Los libros de texto adoctrinan a los niños en materia de piratería

Los libros de texto adoctrinan a los niños en materia de piratería

Redacción

Un libro de texto de 1º de ESO de la Editorial Anaya se ha situado en el punto de mira de las críticas de los internautas tras comparar en una de sus páginas la descarga de canciones o películas -lo que se considera de forma explícita como «robo»- por Internet con el secuestro de barcos.

El debate sobre el adoctrinamiento en las escuelas se ha reabierto con las últimas declaraciones del ministro de Cultura, José Ignacio Wert. El político, conocido por ser uno de los grandes impulsores de la Ley Sinde, afirmó recientemente que hay que «españolizar» a los alumnos catalanes para plantar cara al nacionalismo de esta región. Sus palabras levantaron una gran controversia en las redes sociales y al hilo de las mismas hemos conocido un detalle que poco tiene que ver con los distintos nacionalismos pero que puede ser considerado un claro adoctrinamiento de los niños en otras polémicas materias como los derechos de autor.

El abogado Javier de la Cueva ha utilizado su cuenta de Twitter para publicar una imagen que muestra una página de un libro de texto utilizado por la Editorial Anaya y enfocado a los niños de 1º de ESO (de 12 años de edad). En el libro se trata el tema de la «piratería» entrando en comparaciones con un claro sesgo, igualando las descargas por Internet a acciones declaradas ilegales.

«Debate con tus compañeros acerca de las acciones de los piratas de la actualidad: secuestros de barcos o aviones, robos de obras de arte (música, cine…)«, señala en un ejercicio el citado libro. En él plantea las siguientes preguntas a los alumnos: «¿Qué piensas de aquellos que piratean la música o el cine? ¿Te gustaría que pirateasen un trabajo tuyo?».

La imagen no ha tardado en difundirse de forma masiva en la Red acompañada de comentarios de indignación sobre el carácter del mensaje que se pretende transmitir a los más pequeños. Quizá convenga recordar a los autores de este tipo de ejercicios lo equivocado y peligroso de esta comparación, puesto que en nuestro país no es ilegal descargar canciones, por ejemplo, a través de redes de intercambio de archivos P2P, mientras que sí lo es secuestrar aviones o barcos.

A pesar de ello, se prentende inculcar a los más pequeños unos principios basados en datos equivocados y que ha venido transmitiendo gran parte de la industria editorial en numerosas ocasiones. No obstante, otros sectores como el discográfico también han utilizado las escuelas para intentar adoctrinar a los niños con mensajes falsos para posicionarles a su favor. Hablamos del caso del manual distribuido en los colegios por Promusicae el pasado año en el que se aseguraba que las descargas P2P son ilegales.