Nueva tecnología permitirá multiplicar por cuatro la velocidad de las conexiones de fibra

Alcatel-Lucent ha presentado una nueva tecnología de fibra óptica que permite alcanzar velocidades inimaginables a día de hoy. En concreto multiplica por cuatro la velocidad más rápida en fibra óptica, alcanzando los 400 Gbps en redes de comunicaciones ópticas.

Continúa la innovación que permitirá aprovechar al máximo las redes de fibra óptica en un futuro. En pleno proceso de expansión de estas nuevas infraestructuras fijas en un gran número de países, compañías como Alcatel-Lucent responden con la creación de nuevas tecnologías que aportarán una mayor velocidad a las conexiones sobre estas redes. Por lo que respecta a nuestro país, Movistar es el operador que más está contribuyendo en el despliegue de su red FTTH, con más de 1 millón y medio de hogares con cobertura para sus conexiones de 50 y 100 megas.

A través de una nota de prensa, la compañía con sede en Francia ha dado a conocer el llamado "Módulo de Servicios Fotónicos PSE". Basado en las innovaciones de los laboratorios Bell Labs, destaca por soportar una velocidad de transmisión de datos de 400 Gbps en redes de fibra óptica, lo que supone una velocidad cuatro veces superior a la de las redes actuales y ofrecer el doble de capacidad.

Desde la compañía se destaca la importancia de esta tecnología, ya que esperan que se produzca una migración gradual a las redes 400 G desde la actual tecnología 100 G con la que cuentan las actuales redes ópticas que están desplegando en la actualidad los operadores. El aumento en la capacidad de las redes servirá para introducir nuevos servicios en el mercado de las conexiones de banda ancha fija.

Alcatel-Lucent ha destacado que el módulo PSE puede ser el primer chip comercial 400 G y que, además, "mejorará la economía y las prestaciones de los sistemas de 100 G, ampliando la adopción de 100 G en el mercado". Entre las ventajas del nuevo módulo, la compañía subraya que "permite transmitir más de 23 Terabits de tráfico sobre una única fibra óptica además de incrementar sus prestaciones en más del 50%, y al mismo tiempo se reduce una tercera parte el consumo de energía por Gigabit". Además, los operadores contarán con una gran flexibilidad para ajustar los parámetros ópticos más apropiados al ser un módulo "altamente configurable".

La consecuencia de su adopción en un futuro será la comercialización de conexiones de fibra óptica mucho más potentes de las que actualmente tenemos en el mercado. En la actualidad destacamos las conexiones de 1 Gbps simétricas que ya se dan en algunas regiones como Hong Kong y en países europeos como Portugal o Reino Unido.

Aunque siempre son bienvenidas estas mejoras tecnológicas, es una lástima que falte tanto para que sean aprovechadas en países como España. Aunque la fibra óptica está despegando en nuestro país, aún falta mucho camino por recorrer en el desarrollo de una infraestructura que recibiría esta tecnología 400 G a largo plazo.