¿Son los videojuegos una adicción a tratar en el Plan Nacional sobre Drogas? Para el PSOE, sí

"Adicción sin sustancia". Así puede ser calificado el empleo excesivo de videojuegos en caso de que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba se imponga en las Elecciones Generales del próximo 20 de noviembre e incluya esta forma de ocio y entretenimiento dentro del Plan Nacional sobre Drogas.

Nuestro portal especializado en videojuegos, Gamerzona.com, informa sobre la polémica propuesta incluida en el programa electoral del PSOE de cara a los comicios que se celebrarán en apenas un mes. De nuevo el uso de videojuegos como actividad de ocio vuelve a mezclarse con términos que están muy alejados de lo que propone este sector. Si en los últimos meses vimos cómo se intentó relacionar su empleo con sucesos violentos como los disturbios de Londres o la matanza de Noruega, en esta ocasión el partido aspirante a renovar su mandato lo hace con las drogas.

En opinión de la formación política, los videojuegos e Internet son causantes de "adicciones sin sustancia". "Del mismo modo, debemos plantear también la ampliación de competencias del propio Plan Nacional sobre Drogas, a fin de poder abordar el reto de las adicciones sin sustancia (ludopatía, nuevas tecnologías, la Red, videojuegos, etc)", explica el PSOE en su programa.

La Red no ha tardado en reaccionar y son numerosas las críticas a este planteamiento en torno a esta forma de entretenimiento que incluso ha sido calificada como cultura por el propio Partido Socialista, cuando en 2009 pasó a considerar su industria como bien cultural, opinión respaldada por el principal partido en la oposición, el PP, que también le ha apoyado en otras propuestas en torno a la Red como la polémica Ley Sinde.

No se puede negar que los videojuegos podrían generar una adicción, pero de ahí a poner los excepcionales casos en comparación con la ludopatía e incluirlos dentro del Plan Nacional sobre Drogas ha parecido un tanto exagerado. Además, numerosos usuarios y medios han criticado con dureza que la única aparición del término "videojuegos" aparezca en el programa de uno de los dos partidos más votados en nuestro país únicamente para relacionarla con drogas y no en nuevas propuestas sobre tecnología o cultura.

La industria del videojuego aporta un buen número de empleos en los países donde está instaurada. En España, aunque en estos momentos se echa en falta una inversión que provenga de dentro de nuestras fronteras, hay un largo historial de desarrolladoras, que tuvieron un auge espectacular en los años 80 pero que entraron en barrena en las décadas posteriores salvo contadas excepciones como Commandos o el más reciente Castlevania. Teniendo en cuenta el apogeo del sector y los beneficios que aporta, ¿no ensucia de forma gratuita su imagen comparar su empleo con el de adicciones a drogas?

¿Qué opinión te merece esta propuesta del PSOE? Te animamos a participar a través de tus comentarios o visitando los Foros de Gamerzona.com.