La banda ancha universal de 1 mega, aprobada en España

La banda ancha universal de 1 mega, aprobada en España

Redacción

Con un retraso que se puede contabilizar por meses desde que fuese anunciada, el Gobierno ha aprobado el proyecto de ley que modifica la actual Ley General de Telecomunicaciones y que permite la incorporación de la banda ancha de 1 mega al servicio universal.

Después de varios meses sin tener apenas noticias sobre la anunciada banda ancha universal, el pasado viernes quedó certificada en el Consejo de Ministros, como leemos en CincoDías. Concretamente, era a mediados del pasado año cuando el Gobierno anunciaba las condiciones de la banda ancha dentro del servicio universal: una velocidad de mínima de 1 Mbps / 256 Kbps cobertura del 99% en el territorio nacional y un coste máximo de 25 euros mensuales.

Por entonces se fijó el 31 de diciembre de 2010 como la fecha tope en la que quedaría aprobada la incorporación de la banda ancha a este servicio universal, pero el Gobierno supeditó su aprobación a la Ley de Economía Sostenible, que no se aprobó hasta febrero de este año. A partir de ahora el Ministerio de Industria tendrá que preparar las licitaciones para sacar a concurso el servicio universal en un plazo máximo de 3 meses. En este periodo se presentarán los operadores interesados y será entonces cuando finalice este dilatado proceso.

Desde la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ya se anticipó que este proceso es de gran complejidad y que necesitará "los correspondientes estudios previos y periodos de consulta posteriores" para que quede bien definido el marco de las licitaciones y se fijen "ámbitos territoriales adecuados, los paquetes de servicios y la previsible demanda en base a un precio asequible definido".

Por otro lado, el proyecto de ley fomenta las inversiones en el despliegue de redes de nueva generación tanto fijas como móviles. El objetivo es que se mejore la velocidad de acceso a Internet de los ciudadanos permitiendo conexiones de 100 Mbps. Además, se señala que la CMT debe tener en cuenta el riesgo inversor de los operadores a la hora de imponer obligaciones y condiciones de acceso a las redes.

Igualmente, el Gobierno ha destacado que las modificaciones introducidas en el aprobado proyecto de ley refuerzan los derechos de los usuarios y su protección. Los usuarios tendrán derecho a recibir mayor información sobre las características y condiciones de los servicios y sobre la calidad con que se prestan. Otro aspecto a destacar es la obligación de realizar la portabilidad en el plazo de un día, aunque aún no se ha articulado la forma en la que se realizará este proceso en este reducido periodo.