La industria cultural boicoteará webs de enlaces bloqueando todas sus formas de financiación

La estrategia de la industria cultural pasa por ahogar económicamente a las webs de enlaces a contenidos protegidos con derechos de autor. Así se deduce del acuerdo que se ha conocido entre la industria discográfica, la policía de Reino Unido y los gigantes Visa y MasterCard y ahora una empresa de pagos a través de móvil.

El portal Torrentfreak.com ha anunciado la estrategia a seguir por la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica en sus siglas en inglés) en su lucha contra la llamada "piratería". Al margen de presionar a los distintos gobiernos del mundo para que endurezcan sus leyes contra las páginas de enlaces e incluso persigan a los usuarios de redes P2P amenazándoles con la desconexión, ahora alcanza acuerdos con las autoridades y las grandes compañías de pagos Visa y MasterCard.

La citada web se hace eco de la información publicada por PhonepayPlus, organismo que regula los pagos a través del móvil en Reino Unido y con quien la IFPI ha alcanzado un acuerdo. "PhonepayPlus, organismo regulador de PRS (premium rate services) en Reino Unido, trabajará con la policía e IFPI, que a su vez representa a la industria discográfica mundial, para prevenir de forma proactiva la infracción de copyright en Internet", anuncia su comunicado.

Con este acuerdo, la IFPI y la policía, tras detectar un sitio que web que considere que infringe el copyright, informarán a PhonepayPlus, quien proveerá los datos necesarios a las compañías telefónicas que ofrecen mensajes SMS premium dirigidos a estas webs para que dejen de hacerlo y cortar así a los sitios esta forma de financiación.

Antecedentes similares protagonizados por MasterCard

Aunque por ahora este tipo de webs no son muy frecuentes más allá de países del Este, es destacable el intento por parte de la poderosa industria musical de bloquear las fuentes de financiación de las webs con enlaces a contenidos externos. No es la primera vez que se pone en contacto con compañías como MasterCard o Visa para frenar lo que considera infracciones del copyright.

Hace casi un año nos hicimos eco de la petición de la industria cultural a MasterCard para que evitase el pago de cuentas premium de Megaupload con sus tarjetas de crédito. Megaupload no tardó en contestar con rotunidad afirmando que "si MasterCard se vuelve contra Megaupload, ellos tendrán un problema", en referencia a la cantidad de usuarios con que cuenta el servicio de alojamiento de archivos, la gran mayoría de los cuales no infringen los derechos de autor.

El servicio de pagos, ante los suculentos ingresos que consigue con operaciones con Megaupload, finalmente reculó. No sucedió lo mismo con la financiación a WikiLeaks, la página que ha publicado miles de documentos secretos y comprometedores de entre otros la política de Estados Unidos, y cuyos pagos decidió suspender.