Apple quiere poner un airbag en el iPhone 5

Apple quiere poner un airbag en el iPhone 5

Javier Sanz

Suena a broma pero no lo es. Apple quiere dotar a sus móviles de una especie de sistema similar al airbag para protegerlo de caídas accidentales. La idea de Apple es equipar al terminal con una especie de amortiguadores que actuasen de manera rápida ante la caída inesperada del equipo. Sobre el papel la idea no puede sonar mejor, más aún con la cantidad de pantallas que se rompen no solo en los iPhone sino en cualquier móvil que se precie. Los servicios técnicos de los fabricantes están llenos de móviles que tras una caída necesitan un cambio de pantalla. Operación imposible de hacer por parte del usuario y que supone un elevado coste.

Amazon en la línea

Hay que comentar que Amazon también trabaja en una idea similar pero algo más compleja. En este caso además los amortiguadores harían que el móvil girase y cayera de tal manera que impactase la parte más resistente del mismo. Sería como rizar el rizo, es decir, no solo protegería al equipo, sino que haría que el impacto recayera en la zona más preparada del terminal.

Dificultades

Aunque como decimos todo suena muy bien hay varios detalles que deben considerarse. Si se trata de unos meros amortiguadores pasivos como si son activos y capaces de detectar que el móvil se está cayendo, todo supondrá no solo un aumento del peso, sino del tamaño del terminal. Variables ambas que no gusta nada explorar en los smartphones de alto nivel que es donde por derecho propio se deben instalar primero estas soluciones. En el caso de hablar de sensores activos, digamos que con un movimiento forzado por gas, volvemos a tener el problema del espacio pero a mayor nivel, sin olvidar que ese sistema consumirá energía de la batería, algo que los móviles táctiles con pantalla grande no tienen y mucho menos el iPhone 4S. Es decir, estamos ante una solución genial, que bien podría haber salido de una película de ciencia a ficción pero que veremos como se aplica a la realidad y sobre todo cómo logra realizar su función sin menoscabo del peso, dimensiones y autonomía del equipo.

Hasta el momento, el único fabricante que ha conseguido arrasar en ventas pensando en la seguridad de los móviles ha sido Motorola con su Defy, un equipo capaz de soportar caídas, líquidos y golpes.