Subir archivos con copyright a los cyberlockers apenas da dinero a los usuarios

Otro de los grandes mitos de la industria cultural y del entretenimiento parece desmoronarse. Este sector siempre ha sostenido que subir archivos con copyright a cyberlockers como Fileserve se había convertido en un negocio pero un estudio demuestra que esta postura es una exageración.

¿Se enriquecen de forma ilícita aquellos que suben contenidos a cyberlockers sin permiso de los titulares de derechos de autor? Según industrias como la de Hollywood, en guerra permanente con las descargas y la llamada "piratería" son estos motivos económicos los que impulsan a los usuarios a ofrecer estos contenidos a través de plataformas que a su vez ofrecen recompensas a quienes suben material que tiene buena acogida entre el resto de usuarios en forma de descargas.

Sin embargo, un reciente estudio publicado por la Universidad del Nordeste de Boston ha analizado algunos datos y las conclusiones distan de esta teoría, apuntando a que la mayoría de los usuarios que suben contenidos "piratas" a plataformas como Rapidshare, Fileserve y un largo etcétera lo hacen de forma altruista.

La investigación analizó en primer lugar cuál es el beneficio que consiguen los uploaders a través de programas de afiliación y el tiempo que invierten a cambio. La conclusión general señala que la amplia mayoría no tiene motivos económicos para ello, aunque unos "pocos uploaders" sí obtienen un margen de beneficio alto. El estudio pone ejemplos concretos como el de Dpstream.net, que se sitúa como el sitio de streaming como mayor tasa de piratería en Francia.

Los investigadores identificaron a 585 uploaders, que habían añadido a la plataforma algo más de 11.000 contenidos. Según sus cálculos solo un reducido porcentaje de éstos acaparaban el dinero que generaba esta actividad. "Desde un punto de vista general, los ingresos están concentrados en unos pocos. Los cuatro uploaders que más aportan ganan más del 30% de los ingresos. Entre los 50 usuarios más activos se reparten el 80% del total y aportan el 70% de los enlaces", asegura el informe.

Por si fuera poco, esto no significa que los uploaders más activos consigan una retribución millonaria. Según los investigadores, éstos solo reciben "unos pocos dólares al día". "El 60% de los contenidos aportados apenas generan un céntimo al día e incluso el uploader más activo puede ganar solo 5,26 dólares al día". En el caso de otro portal analizado como Redlist-ultimate.be, también muy conocido en Francia, los datos son similares. "El ingreso medio de los 50 que más ganan es de 11,74 dólares por cada 1,6 horas dedicadas a subir una media de 10 archivos al día, una cifra que podría ser rentable para un usuario en un país en desarrollo pero la mayoría de éstos proceden de países occidentales", explican.

El uploader de este último portal que más gana con esta actividad logra 113,17 dólares al día, pero para ello tiene que estar 8 horas al día con ella y subir una media de 200 archivos cada día para acceder a estos ingresos. De este modo, apenas logra superar el salario mínimo a la hora en Francia, que está fijado en 12,50 dólares.

Así pues, con estos porcentajes en la mano, los investigadores aseguran que el impacto de los programas de afiliación de los cyberlockers podría estar "exagerado", puesto que la gran mayoría de los uploaders apenas ganan dinero con esta actividad. ¿Desmontará la industria este informe o seguirá en sus trece con la teoría del enriquecimiento de los usuarios a través de las descargas?