Facebook pretende rastrear a los usuarios que no están registrados en la red social

La red social por excelencia, Facebook, vuelve a hacer un movimiento no exento de polémica. Con el fin de acaparar un mayor número de usuarios atrayendo a quienes aún no están registrados en la plataforma, la red social ha solicitado una patente que permitiría rastrear la actividad de los internautas que no tengan una cuenta activa.

Facebook quiere seguir creciendo y parece dispuesta a todo con tal de conseguirlo. La red social, a la que siempre le ha perseguido la controversia por contar con unas políticas de privacidad poco claras con sus propios usuarios, ha movido ficha para enganchar a quienes aún no tienen una cuenta registrada.

Así lo ha revelado un investigador, que asegura que Facebook ha solicitado una patente para perseguir tanto a sus usuarios (incluso cuanto no estén loggeados) como a aquellos que ni siquiera han tramitado su alta en la red social. Recordemos que hace unas semanas se conocía que Facebook rastreaba las actividades de sus usuarios incluso cuando habían cerrado sesión y visitaba sitios ajenos a la red social que contaban con el plugin de Facebook. Tras las disculpas se achacó a un fallo técnico este problema.

Ahora se descubre que la compañía estaría intentando conseguir una patente que permite realizar prescisamente este seguimiento del que parecía ajena. Facebook señala que por ahora es una solicitud, pero poco cambia respecto a los polémicos planes, puesto que el método propuesto en la solicitud también propondría el rastreo de la actividad fuera de Facebook de internautas que no tienen perfil en la red social.

Controversia en torno a Facebook

Una nueva polémica brindada por Facebook parece, por tanto, servida. Entre su historial encontramos cómo el pasado año se señaló su contribución directa con aplicaciones desarrolladas por terceros para la red social que recolectaban datos de usuarios. Este mismo año la compañía de seguridad informática Symantec afirmó que millones de datos habrían sido filtrados desde la red social en los últimos años a un buen número de empresas debido a un fallo en su sistema de seguridad. Asimismo, la empresa de Mark Zuckerberg reconoció meses atrás que había difundido informaciones falsas para ensuciar la imagen de su rival Google.

Por otro lado, las últimas críticas que han llegado a la red social se produjeron cuando un mes atrás optó por cambiar su forma de actualizaciones suscribiendo a todos los usuarios a toda actividad que realizan sus contactos. Esto ha provocado que los usuarios puedan ver lo que hacen en todo momento sus contactos pero no permite que se bloquee que éstos hagan lo propio con su actividad en la red social, lo que muchos consideran un ataque contra la intimidad.