Nokia, la resurrección del ave fénix

Nokia, la resurrección del ave fénix

Redacción

La llegada de Windows Phone a Nokia servirá para relanzar al fabricante finlandés en el sector de la telefonía móvil. La nueva gama de móviles Lumia fue presentada en el día de ayer y las primeras impresiones dejadas por el terminal apuntan a que servirá como gran espaldarazo para Nokia.

El año 2011 no será recordado como el mejor para Nokia. El fuerte crecimiento de Apple con su iPhone y el auge de los móviles Android han restado protagonismo a una compañía acostumbrada a estar en lo más alto del sector móvil desde sus inicios. Tras la frustrada apuesta por MeeGo, Nokia debía buscar una salida que le permitiese seguir compitiendo con el alto nivel que exige el mercado y parece haberla encontrado al estrechar la mano de Microsoft.

La alianza con el gigante estadounidense para incluir la plataforma Windows Phone en sus próximos terminales apunta a todo un acierto y un sople de aire fresco para los productos de Nokia. Además, el desarrollo de nuevos móviles más potentes desde el punto de vista técnico ajustados a un precio por debajo del que ofrecen sus rivales unido a la gran aceptación que goza el fabricante indican que Nokia podría estar de vuelta al camino del éxito.

Las primeras impresiones dejadas por el abanderado de la nueva generación de smartphones de la compañía escandinava, el Nokia Lumia 800, así lo confirman. Nuestros compañeros de Movilzona.es han realizado la primera prueba al terminal en el Nokia World 2011 de Londres y las sensaciones han sido muy positivas.

Innovación y máximo rendimiento

La innovación que propone el terminal va más allá de las ventajas que ofrece Windows Phone. Para empezar se trata de un móvil que rompe en lo estético con lo ofrecido por el fabricante, otorgando gran comodidad para su manejo. Su pantalla AMOLED de 3,7 pulgadas cuenta con la tecnología Clear Back, pero su potencia interna aportará un gran rendimiento al móvil.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2011/10/NOKIA-LUMIA-800-PRUEBA.jpg

Su procesador vuela hasta los 1,4 GHz, acompañado de 512 MB de memoria RAM, permite una fluidez total en el móvil. De hecho, se puede afirmar que la rapidez en su funcionamiento no se había visto por el momento en ningún otro terminal de la compañía, lo que es sin duda un acierto. Su cámara de 8 megapíxeles tampoco se queda atrás, capaz de grabar vídeo en calidad HD y de tomar instantáneas en ambientes con poca luz. Asimismo, el Nokia Lumia 800 nos ofrece las máximas posibilidades de conexión a Internet y en el próximo año saldrá un modelo con acceso 4G.

A estas características hay que unirle el surtido de nuevas aplicaciones que llegarán a los dispositivos Nokia de la mano de Microsoft y Windows Phone. Tampoco debemos olvidar su precio, ajustado al máximo en relación con su calidad: 420 euros en el mercado libre. Por todo ello, parece Nokia volverá a despegar en su sector preferido, dejando atrás unos meses para el olvido en los que a buen seguro ha aprendido de la experiencia y recibiendo a partir de ahora con los brazos abiertos a tiempos mejores.