Internet Explorer cae en picado por debajo del 40% de cuota de mercado

La hegemonía de Internet Explorer como navegador de referencia es cada vez menos intensa ante el empuje de sus rivales. El último informe señala que la cuota de mercado del navegador de Microsoft se ha situado por primera vez desde que se auditan estos resultados por debajo del 40%.

Los usuarios cada vez se decantan más por otros navegadores al margen de Internet Explorer. Esta tendencia mostrada en el último año se ha intensificado en los últimos meses y hace tambalear el trono en el que se asentaba el programa de Microsoft desde la masificación en el uso de la Red. A pesar de ser el navegador incluido de serie con los sistemas operativos de la firma estadounidense, Mozilla Firefox y Google Chrome podrían acabar con su reinado a medio plazo.

Según leemos en Softzone.es, el último informe de Statcounter sitúa la cuota de mercado de IE por debajo del 40%. Este hecho se produce por primera vez desde que se registra el uso de navegadores en Internet y es muy significativo al confirmar la fuerte caída del navegador de Microsoft.

Pero si el fuerte descenso en el uso de la aplicación de Microsoft llama la atención, no es menos importante el impresionante aumento en la utilización de Google Chrome. Los últimos resultados apuntan a que uno de cada cuatro usuarios ya utiliza el navegador de Google. Su cuota de mercado se quedaría a tan sólo tres puntos del segundo navegador de la Red, Firefox. Al navegador de la Fundación Mozilla le podría relevar Chrome en la segunda posición que ostenta desde hace años en apenas unos meses ya que el 28% de la cuota de mercado que tiene no parece suficiente ante el fuerte empuje del navegador de los de Mountain View.

No obstante, los datos aportados por Statcounter contrastan con los señalados por otros medidores como Netmarketshare. Según esta última compañía, la utilización de Internet Explorer alcanzaría en estos momentos el 53% mientras que la distancia entre Firefox y Chrome sería mayor al contar el primero con un 21% de cuota de mercado y el navegador de Google con un 13%.

En cualquier caso, la guerra de los navegadores no está ni mucho menos decidida. La velocidad en la carga de páginas y la sencillez al margen de los plugins desarrollados para complementarlos, son las grandes bazas de las alternativas a Internet Explorer. Con este panorama la pregunta que cabe plantearse es cuándo conseguirán acabar con el liderato de Internet Explorer.