Comprueba si tus contraseñas guardadas en Google son seguras

Comprueba si tus contraseñas guardadas en Google son seguras

Roberto Adeva

Son muchas las personas que a día de hoy disponen de una cuenta de Google después de haberse creado una cuenta de correo de Gmail, por ejemplo. Sin embargo, esto nos permite usar muchos otros servicios que el gigante buscador ofrece de forma totalmente gratuita. Uno de los servicios más utilizados, además del propio Gmail, es sin duda su navegador web, Google Chrome. Una herramienta que todo el mundo puede utilizar, pero que, si además lo hacemos con nuestra cuenta de Google, nos permite disfrutar de algunas ventajas, como son la sincronización de datos guardados en cualquier ordenador o dispositivo móvil o incluso la posibilidad de guardar nuestras contraseñas. A continuación, vamos a mostrar cómo administrar todas las contraseñas guardadas en tu cuenta de Google gracias a passwords.google.com.

Qué es passwords.google.com y cómo acceder al servicio

Es posible que en algún momento hayas oído hablar de este servicio de Google, pero si no es así, debes saber que passwords.google.com es básicamente un administrador de contraseñas. Para acceder, lo único que tenemos que hacer es abrir nuestro navegador, escribir en la barra de direcciones passwords.google.com y pulsar Enter, o hacer clic directamente en este enlace. Si no hemos iniciado sesión con nuestra cuenta de Google en Chrome, entonces será lo primero que tengamos que hacer, sin embargo, si ya habíamos iniciado sesión anteriormente, accederemos directamente al administrador de contraseñas de Google.

En esta página es donde vamos a poder consultar, cambiar o eliminar las contraseñas guardadas en nuestra cuenta de Google, reforzar la seguridad de todas ellas, buscar la contraseña de acceso a cualquier de las cuentas guardadas, etc. También podemos revisar ciertos ajustes de configuración, como si quiero permitir guardar las contraseñas en Android y Chrome, iniciar sesión automáticamente o confirmar que queremos usar la contraseña guardada cada vez que iniciemos sesión.

Administrar las contraseñas guardadas en tu cuenta de Google

Comprobar contraseñas

Una vez dentro de passwords.google.com, lo primero que nos encontramos es la posibilidad de hacer una revisión de contraseñas, es decir, comprobar las contraseñas guardadas y reforzar su seguridad. Para ello, simplemente tenemos que pulsar sobre la opción Comprobar contraseñas y en unos instantes, el servicio de Google nos mostrará un informe indicándonos si tenemos alguna contraseña vulnerada, el número de contraseñas repetidas y las cuentas que usan contraseñas poco seguras.

passwords.google.com

Cada una de estas opciones nos muestra un listado de todos los sitios donde usamos contraseñas repetidas para que podamos cambiar cada una de ellas, tanto si las hemos guardado desde el móvil o desde el escritorio. Para ello, simplemente tendremos que hacer clic en la opción Cambiar contraseña que se muestra junto a cada sitio del listado, aunque es posible, que, si es la contraseña para acceder a una cuenta de alguna app, tengamos que ir a la propia app y cambiar allí la contraseña.

Desde el botón de menú que aparece junto al botón para cambiar la contraseña, también encontramos las opciones de Ver contraseña, Actualizar contraseña guardada y Eliminar contraseña.

Buscar contraseñas

Justo debajo de la opción para la revisión de contraseñas, encontramos un listado con todos los sitios web y aplicaciones en las que tenemos guardadas las contraseñas de acceso a nuestras cuentas. Si lo que queremos es encontrar la contraseña de un sitio o aplicación en cuestión, desde la parte superior del listado podemos usar el buscador que nos ofrece passwords.google.com.

Ahí simplemente tenemos que escribir el nombre del sitio o app y automáticamente nos mostrará ese sitio para que podamos acceder a la información guardada. Desde ahí, vamos a poder editar, copiar o incluso borrar las contraseñas guardadas.

