personal nuestro. En la sección Datos del denunciado y Datos de la denuncia es donde debemos facilitar la mayor información posible. Es posible añadir ficheros o documentos de manera adjunta.
  • Con todo relleno y cumplimentado, pulsamos en Presentar.

En el siguiente paso, debemos completar el envío de la solicitud y, por último, se nos facilitará la confirmación de que nuestra denuncia anónima ha sido presentada correctamente. Esto no quiere decir que vayan a investigar a la otra persona inmediatamente, sino que pueden estudiar la solicitud y ver si actuar o no. Por eso, es importante que ofrezcas toda la información relevante para incrementar las posibilidades de que te hagan caso.

Es importante saber que la denuncia tributaria debe identificar lo mejor posible todos los hechos y personas denunciadas. Además, debemos aportar todos los documentos posibles que contengan información importante relevante para la investigación y resolución de la denuncia. De acuerdo con el artículo 62.5 de la Ley 39/215, de 1 de octubre, del procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, la presentación de una denuncia no confiere la condición de interesado en el procedimiento que se inicie.

¿Qué pasa con esa denuncia?

Estas denuncias sí sirven, aunque podamos pensar que por la facilidad de presentarlas no llegan a ninguna parte ya que no nos van a informar oficialmente de la investigación ni tengamos noticias de ella por parte de la Agencia Tributaria. Por poner un ejemplo de que esto sí sirve de algo, solo en 2018 se recaudaron más de 15.000 millones de euros en sus actuaciones de lucha contra el fraude gracias a la mejor eficacia en la búsqueda de fondos que han sido defraudados. Cerca de 15 mil expedientes de inspección se llevaron a cabo gracias a denuncias de ciudadanos, con una recaudación de 140 millones de euros, cifra que se incrementó los años siguientes por expedientes abiertos y nuevas denuncias. Puede parecer poco teniendo en cuenta la recaudación total por ello, pero es una cifra especialmente importante.

Una vez que has enviado una denuncia anónima de Hacienda, se llevarán a cabo “las actuaciones que procedan”. El órgano de la Inspección de los Tributos realizará un análisis, investigación de los datos y los hechos de la denuncia. Si la denuncia es infundada, será archivada. Esto no implica que desaparezca y no se tenga en cuenta, sino que los archivos y detalles quedarán almacenados en una base de datos por si son más los usuarios que denuncian a la misma persona o sociedad y así se tendrá en cuenta para denuncias futuras.

Si se puede comprobar que hay motivos para la investigación, se acordará el inicio de las actuaciones inspectoras para comprobar que lo que se denuncia es real. No por presentar una denuncia se investigará automáticamente, pero harán todo lo posible porque sea así, especialmente si ven que esta tiene fundamento. Más de un cuarto de las denuncias anónimas de Hacienda prosperan y prácticamente la mitad de las que se presentan son investigadas por un inspector.

Si la denuncia avanza y se descubre que en realidad sí se está produciendo fraude, el denunciado será considerado infractor tributario. En este caso tendrá que afrontar una multa que dependerá de la gravedad de sus acciones a la vez que regularizar su situación abonando su deuda con los recargos que le sea aplicable. Si el monto es mayor de 120.000 euros, se trata de fraude fiscal. Las sanciones en este caso son penas de prisión y multas que se establecen en el Código Penal como “Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social”.

La sanción puede ser considerada leve si la base de sanción no supera los 3.000 euros o si supera la cifra sin que haya ocultación. La multa pecuniaria en este caso es del 50%. Se considera grave superando los 3.000 euros con ocultación y en otros casos sin que exista cuantía base como facturas o documentos falseados entre otras. La multa en este caso es del 50 al 100%. Si es muy grave, que es cuando se usan medios fraudulentos o se dejan de ingresar cantidades retenidas o ingresos a cuenta repercutidos cuando estas superan el 50% de la base de la sanción, la multa es del 100 al 150%, cantidad que puede graduarse.

Buzón de denuncias tributarias

El método más rápido y eficaz de hacer tus denuncias anónimas a Hacienda es desde la misma entidad, bien por formulario de manera online o presentándote en las oficinas. Pero también hay otra forma de hacer denuncias tributarias en las que tendrás que dar tus datos, facilitar los datos de la persona demandada y los hechos. Se trata del buzón de denuncias tributarias que facilitan ciertas comunidades autónomas en sus páginas web, y que puedes consultar hablando directamente con ellas.

Se trata de un mecanismo mediante el que cualquier persona jurídica o física podrá poner en conocimiento de la Administración algún tipo de conducta fraudulenta relacionada con ello. Aunque tengas que dar datos, según indican en los mismos buzones, se preservará tu identidad bajo promesa de confidencialidad. Por ejemplo, encontrarás aquí el de la Agencia Tributaria de Catalunya. Puedes ver si encuentras el de tu comunidad autónoma.

¿Y si presento una denuncia falsa?

En el caso de que tengamos sospechas fundadas o indicios de que una persona o una empresa evade impuestos o, de alguna forma u otra, está cometiendo o ha cometido fraude fiscal o incumple sus obligaciones tributarias, siempre podremos presentar una denuncia de manera anómica. Además, la Administración garantiza la confidencialidad del denunciante y de la información obtenida. Por lo tanto, si la denuncia es real, habrás cumplido con tu deber como ciudadano y no obtendrás recompensa alguna directamente, sino que lo hará la sociedad puesto que habrá más recursos para otros servicios. Si se denuncian más infracciones, estos se incrementarás y accederás a mejores recursos públicos. Pero esto no es lo único que puede pasar.

Algo que puede suceder en algunos casos es que una persona presente una denuncia falsa por despecho, venganza o cualquier razón. Las denuncias falsas no suelen prosperar y, tanto si lo hacen como si no, una vez que se determina que lo que se trata se estaría ante un delito que puede acarrear multa o pena de prisión.

Esta puede ser quizá una de las principales razones por las que las denuncias anónimas se requieren datos sobre la persona que las realizan, por lo que te desaconsejamos totalmente que presentes una denuncia falsa. La otra persona no se dará cuenta, y seguramente no se lleve adelante ni suceda nada, pero se trata de un delito, y si tiene consecuencias podría perjudicarte.

Por el hecho de presentar la denuncia no se te va a investigar, así que no debes temer a hacerlo si quieres presentar una denuncia real sobre alguien que está haciendo las cosas mal, seas una persona perjudicada por ello directamente o no, o incluso si lo haces por despecho o por querer dar una lección a alguien. Pero lo ideal es hacerlo porque quieres que se cumplan las obligaciones fiscales y que haya más fondos para servicios públicos de los que toda la sociedad nos beneficiamos. Por esto mismo, a la hora de presentar una, debe ser fundamentada, además de que debe concretar o identificar suficientemente las personas y los hechos que queremos denunciar. Por ello, la denuncia deberá ser tan exhaustiva como sea posible.

2 Comentarios