Cambiar, copiar o eliminar contraseñas guardadas

Puesto que passwords.google.com es un administrador de contraseñas, desde esta página vamos a poder cambiar, consultar o eliminar cualquier contraseña que tengamos guardada en nuestra cuenta de Google. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es buscar el sitio o aplicación para la cual queremos administrar la contraseña, algo que podemos hacer bien desde el listado que se nos muestra nada más entrar o haciendo una búsqueda del sitio en cuestión.

Una vez encontrado, hacemos clic sobre él y se nos mostrará una página donde podemos ver el nombre de usuario y el campo contraseña de la cuenta de ese sitio o aplicación. Si por cualquier motivo, tuviésemos dos cuentas de usuario para un sitio determinado, ahí podremos ver la información guardada de ambas.

Desde ahí, vamos a poder ver el nombre de usuario de nuestra cuenta y la contraseña. Ésta aparece en un principio oculta, pero basta con pulsar sobre el icono del ojo tachado para mostrarla, es posible que se nos solicite nuevamente la contraseña de nuestra cuenta de Google.

Si pulsamos sobre el botón Editar, se nos abrirá una ventana en la que podremos cambiar la contraseña. Si pulsamos sobre el botón Eliminar, procederemos con la eliminación de esa contraseña entre las guardadas en nuestra cuenta de Google. Además, podemos copiar tanto el nombre de usuario como la contraseña desde los iconos que aparecen junto a cada uno de los campos.

Recomendaciones para crear contraseñas seguras

A buen seguro que la herramienta de Google nos ha indicado que tenemos multitud de contraseñas poco seguras, reutilizadas o que incluso forman parte de alguna brecha de seguridad (se han filtrado en Internet). Por ello, es importante seguir una serie de reglas para hacer que sean lo más seguras posibles.

Debe ser única: es muy cómodo, pero nunca deberemos utilizar la misma contraseña en dos o más servicios, plataformas o páginas web. Mucho menos compartiremos la contraseña del correo o del banco con otras plataformas.

Además, en Google, debe cumplir una serie de requisitos como son que puede estar formada por cualquier combinación de letras, números y símbolos (solo caracteres basados en el estándar ASCII), y no puede contener tildes ni caracteres acentuados. De hecho, no podemos usar una contraseña que:

  • Sea especialmente poco segura. Ejemplo: «clave123».
  • Hayas usado anteriormente en la cuenta.
  • Comience o termine con un espacio en blanco.

Los navegadores de Internet, como Google Chrome, ofrecen la opción de generar contraseñas seguras. Para ello, cuando tengamos que crear una cuenta en algún sitio, nos colocaremos en el recuadro de contraseña y pincharemos con el botón derecho para activar la opción «Sugerir contraseña segura».

Cómo crear contraseña segura, única y fácil de memorizar

Cada cierto tiempo conocemos fugas y robos de datos masivos que terminan con nuestros datos en Internet. Si utilizamos contraseñas poco seguras y repetimos la misma en varios servicios, puede que estemos condenados a que nos roben nuestras cuentas de Internet. Alguna vez hemos repasado las recomendaciones para crear contraseñas seguras o los servicios online en los que debemos activar autenticación en dos pasos, hoy vamos a volver a insistir en este tema.

contraseñas

El riesgo de robo de cuentas no disminuye únicamente cambiando las contraseñas, también debemos tener contraseñas más fuertes y seguras. El problema es que muchos usuarios eligen la comodidad por lo que tienen la misma contraseña en todos los servicios y además utilizan combinaciones sencillas que pueden recordar.

Por ello, Kaspersky Lab nos dicta estos pasos para crear una contraseña segura, única y fácil de memorizar:

  1. Pensar una frase, letras de canciones, citas de una película, una canción o algo parecido que sea fácil de memorizar. Ejemplo: Tengo una muñeca vestida de azul.
  2. Seleccionar la primera letra de las 3 o 5 primeras palabras. Ejemplo: T U M V D.
  3. Añadir un carácter especial entre las letras como @ o #. Ejemplo: T@U@M@V@D.

Esto lo podemos mejorar añadiendo un indicativo final sobre el servicio, por ejemplo, en Facebook añadiremos la palabra “azul” al final de la contraseña. Ejemplo: T@U@M@V@D@Azul.

Evidentemente, este método no es infalible, pero sí mucho mejor que tenemos la contraseña 123456 repetida en todos los sitios en los que nos registramos. Además, siempre podemos recurrir a alguno de los mejores gestores de contraseñas para no tener ni que recordarlas.

Listado de contraseñas no recomendadas

Según el Centro de Ciberseguridad Nacional (NCSC, por sus siglas en inglés), una agencia del gobierno de Reino Unido, las contraseñas más inseguras del mundo, y que no debemos utilizar, son:

  • 123456
  • 123456789
  • qwerty
  • password
  • 111111
  • 12345678
  • abc123
  • 1234567
  • password1
  • 12345

Usar tu cara o huella para iniciar sesión en cualquier página web

Hoy en día toda seguridad es poca a la hora de proteger nuestras cuentas de los diferentes servicios online que utilizamos a diario para evitar que nos roben las contraseñas y puedan entrar, manejar o suplantar nuestra identidad en la red. Las famosas contraseñas siguen siendo las más utilizadas para nuestra identificación en este tipo de servicios, aunque ya hay algunos sistemas biométricos que realizan esta tarea y que intentan suplantar a las contraseñas. De cualquier modo, vamos a mostrar a continuación, cómo usar nuestra cara o huella dactilar como contraseña maestra para iniciar sesión en cualquier página web.

Para ello, vamos a echar mano de una aplicación llamada True Key que está disponible en una versión gratuita tanto para PC, a través de una extensión para el navegador Chrome, Edge o Firefox, como para móviles iOS, Android o Windows. True Key es una herramienta que busca facilitar el manejo de nuestras contraseñas, algo que se complica bastante cuantas más contraseñas utilizamos y más difíciles son de recordar.

Se estima que un usuario habitual suele usar aproximadamente unas 20 contraseñas distintas para iniciar sesión en los distintos servicios online que utilice. Esto puede provocar que se se olviden fácilmente las contraseñas de algunos sitios, quizás los que menos usamos. Pues bien, además de los gestores de contraseñas más conocidos, True Key ofrece una manera distinta de gestionar estas contraseñas y además eleva un nivel más la seguridad de nuestras cuentas.

Y es que True Key permite que usemos nuestra cara o huella dactilar como contraseña maestra para los sitios web que nos solicitan identificación. Lo primero que tenemos que hacer para comenzar a usar esta herramienta de Intel es instalar la extensión en Google Chrome o descargar la app para iOS o Android desde su página web oficial.

contraseña

Una vez instalada, lo primero que nos pedirá es que nos creemos un perfil con una única clave o contraseña. A continuación, dependiendo del dispositivo y el hardware que tenga, podremos escanear nuestro rostro con la cámara del PC o la del móvil. Si nuestro smartphone tiene lector de huellas dactilares, entonces también podremos registrar nuestra huella para hacer uso de ella desde el móvil.

Después de hacer esto y elegir el método de identificación, ya podemos añadir los sitios que queremos añadir a True Key para la autenticación automática. Podemos hacer bien desde la propia aplicación o visitando el sitio web. Las contraseñas de nuestras cuentas serán almacenadas por True Key y serán cifradas con AES de 256 bits. Si, además, a la hora de añadir un sitio, la herramienta detecta que estamos usando una contraseña débil, nos ofrecerá la opción de generar una nueva contraseña más fuerte de manera automática.

contraseña iniciar sesión

La versión gratuita ofrece el almacenaje de hasta 15 accesos, por lo que, a partir de este momento, cada vez que vayamos a navegar por la red, sólo tenemos que colocar nuestra cara frente a la cámara del PC o del móvil, o nuestro dedo en el sensor de huellas dactilares para que, a la hora de visitar los sitios guardados, True Key se encargue de facilitarle nuestro nombre de usuario y contraseña automáticamente.

1 Comentario